Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Qué es Google Classroom y cómo funciona esta plataforma

10 min

Google Classroom es la aplicación de Google para la educación a distancia que promete llevar a Internet una experiencia similar a las clases presenciales


Google Classroom es la plataforma educativa de Google de la que debes saber cómo funciona para sacarle partido, ya que surge con la propuesta ambiciosa de recrear al máximo la experiencia de la educación presencial.

El mundo cambia en todos los aspectos gracias a los nuevos avances tecnológicos. Como sabes, la tecnología se mete también en la educación. ¿Quieres saber qué es Google Classroom? En términos generales, esta aplicación ya era usada por muchos colegios, institutos y centros de formación que empleaban enseñanzas innovadoras. Pero, además, en los últimos meses, su uso se ha disparado muchísimo.

Qué es Google Classroom y cómo funciona

Google Classroom es, básicamente, una herramienta de Google que esta compañía ofrece de manera gratuita a todos sus usuarios. Es una buena forma de que exista comunicación entre el alumnado y el profesorado de diferentes niveles educativos.

A través de ella, se pueden gestionar clases, clasificar tipologías de aulas y enseñanzas, ofrecer funciones, mandar ejercicios o disponer tareas de refuerzo o ampliación para aquellos estudiantes que las necesiten.

Para qué sirve y cómo utilizar Google Classroom

Las ventajas de Google Classroom no paran de crecer. Cuantos más usuarios tiene, más se le exige y más opciones se han llegado a conseguir a través de su uso. Como está funcionando para muchas personas, cada vez son más aquellas que, como tú, quieren conocer bien cómo funciona Google Classroom y si pueden aplicarlo a su sistema de enseñanza y aprendizaje. Por eso, es importante determinar hasta dónde puede ayudarte.

Estudiar gracias a YouTube

Cuándo se creó Google Classroom

La plataforma Google Classroom existe desde el año 2014. Entonces apenas se utilizaba. Su creación fue pensada única y exclusivamente para el entorno educativo. De esta manera, sus ajustes y modificaciones siempre han sido pensados también para favorecer este ámbito.

Puedes beneficiarte de todos sus progresos e incluso contribuir a que se realicen más cambios a través de tu experiencia y la puntuación y comentarios que le ofrezcas a la herramienta tras tu vivencia como usuario. Gracias a esto, sus modificaciones han servido para ampliar y mejorar los servicios educativos en el entorno cibernético.

Qué necesitas para utilizar la plataforma de Google Classroom

Prácticamente lo único que necesitas para utilizar la plataforma Google Classroom es un buen acceso a Internet. Después, también necesitas una cuenta de Google, que seguro que ya tienes si cuentas con un smartphone y con una cuenta de Gmail asociada.

Puedes utilizar esa y puedes elegir no mostrarla, para que nadie tenga que conocer tu dirección personal. De esta manera, no tendrás que hacerte un usuario nuevo solo para este servicio.

Qué dispositivos electrónicos puedes utilizar para acceder a Google Classroom

Considerando que los hábitos de consumo de Internet también están cambiando, la elección de dispositivos para estudiar online también. Tengamos en cuenta que los jóvenes no navegan desde los mismos dispositivos que las personas adultas para asistir, por ejemplo, a una universidad a distancia.

Mientras que los adultos de mediana edad continúan prefiriendo el ordenador para consultar todo tipo de información cibernética, los niños y adolescentes más jóvenes cada vez emplean menos los ordenadores y los portátiles. Las tabletas y los móviles se han adueñado de su consumo.

Por esta razón, es importante que tengas en cuenta que si ofreces o quieres recibir clases con la plataforma gratuita para el uso educativo de Google, también vas a poder beneficiarte del hecho de que Google Classroom se puede usar desde cualquier dispositivo.

Solo necesitarás lo que has leído ya anteriormente: una cuenta de Gmail que te identifique dentro de la plataforma y acceso a Internet que te permita navegar por los contenidos.

Vías para acceder a Google Classroom

El acceso es muy sencillo. Ten en cuenta que está pensado para cualquier nivel educativo. Hay escuelas infantiles que trabajan ya con este tipo de herramienta gratuita. Por eso, su ubicación es sencilla y puedes localizarla de manera fácil desde el ordenador, la tableta o el teléfono móvil.

Normalmente, todos los iconos de Google se encuentran agrupados. Abriendo el navegador en un ordenador, arriba a la derecha cuando abres Google. O bien desde el móvil o tableta, en una carpeta propia de Google, en donde también está Gmail, Hangout, Contactos, etc...

Accedes desde ahí al icono de Classroom, que identificarás por ser una pizarra verde, como las de toda la vida, con un icono de una persona dentro pintada en tiza.

Al hacer esto, te saltará una ventana emergente. Como siempre que quieras usar alguna aplicación de Google, debes identificarte. Dando por hecho que ¡ tienes guardado tu usuario y contraseña o varios usuarios y contraseñas, será en este momento en el que tengas que elegir el usuario de Gmail con el que quieres acceder. Ten en cuenta que debe ser aquel usuario que haya sido matriculado en el contenido académico que vas a visitar.

Tanto si eres profesor como estudiante, una vez estés dentro, podrás crear o apuntarte a una clase. Aparece un símbolo más (+) con estas dos opciones.

Una vez ya estés apuntado a una clase, tus clases aparecerán en el panel de control principal, con el menú de inicio. Suponiendo que lo que haces es crear un aula, tendrás que ponerle nombre a la clase. El resto de datos son complementarios, pero ayudan a encontrar materia, tipología, etc.

Desde tu tablón principal, podrás acceder, a partir del momento en el que hayas creado la clase o que te hayas apuntado a clases, a todo tu contenido. Te aparecerá siempre actualizado cada vez que entres a la página.

Además, si eres profesor, podrás crear tareas, cuestionarios a modo de exámenes, preguntas para generar dudas o debates, añadir materiales o volver a publicar contenidos anteriores.

Por supuesto, también puedes ordenar todos estos contenidos creando nuevos temas, que colocarás en las materias que correspondan, pudiendo tener un sinfín de materias abiertas para todos tus alumnos.

Normalmente, no es aconsejable que acumules muchos temas en el tablón de anuncios, por comodidad. Cuando los temas o los cursos acaben, es mejor que los deshabilites para tus alumnos. A pesar de esto, tú podrás volver a utilizarlos y reactivarlos en el futuro.

Cómo se controla la asistencia a clases mediante Google Classroom

Obviamente, como en cualquier curso tradicional presencial, los alumnos deben estar matriculados. Por eso, tanto si eres profesor como estudiante, tienes que tener una cuenta en Google que te identifique.

Gracias a ella, se puede saber si estás o no conectado, qué documentos has mirado o simplemente a cuáles tienes acceso. ¿Eres profesor? Entonces puedes añadir a más alumnos en el apartado de "Personas".

Desde ahí, también podrás gestionar y controlar todas las personas que asisten a las clases que has habilitado. Otra ventaja de Google Classroom es que no solo te permite añadir alumnado, sino que se puede contar con varios profesores. Esta opción es muy beneficiosa para niveles universitarios, en donde sucede habitualmente que una misma asignatura es impartida por varios docentes.

Sin embargo, también sirve para que, a niveles medios o primarios, los alumnos puedan tener clases especiales con otros profesionales. Funcionaría a modo de visitas extraescolares o actividad complementaria.

Por ejemplo, en una clase de Literatura, podrías dejar que un escritor tenga acceso a subir contenido especial para generar un ejercicio concreto, como un taller literario o un debate en directo sobre cuestiones literarias.

Además, también puedes ver de manera muy visual y rápida toda la información sobre los alumnos. Por ejemplo, puedes controlar y anotar las calificaciones y notas que han obtenido en los test y ejercicios que hayas subido a los temas. Así, podrás comprobar su evolución y el grado de adquisición en general de todos los estudiantes matriculados.

Cómo se pueden consultar dudas en Google Classroom

Como si de una clase normal se tratase, si tienes dudas o algo que comentar, puedes seguir haciéndolo. La aplicación incluye un sistema de comunicación muy simple que puede utilizar cualquier usuario a tiempo real o para que la duda sea contestada cuando el usuario se conecte.

Consultar dudas que se realizan en una clase presencial, con hora y día fijados, tendrá que hacerse en el momento de la clase, o si no, se aguarda en la propia plataforma para que se pueda resolver más tarde.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones, Google Classroom tan solo es una herramienta complementaria. Esto no limita el uso de otro tipo de métodos. Por ejemplo, clases habituales, plataformas de Intranet, correo propio del centro educativo, etc.

Cómo puedes sacarle partido y qué trucos para Google Classroom tienes que conocer

No cabe duda de que las características de Google Classroom son interminables. Sobre todo, gracias a que es una plataforma que se usa mucho. Esto se debe también a su continua modificación, siempre a favor de los usuarios y teniendo en cuenta lo que estos consideran necesario para gestionar sus clases. El sistema educativo que pretende la plataforma integra las necesidades y gustos de los docentes y de los estudiantes.

Por esta razón, cada vez son más personas las que reclaman su uso, independientemente de su posición dentro de la educación. Si eres estudiante, te será muy cómodo poder acceder a clases desde tu propia casa, tener los contenidos siempre disponibles a mano y no gastar dinero en el acceso a los materiales. Siendo docente, te será muy fácil acceder a los trabajos propuestos y generar de manera global los contenidos de cada tema.

Google Classroom permite recibir u ofrecer clases completamente a distancia

Esta plataforma permite las clases 100% en modalidad en línea. Esto es beneficioso para muchos colectivos, sobre todo de niveles educativos elevados (formación profesional o enseñanza universitaria).

Además, siempre puedes decidirte a combinar ambas modalidades. Es muy beneficioso utilizar la plataforma para distribuir contenidos: dar clases con horas determinadas y de manera virtual, pero combinar también otros materiales de contenido libre al que se pueda acceder en cualquier momento.

También permite solicitar o asignar documentos específicos

No cabe duda de que una de las mejores cosas de este tipo de herramientas para la enseñanza es el hecho de poder generar un mismo contenido para que sea visto por muchos usuarios.

Sin embargo, si eres profesor, puedes querer generar contenidos específicos para alumnos que veas que necesitan refuerzo o ampliación. Como con cualquier otro método educativo, también puedes hacer esto con Google Classroom sin problema.

Si eres estudiante, tal vez te apetezca ampliar por ti mismo los conocimientos sobre algunas tareas o sobre algún aspecto tratado en los temas colgados en la plataforma a los que tienes acceso. En este sentido, podrás comunicarte con el docente desde la propia plataforma para que este te proporcione aquellos contenidos de ampliación o refuerzo que considere necesarios u oportunos. Los recibirás de manera individual en la misma.

Trabajar de forma rápida con Google Classroom

Como ya has ido viendo en los diferentes apartados que tienen en cuenta las características y las ventajas de Google Classroom, su plataforma permite trabajar de manera rápida y sencilla para usuarios de todas las edades y experiencias informáticas.

Sobre todo si eres profesor y tienes a muchos alumnos a tu cargo y también si son alumnos matriculados en la misma materia, esta herramienta te ayudará mucho a ahorrar tiempo.

Pero, además de poder generar contenidos a gran escala y para muchas personas, la aplicación te permite generar estructuras automáticas en tus contenidos. Con ellas, los recursos estarán configurados de manera mucho más rápida y solo tendrás que seleccionarlos. Esto te facilitará mucho el uso que hagas de esta plataforma desde dispositivos más pequeños, como tabletas y móviles.

Si eres profesor, esto te permitirá mucha libertad. Una vez hayas generado ya las estructuras automáticas, podrás estar fuera de casa o de viaje y mantener actualizados los contenidos e ir habilitando aquellos que te interesen, o nuevos recursos que hayas subido anteriormente a la plataforma.

Será muy sencillo hacer esto desde tu móvil o desde un dispositivo al que no estés acostumbrado. A pesar de esta flexibilidad, para adjuntar archivos y ampliar materia, continúa siendo recomendable usar el PC, por rapidez y eficacia.

Ahora que ya sabes qué es Google Classroom, ¿a qué esperas para empezar a usarlo?

Su uso continuo va a generarte dudas que tú mismo puedes ir solventando. Seguro que poco a poco te gustará usarlo desde el punto de vista del profesor, pero también aprovechar todas las ventajas que te puede ofrecer estas aulas en línea o en modalidad mixta para continuar estudiando y mejorando en temas que te gusten.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!