Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

¿Cuánto cuesta hornear una pizza en casa? ¡Te lo contamos!

12 min

A menos que tengas un horno de leña de verdad de la buena, hornear una pizza en casa impacta en tu factura de la luz. Entra y descubre cuánto cuesta y si te compensa más pedirla a domicilio


Ante la duda de si te sale mejor hacer una pizza en casa o pedirla, esta semana te responderemos que DEPENDE. ¿Y de qué depende? De si eres o no cliente de Yoigo. Si eres de Yoigo, este martes 27 de agosto te toca un Requetemartes para chuparse los dedos, porque regalamos 10.000 pizzas medianas de Telepizza. Si no eres de Yoigo, sigue leyendo para descubrir si te compensa más hornear una pizza en casa o pedírtela en un restaurante.

La puedes conseguir aquí. ¡Date prizza! ¡Que se agotan!

Antes de preguntarte ¿cuánto cuesta hornear una pizza? quizá debas empezar por averiguar cuánto cuesta una hora de horno. Esto es básico por tres razones fundamentales: todos los hornos no son iguales, todas las pizzas no son iguales, y tu horno -que como bien sabes tiene un corazón muy cálido-no hace distinciones entre una pizza o una pata de cordero, así que sabiendo cuánto cuesta una hora de horno, podrás estimar cuánto cuesta preparar la pizza o lo que se te antoje en casa-

¿Y para qué querríamos saber esto? Pues porque ahorrar no sólo es un asunto económico, sino ecológico, y de vez en cuando la culpa nos ataca al sospechar que nuestras ansias de pepperoni igual están ayudando a que los polos se derritan.

Lo cierto es que hay un mito que dice que es más caro cocinar una pizza en casa que pedirla a domicilio. También depende de qué domicilio estamos hablando, porque nunca va a ser lo mismo pedir una pizza a alguna pizzería de tu barrio o pedirla a una franquicia de pizzería sabiendo aprovechar sus ofertas y promociones que pretender que te la traigan con un show digno de Diverxo. Por eso en este artículo vamos a intentar sacarte de dudas, que de la tentación de la pizza te tendrás que sacar tú solo/a.

Los tipos de hornos que existen

Para empezar vamos a hablarte de todos los tipos de horno que hay o, por lo menos, de los más comunes.

Hornos independientes convencionales

Para que te hagas una idea rápida este horno es el de toda la vida, en el que nuestras abuelas nos hacían ricas galletas los domingos. Su funcionamiento es a base de una resistencia en la parte de arriba del horno y otra en la parte de abajo. Suele tener las siguientes funciones: calentar solo en la parte superior que se suele usar para gratinar, calentar solo en la parte inferior o la combinación de las dos.

Las personas que optan por él suelen elegirlo por lo fácil y lo cómodo que es de utilizar y por su precio, ya que suele ser muy competitivo. Recomendaríamos este horno a personas que solo lo vayan a utilizar para calentar o hacer cocciones sencillas, es una buena alternativa si no te emociona mucho cocinar pero no tienes que preparar cantidades como para dar de comer a tres colegios.

Horno de gas

Son muy eficientes si hablamos de energía comparados con los hornos que van conectados a la electricidad pero es verdad que suele ser poco común verlos en una vivienda. Su precio es bastante elevado y no mucha gente quiere gastarse ese dinero en un principio, aunque tienes que saber que a la larga suelen suponer un ahorro si en tu casa se utiliza bastante el horno.

Su mayor diferencia con otro tipo de hornos es que produce mucha más humedad a la hora de cocinar, eso consigue que los alimentos no se sequen y que queden mucho más jugosos. Aunque te suene raro, este tipo de hornos son más eco-friendly que los eléctricos.

Hornos independientes multifunción

Además de las funciones que tienen los hornos convencionales los hornos multifunción también tienen un ventilador en la parte de atrás del aparato. ¿Qué significa esto? Pues que en estos hornos el aire se distribuye por todo el hueco y así los alimentos que quieras cocinar se harán de una manera mucho más uniforme. Además, como ventaja extra podrás cocinar dos platos a la vez sin ningún tipo de problema.

¿Para quién es recomendable? Para familias de más de 3 miembros y que lo utilicen por lo menos 3 veces por semana, ya que le sacarán mucho partido al poder realizar más de una comida a la vez y será más común que el horno esté más lleno. Que tampoco pasa nada si vives solo y comes lo mismo que una familia de más de tres miembros, te puedes comprar este horno. Y una báscula.

En este tipo de hornos hay muchas opciones estéticas y funcionales, por ejemplo hay algunos que se pueden programar para que empiecen a cocinar a una hora determinada o también existen algunos que en vez de abrir la puerta hacia abajo abre de manera lateral.

Hornos independientes multifunción pirolíticos

No, el pirolítico no es ningún período de la historia de la humanidad que involucre fuego y un mamut. Es una terminología que tiene que ver con la altísima temperatura que puede alcanzar un horno. Si vas a utilizar mucho el horno y quieres que esté siempre perfecto o no tienes mucho tiempo para pararte a limpiarlo, esta alternativa es una buena opción para ti. La pirólisis es una función que trata de calentar el horno a nada más y nada menos que 500 ºC para poder carbonizar y quemar toda la suciedad que haya, una vez hayas utilizado esta función solo tendrás que pasar un paño y quedará como si lo acabaras de comprar. Cuidado con la pizza y la pirólisis, que igual te quedas sin cenar.

Hornos multifunción pirolíticos con vapor y microondas

La joya de la corona y el sueño más hot para los amantes del "más es mejor". Muchas ruedecillas, iconos y botones dejan claro de primeras que estos hornos son una opción muy completa que es interesante valorar. Tienen muchas funciones, pero también consumen mucho. Así que, tenemos que decir que estos hornos están recomendados solo para cocinas profesionales ya que, además del factor contaminante, su tamaño suele ser bastante grande y el gasto energético mayor que el del resto.

Hornos independientes multifunción hydroclean

Es otro tipo de horno pensado para que la limpieza sea mucho más sencilla y más cómoda. ¿Cómo se hace? La función te permite echar un vaso de agua de 300 mililitros al horno y que el solo 25 minutos el horno esté perfectamente limpio. Ojalá mudarte a un piso hydroclean, todo él, y olvidarte para siempre de la fregona, ¿no? Después de haber utilizado la opción hydroclean como con la pirólisis solo necesitarás pasar un paño.

Hornos de vapor

La función vapor te va a venir muy bien para realizar los mejores asados para tus invitados, los alimentos te quedarán igual de jugosos y crujientes por fuera, igual que en una cocina profesional. Parece que te lo estamos vendiendo y, de alguna manera, es así, pues este tipo de hornos tienen las mismas funciones que los que ya hemos comentado, aunque aparte también podrás calentar platos que ya has cocinado el día anterior y con el vapor no se secarán, el final de la pechuga de pollo chancla, vaya. Por supuesto, si quieres tener un horno que solo tenga la función de cocinar a vapor cuentas con opciones en el mercado, su precio suele ser moderado y posiblemente no sea la mejor opción para calentar pizzas.

Hornos de sobremesa

Si no tienes mucho espacio en tu cocina o simplemente quieres evitarte la instalación de un horno, puedes optar por los hornos de sobremesa. Los hay de diferentes medidas, algunos incluso serán igual de tamaño que los que van encastrados. Están recomendados para personas que vivan solas o para parejas, o también si tienes una casa de vacaciones a la que no acudes mucho es una opción que deberías tener en cuenta. Eso sí, ojito al mantenimiento de tu horno de tu sobremesa, porque sus materiales lo hacen especialmente propenso a acumular grasa, costras quemadas y otras formas de suciedad dignas de estudio. Ojito también a su consumo, que algunos son verdaderas máquinas devoradoras de vatios.

Cuánto cuesta usar el horno

Ahora vamos a la gran pregunta, escucharás muchas veces por ahí que pedir una pizza a cualquier sitio es más barato que cocinarla en casa. Pues ya te decimos que esto no es necesariamente verdad, que muchas veces hacer una pizza en casa puede salir más económico que pedirla a domicilio. Por supuesto, hablamos de una pizza de precio medio aproximado: 15 euros el tamaño mediano. Si encuentras promociones, chollos o el gasto será compartido entre varios comensales, quizá sí que te salga a cuenta pedirla en lugar de hornearla en casa. En fin, hablemos de la electricidad que pueden llegar a consumir los hornos más frecuentes.

La electricidad que consumen los hornos

Muchas veces, la factura de la luz puede llegar a darnos algún susto y ya da más miedo abrir ese sobre que tirar el anillo único al Monte del Destino. Pero seguro que te has preguntado cuánto consumen los electrodomésticos que tienes en tu cocina. Pues tienes que saber que aproximadamente más de 50% del consumo de la luz en tu casa les corresponde a ellos. Da igual si crees que los utilizas poco o mucho, siempre consumen unas cantidades muy altas de electricidad. Incluso algunos de ellos consumen electricidad si se mantienen enchufados, aunque sea en reposo.

Claro, que también hay que pensar que los electrodomésticos los usamos a diario, si lo piensas seguro que no hay ningún día en el que no los utilices. Por ejemplo, la nevera siempre está enchufada, el café que te haces todos los días, el lavavajillas, etc.

Ahora bien, ¿cuánto consume el horno? ¿Nos influye mucho en la factura de la luz? Pues para que salgas de dudas en el caso de este electrodoméstico en concreto el horno suele suponer un consumo de un 8,3%, es uno de los electrodomésticos que más consume de toda la estancia, partiendo de la base de que vives en una vivienda estándar y tienes electrodomésticos estándar, no aplica si vives en un casoplón con una cocina industrial, cámara frigorífica y un acelerador de partículas escondido en tu sótano.

Hay que tener en cuenta que un horno normal el consumo que realiza suele estar entre los 800 y los 1200Wh, y que por culpa de las temperaturas que queremos que alcance la energía que necesita es bastante. Eso sí, hay formas de usarlo para que su consumo sea mucho más eficiente, te lo contaremos un poco más adelante.

Cuánto cuesta cocinar al horno

El dinero que te cueste usar el horno al mes va a depender de cuantas veces lo utilices y la forma en la que lo hagas. Te vamos a contar cuánto pueden costar algunos alimentos que son muy habituales cocinar de esta forma y en este electrodoméstico. Para este ejercicio iremos a un modelo de horno convencional y la tarifa de luz más baja que hemos encontrado en un comparador.

- Pizza: se cocina durante 20 minutos y su coste estimado es 3 céntimos (si consigues un chollo mejor a domicilio, ¡avísanos!). Esto, por supuesto, es una generalización sin tener en cuenta que algún restaurante te ofrezca una carta gourmet, un showcooking, o el coste evidente de emplear sus instalaciones para disfrutar de tu pizza.

- Asado de carne: si se cocina durante 2 horas su coste es de 22 céntimos.

- Pescado: se suele cocinar durante 20 minutos e igual que la pizza su coste es de 3 céntimos.

- Bizcocho: tardamos lo mismo que con la pizza y el pescado, 20 minutos y cuesta 3 céntimos.

Teniendo estos datos tú mismo vas a poder calcular cuánto te puede costar cocinar al horno depende de las veces que lo utilices. Para hacer una pequeña estimación te vamos a poner un ejemplo: si cocinas a la semana 1 asado, 1 pescado al horno, 1 pizza y 1 bizcocho eso te va a costar 31 céntimos a la semana, que al mes te costará 1,24 € y al año 14,88 €.

Trucos para ahorrar en la factura de la luz con el horno

Ahora vamos a darte algunos consejos que te van a ayudar a reducir tu factura de la luz, un dinero extra siempre viene bien y, ya de paso, ayudas a jorobar menos el ambiente, que es igual e incluso más importante que ahorrarte unos centimillos.

Aprovecha la capacidad

Para no malgastar la energía una vez ya hayas encendido el horno puedes cocinar varios alimentos a la vez. Por ejemplo, si estás haciendo un asado de carne, aprovecha para hacer al mismo tiempo las verduras que vayas a poner de guarnición en tu receta. Así, tu factura de la luz será menor.

Cuidado con el tiempo de encendido

Es muy común en cualquier casa precalentar el horno cada vez que lo vamos a usar, pero la verdad es que no siempre es necesario y es un gasto de energía que te puedes ahorrar. Precalienta el horno solo cuando la receta te lo especifique o los alimentos que vayas a cocinar lo necesiten.

Elige bien tus moldes

Parece una tontería, pero el color de los moldes que tengas en tu despensa te puede ayudar a ahorrar unos céntimos en tu factura de la luz. ¿Por qué? Porque los moldes de color oscuro o que tengan esmalte absorbe mucho más rápido el calor que procede del horno.

No abras la puerta

Cada vez que abres la puerta para mirar si un alimento está en su punto o si ya se ha terminado de cocer la temperatura del horno baja entre 25 y 50 grados y ya de paso puedes estropear la preparación (la Humanidad ha conocido muchos bizcochos atrofiados por esta forma de tortura). Puedes mirar por la ventana encendiendo la luz, para así no malgastar electricidad.

Desconecta el horno

Por ejemplo, si vas a hacer un asado de carne en tu horno muchas veces con el calor residual puedes apagar el horno antes de que sacar la comida. Diez minutos antes apaga tu electrodoméstico para poder aprovechar al máximo la temperatura que tiene.

Dale importancia a la limpieza

Sí, como lo estás leyendo, tener el horno sucio puedo suponer un consumo mayor de electricidad. Así que, tienes que tener en cuenta que hay que mantener siempre las paredes limpias, así, no malgastarás ni un céntimo de tu cartera.

Mantén siempre la puerta cerrada

Muchas personas cuando acaban de cocinar abren la puerta del horno para que se escape el calor y que se enfríe más rápidamente. Es un error, realizando este gesto las gomas que tiene este electrodoméstico pueden llegar a estropearse y así, el horno te durará menos tiempo del que debería.

Cuánto cuesta cocinar en casa

En resumen, cocinar en el horno en casa no es tan caro si se mira con perspectiva y se hace con cabeza. Tienes que tener en cuenta que para ahorrar en tu factura de la luz lo primero que tienes que hacer es realizar un consumo responsable y eficiente de todos los aparatos que tengas en tu casa, es la mejor manera de poder gastar menos y contaminar menos.

Los consejos que te hemos dado te permitirán usar el horno sin miedo a gastar mucho o sin miedo a que tu factura de la luz aumente, así que, ahora que ya sabes cuánto consume un horno en euros. Empieza a pensar recetas y... ¡A cocinar!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!