Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Entretenimiento

The Crown: la historia 'real' de Inglaterra

7 min

The Crown cuenta década a década la historia de la Reina Isabel II de Inglaterra. ¿Cuánto es verdad y cuánto es ficción en la narrativa de esta serie de Netflix?


The Crown es una de las series de Netflix más populares, no sólo por lo atractivo que resulta meterse de lleno en los pasillos de una de las monarquías más queridas y al mismo tiempo más herméticas de la Europa contemporánea, sino porque es una serie magistralmente llevada, con fotografía, vestuario y actuaciones que le han hecho merecedora de un gran reconocimiento internacional.

Pero, ¿cuánto hay de verdad y cuánto de ficción en esta serie de Netflix? Sabiendo que la mismísima Isabel II admitió haberla visto, todo parece indicar que The Crown es fiel a las vivencias de Su Majestad en buena medida. Así que, al parecer, hemos pasado de vivir en un mundo en el que nadie sabía a ciencia cierta lo que ocurría de puertas para adentro en el Palacio de Buckingham a un mundo en el que, de la mano de Netflix, podemos formarnos una opinión sobre la realeza británica y su impacto en la historia reciente, más allá del tópico amarillista del escándalo de Carlos y Diana.

Aviso Spoiler Alert

The Crown: Secretos de estado al descubierto

La monarquía británica tiene protagonismo más allá de la prensa del corazón, y especialmente lo tuvo en una época de movimientos políticos marcados por la Segunda Guerra Mundial. Este es el punto de partida de The Crown y el nuestro para contarte cosas que ocurrieron de verdad y que están reflejadas en esta serie de Netflix, así como alguna licencia creativa que se han tomado para darle ritmo y emoción al relato.

Primera temporada de The Crown: la militar Isabel asciende al trono como Isabel II

La serie arranca con un Príncipe Felipe renunciando a todos sus títulos y relaciones para poder casarse con Isabel Windsor, la heredera al trono de Inglaterra. Los primeros tiempos de ese matrimonio discurren entre Malta —donde Felipe se encuentra destinado—, algunos viajes oficiales y el nacimiento de sus dos primeros hijos. La enfermedad y muerte del padre de Isabel, el rey Jorge VI, viene a trastocar la realidad de la pareja. Con apenas 25 años, Isabel II se convierte en Reina de Inglaterra y su marido debe quedar en un segundo plano.

La primera temporada de la serie abarca desde 1947 a 1956. En ella se profundiza en los problemas dentro del matrimonio real, así como en la estrecha relación entre la reina y su primer ministro, Winston Churchill.

¿Un hito real como la realeza misma?

Isabel fue parte del Ejército cuando todavía no era Reina de Inglaterra. Sirvió durante la Segunda Guerra Mundial como mecánica y piloto en el Servicio Territorial Auxiliar, a la edad de 19 años, convirtiéndose en la primera (y de momento única) miembro de la familia real británica activa en el Ejército.

Otro aspecto relevante de la serie que viene directamente inspirado en la vida de la Reina, fue la forma en la que supo que su padre había muerto. Si bien es cierto que no hay una confirmación 100% firme de que Isabel haya escrito una carta a su padre pensando que todavía estaba vivo, sí que se conoce que ella no supo de su muerte al instante, sino varios días después.

Felipe, la ameba británica y Margarita, la enamoradiza

"Soy una maldita ameba: el único hombre en Inglaterra al que no se le permite darle el apellido a sus propios hijos", fue una frase de Felipe en la vida real, al hilo de su tremendo -y razonable enfado- por la imposición del apellido Windsor a sus hijos.

Eso sí: algo que aparece en la primera temporada de The Crown y no pasó en la vida real es que el Príncipe Felipe se negase a arrodillarse ante la Reina Isabel II, o que se cubriera de gloria con comentarios inapropiados para los dignatarios keniatas.

Por su parte, la princesa Margarita parece estar bien retratada como la hermana menor que se enamora de un hombre casado. En la vida real, Margarita sí que tuvo que elegir entre seguir con Peter Townsend y mantener sus privilegios y sí, eligió lo segundo por presión de su hermana la Reina.

La bañera de Winston Churchill

Un elemento casi de comedia presente en The Crown es la costumbre de Winston Churchill de hacer que su secretaria le leyera las noticias mientras él se bañaba. Tan pintoresco que fácilmente podría creerse que es una licencia creativa, este hábito del entonces Primer Ministro inglés era cierto y ha sido confirmado.

Segunda temporada de The Crown: Carlos, el heredero débil

Primero en la línea de sucesión, el Príncipe Carlos estaría destinado a ser Rey de Inglaterra. ¿El problema? Que su padre le considera débil, no exactamente para el trono, sino un niño débil en general, algo que marca mucho el carácter de esta segunda temporada de la serie de Netflix.

Y es que durante la segunda temporada, la Reina Isabel II y su familia continúan siendo los protagonistas indiscutibles. Descubrimos el fuerte carácter del Príncipe Felipe y la problemática relación que tiene con su primogénito, el Príncipe Carlos, y además, asistimos al nacimiento del tercer y cuarto hijos de la pareja, los príncipes Andrés y Eduardo, en momentos en los que las obligaciones estaban haciendo mella en la relación de los protagonistas.

La crisis de Suez, un retrato bastante fiel a la historia británica

La segunda temporada de The Crown arranca dejando claro que la Reina Isabel II está más que hecha a los mandos de su reinado y es toda una estadista. La forma en la que la serie de Netflix cuenta la crisis de Suez es correcta y apegada a la historia documentada de este episodio.

¿Hubo catfight entre la Reina y Jackie Kennedy?

La serie relata una conversación un poco rara entre Jackeline Kennedy y la Reina en la visita de la pareja presidencial estadounidense al Palacio de Buckinham. No obstante, no hay ninguna confirmación de roces o amistad excesiva o cualquier cosa fuera de la cordialidad protocolaria entre las dos señoras.

Otro aspecto del que no se tiene confirmación y que aparece en la segunda temporada de The Crown es el consumo de drogas por parte de Kennedy.

Los duques ¿nazis? de Windsor

Eduardo, tío de la Reina Isabel II y su mujer son retratados como la parte más polémica de la familia real británica y eso, en cierto modo, podría considerarse así. Se sabe que tras abdicar en su hermano, el que fuera Rey Eduardo se reunió varias veces con Hitler y se cree que había afinidad en sus ideas políticas. No obstante, no hay nada que permita afirmar que los duques de Windsor colaborasen activamente con los nazis.

No está confirmado que Felipe haya sido infiel a Isabel II

La rumorología sobre las casas reales tiene algunos tópicos muy recurrentes. Uno de ellos es el de las infidelidades del Príncipe Felipe a la Reina de Inglaterra. Si bien es cierto que a lo largo de todo su reinado estos rumores emergen una y otra vez, también es verdad que jamás se ha podido corroborar que el príncipe consorte haya faltado a su compromiso como esposo.

En este caso, la serie de Netflix es acertada al mostrar escenas que dejan lugar a la sospecha y los consecuentes chismes, pero sin llegar a afirmar que esto en realidad haya pasado.

¿Cuántas temporadas de The Crown habrá?

Por el momento solo se han emitido las dos primeras temporadas de la serie. Sus dieciocho capítulos abarcan los veinte primeros años del reinado de Isabel II. Pero estaba claro que una de las mejores series de Netflix no iba a quedarse solo ahí, y más teniendo en cuenta el argumento que la vida de esa familia permite desarrollar. Es por eso que ya están grabándose las dos siguientes temporadas.

Con cambios en el elenco principal para dar más realismo al paso del tiempo en los personajes, por cierto. Así se trata de evitar que pase como con The Tudors, donde Jonathan Rhys-Meyers hubo de someterse a largas sesiones de maquillaje para dar vida al Rey Enrique VIII de Inglaterra en sus últimos años.

Olivia Colman será la encargada de ponerse en la piel de la Isabel II de los años 1964 a 1976, los que se narrarán en la tercera y cuarta temporadas de la serie. Un reto muy importante, ya que a muchos va a costarnos olvidar la maravillosa interpretación de Claire Foy en las dos primeras. Así mismo, Tobias Menzies sustituye a Matt Smith como Felipe, Duque de Edimburgo, y Helena Bonham Carter a Vanessa Kirby como Princesa Margarita.

La tercera temporada de The Crown se estrenará en noviembre de 2019. La cuarta también está confirmada, y parece que aún tendremos The Crown para rato. Según los responsables, idearon esta biografía de Isabel II en 60 capítulos que se dividen en 6 temporadas que podrás ver mejor que nadie si eres de Yoigo. Así, la quinta y sexta temporada serían las dedicadas a los matrimonios de sus hijos y a toda esa historia que conocemos más de cerca, la de las relaciones de la Princesa Diana con el resto de la familia hasta su muerte en 1999.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!