Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Conexión WiFi en el coche: ¿cómo se puede tener?

Una buena conexión a Internet te puede venir bien en viajes largos, con peques o gente que necesite trabajar en los asientos traseros, o para utilizar apps de navegación.


¿Qué haríamos sin Internet? Nos hace falta para las videollamadas, para estudiar y para no perdernos cuando nos vamos de viaje. Pero ¿se puede tener conexión WiFi en el coche? Te respondemos a la pregunta y todo lo que puedes hacer al respecto.

Es normal pasar muchas horas en el coche, al volante. Y cuando vas de pasajero o copiloto, ¿quién no navega por Internet? Tener un punto WiFi ayuda a que no nos quedemos sin datos móviles antes de tiempo.

WiFi en el coche: ¿se puede tener?

La respuesta es fácil: sí, sí se puede tener WiFi en el coche. Y teniendo en cuenta lo importante que es la conexión a Internet en nuestro día a día, a muchas personas les viene genial. Ahora bien, ¿cómo puedes tenerla?

Pues hay diferentes métodos con los que puedes disfrutar de conexión a Internet en tu coche. Alguno de ellos viene integrado en el vehículo y otros los tendrás que configurar por tu cuenta. ¡Te contamos todo!

Conexión WiFi integrada de fábrica

No son muchos, pero algunos vehículos vienen de fábrica con una conexión WiFi integrada. En estos casos no puedes elegir tu operador: normalmente el fabricante del coche tiene un acuerdo y tendrás que quedarte con la que elijan.

Lo bueno es que no tienes que comprar este servicio si no quieres.

WiFi en el coche: ¿se puede tener?

El mecanismo que utilizan estos coches es muy sencillo, ya que solo necesita una tarjeta SIM, un punto de acceso estático y una antena. Con estos elementos les basta para hacer una red local WLAN.

Este tipo de coches tienen algunas desventajas. Por ejemplo, suelen ofrecerse con una tarifa cerrada, que no puede negociarse. Además, puede que no te interese quedarte con la operadora que el fabricante quiere. ¡Y es normal!

También debes saber que la SIM que utilizan se debería ir actualizando para no quedar obsoleta. El problema es que al estar integrada es muy complicado renovarla y no es una tarea que puedas realizar por tu cuenta.

De todas formas, no te preocupes, esta no es la única forma con la que se puede tener WiFi en el coche. Hay más de un método que podrás implementar en casi cualquier vehículo.

Dispositivos MiFi

O lo que es casi lo mismo, un router portátil. Su funcionamiento es muy sencillo: lo compras, le colocas la tarjeta SIM y lo conectas al coche mediante el enchufe de la parte delantera.

Hay muchos tipos de dispositivo MiFi, pero la mayoría aprovechan el hueco para el mechero o USB. Si optas por un MiFi no necesitas contratar ninguna tarifa, basta con que la tarjeta SIM que coloques tenga datos.

WiFi en el coche: ¿se puede tener?

Por regla general, un MiFi permite que se conecten a la red muchos dispositivos a la vez (algunos son capaces de operar con incluso diez conectados).

Dependiendo del modelo que compres puedes encontrarte con algunos más básicos o modernos. Los más novedosos incluso cuentan con pantalla que indican los datos que quedan disponibles.

Módem o pincho USB

Seguramente estemos ante la alternativa más extendida, también la más clásica. El módem USB es un dispositivo que sirve para lo mismo que los MiFI, pero es incluso más asequible.

El principal inconveniente que tienen es que las tarifas funcionan normalmente con permanencia. Es decir, el contrato seguirá vigente hasta que se llegue al fin del mismo.

Claro, el problema está en encontrar una tarifa económica y que se adapte al uso que le vayas a dar. Piensa que el módem USB no lo vas a utilizar todos los días, puede haber semanas que ni lo toques.

WiFi en el coche: ¿se puede tener?

Otro de los principales inconvenientes que te puedes encontrar a la hora de usar un módem USB es su potencia. Según el que compres, es posible que no sea suficiente para dar conexión a todos los pasajeros.

Ojo, esto no significa que sea una mala opción. También lo puedes utilizar combinado con router portátil o un amplificador y así te aseguras de que le llegue el WiFi a todo el mundo.

Punto de acceso móvil

Este es el método más rudimentario que puedes utilizar, pero también es el más barato y seguramente no dé muchos problemas, en especial si tienes una tarifa de gigas ilimitados.

Compartir Internet desde el móvil es muy sencillo y te servirá para que el coche tenga acceso a muchas apps, como Spotify o algunas de navegación. De igual manera, se podrá conectar cualquiera al que le des acceso.

WiFi en el coche: ¿se puede tener?

Esta opción también tiene algunos inconvenientes. El primero de ellos es que no todo el mundo tiene una tarifa de gigas ilimitados y esto puede hacer que se agoten en un solo viaje.

Sin embargo, el más limitante es el de la batería del teléfono. Piensa que vas a estar usando todo el rato el móvil, así que verás que la carga baja ostensiblemente... y no podrás hacer mucho al respecto.

Puedes probar a enchufar el móvil al coche, pero ello no asegura que la batería se cargue rápidamente. Al menos bajará mucho más despacio o se quedará en un porcentaje estable.

En resumen, sí que puedes tener WiFi en tu coche. ¿Cuál es el mejor modo?, pues todo depende del uso que le vayas a dar a la red; recuerda que si la usas de modo esporádico no vale la pena comprar un dispositivo con una tarifa fija. ¡Esperamos haberte ayudado! 🛜

SUSCRÍBETE

En Yoigo vamos a tratar tus datos para enviarte periódicamente la información solicitada. Puedes ejercitar tus derechos con [email protected]. Más Info AQUÍ.

LO + TOP

RELACIONADOS