Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Cómo cambiar el fondo de pantalla del móvil Android e iOS

5 min

Repasamos todas las opciones y alternativas que ofrecen tanto Android como iOS para personalizar el elemento más visible del menú principal.


¿Por qué unos móviles venden más que otros? Además de por la estética y el precio, principalmente por las opciones de personalización que ofrecen. Ese ha sido uno de los objetivos principales de Google y Apple en los últimos años.

Además de la seguridad, la comodidad de uso (usability) y la interconectividad con otras herramientas, dispositivos y recursos, la carrera de Android y iOS por el liderato del mercado se basa única y exclusivamente en la funcionalidad y la mencionada personalización.

Son cosas como el modo noche, la gestión de accesos directos, la pantalla siempre activa o la configuración de sonidos lo que hace que un usuario se decante más por un SO que por otro. Y todo esto, claro, incluye el fondo de pantalla.

Hace algunos años, esta opción se limitaba a cambiar el color de la imagen o a colocar fondos especiales que pagabas a precio de oro en algunas tiendas. Con la llegada de los smartphones todo eso cambió y podías hacerte con la imagen que quisieras.

Y ya no solo eso: comenzó la escalada de resoluciones y animaciones, con fondos cada vez más espectaculares y llamativos. Muchos usuarios se bajaron ahí, cuando la estética se empezaba a comer la batería.

¿Para qué fardar de wallpaper si eso reduce el tiempo que puedes usar el móvil? Es ridículo, y aún así hay muchas personas que siguen prefiriéndolo. En la actualidad, no obstante, las posturas están mucho más calmadas.

En este post partimos desde ahí para explicarte cómo se cambia el fondo de pantalla del móvil y qué otras opciones de personalización hay más allá de las que ofrecen Android y iOS.

Cómo cambiar el fondo de pantalla en Android

Te puede parecer absurdo, pero hay muchas personas que se quedan durante toda la vida útil del móvil con el mismo fondo de pantalla. Y no, no es porque les guste mucho el predefinido; es porque o no se lo han preguntado o directamente no saben cómo hacerlo.

Al fin y al cabo no dejamos de hablar de un elemento de personalización que te puede dar más o menos igual. Vamos, que no te afecta en el día a día usando el teléfono. Sin embargo, si quieres darle un toque de autenticidad, deberías saberte la ruta de la configuración.

Entras en Ajustes, navegas hasta “Pantalla” y ahí buscas “Estilos y fondos de pantalla”. Son los nombres de los apartados en la versión más pura de Android, pero pueden variar dependiendo de la capa de personalización del fabricante. Tranquilo, no tiene pérdida.

Fondo de pantalla Android

Llegarás a una sección con interfaces distintas según el modelo, pero siempre las mismas opciones. Primero tendrás que elegir la fuente del archivo. Es decir, imágenes predefinidas, fotografías de la galería o imágenes animadas.

Lo siguiente será decidir si quieres ajustar el fondo como pantalla de inicio, como pantalla de bloqueo, o como las dos cosas al mismo tiempo. Una es la que verás detrás de las apps del menú principal, y otra la que aparece en pantalla con el móvil bloqueado.

cambiar fondo de pantalla Android

Algunas marcas permiten cambiar el fondo de pantalla saltándose el paso de los ajustes. Puedes probar a ver si te funciona: dejas el dedo pulsado sobre cualquier parte de la sección “Home” y se desplegará un menú flotante.

Ahí podrás elegir entre ir a los ajustes de pantalla directamente, entrar en el apartado de los widgets, o sí, cambiar el fondo de pantalla. Al final llegamos al mismo sitio pero ahorrándonos tiempo en el proceso.

Cómo cambiar el fondo de pantalla en iOS

En iPhone el camino a seguir para cambiar el fondo de pantalla es muy similar. Lo único es que este Sistema Operativo también incluye una función llamada “Profundidad” con la que las imágenes ganan bastante vida (y comen batería).

Entra en “Ajustes”, después accede a “Fondo de pantalla” y por último a “Seleccionar fondo nuevo”. Apple nos dice que “también puedes activar el modo oscuro para que el iPhone atenúe el fondo de pantalla en función de la luz ambiental”. Un buen truco.

Desde ahí llegarás a la galería donde verás todas tus imágenes divididas en tres carpetas distintas: “Dinámico”, “Fijo” o “Live”. En este último apartado encontrarás aquellas fotos que hayas hecho con ese modo activado. ¡Lo verás también en fondo de pantalla!

cambiar fondo de pantalla ios

Esto solo está disponible a partir de iPhone 6S y curiosamente no se puede activar ni en el iPhone XR ni en las dos primeras generaciones del iPhone SE. Además de eso, considera que “los fondos predeterminados cambian con cada actualización”.

Llega el momento de ajustar la imagen. Podrás pellizcarla para acercarla o alejarla y así dejar el zoom que mejor quede. Aquí podrás activar y desactivar la “Profundidad”. Esto genera un efecto de movimiento con la inclinación de la pantalla.

profundidad iphone

Obviamente aumenta el consumo de batería, aunque se desactiva automáticamente cuando tienes activada la opción “Reducir movimiento” y cuando te estás quedando sin batería y se pone en marcha el modo de bajo consumo.

Si la imagen que quieres es una Live Photo, podrás también activar ese efecto. Eso sí, no es posible tener al mismo tiempo puesta la Profundidad y el Live. Así que tendrás que elegir entre uno de los dos.

Después ya solo te quedará elegir si quieres el fondo para la “Pantalla bloqueada”, para la “Pantalla de inicio” o para ambas.

Consejos para elegir el mejor fondo de pantalla en el móvil

Como ya te habrás imaginado, no vale cualquier imagen como fondo de pantalla. Al ser algo que vas a estar viendo en todo momento, debes asegurarte de que no te satura y de que realmente te gusta (al menos estéticamente).

Da por hecho que dejamos fuera las fotos sin la mejor calidad posible. ¿Y cuál es esa? Pues depende un poco de las dimensiones, pero por lo general deberías asegurar al menos los 720p (HD). Ten en cuenta que la imagen se ampliará automáticamente y eso le restará definición.

Hay un truco que puedes seguir para quedarte con una imagen sin mucha calidad de fondo de pantalla. Y es desenfocarla. Es decir, llevártela a una herramienta de edición y meterle un efecto gaussiano muy sutil, para que así haga contraste con los iconos del móvil.

Al margen de eso, evita que la imagen tenga colores o elementos muy llamativos. Después de todo, por algo se le llama “fondo”; no tiene que molestar, sino acompañar a la experiencia. Y después ya solo te quedará experimentar.

Lo más normal es que tengas que probar varias fotografías hasta dar con la correcta. Hay algunas que te gustarán en general pero no recortadas y al revés. Echa un vistazo a bancos de imágenes gratuitos o al mismo Google Imágenes para inspirarte. ¡A personalizar!

SUSCRÍBETE Y GANA PREMIOS

Al hacer “click” en la casilla “¡Síguenos!” usted autoriza el tratamiento de sus datos por XFERA MÓVILES, S.A.U. (YOIGO) con la finalidad de proporcionarle la información solicitada de recepción del boletín de Yoigo. Puede ejercitar sus derechos escribiendo a [email protected] Más información en nuestra política de privacidad.

LO + TOP

RELACIONADOS