Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

¡A lo Yoigo!

El otro virus del coronavirus: bulos y fake news que están haciendo mucho daño

6 min

A partir del coronavirus estamos sufriendo otro virus: el de las noticias falsas que disparan la paranoia y hasta nos ponen a cuidar frentes inútiles que nos distraen de prevenir verdaderamente el contagio


Las noticias falsas o fake news se propagan con demasiada facilidad por las redes sociales, y en el caso de un acontecimiento como el coronavirus los bulos corren a mayor velocidad que la propia epidemia y, con esto, están haciendo mucho daño, porque disparan la paranoia (¿quién no ha pensado al escuchar a alguien toser que podría ser otro paciente contagiado?) y nos ocupan en tareas que no suman a la verdadera prevención del contagio. Cada día aparecen nuevos rumores que se difunden como la espuma para crear el desconcierto y miedo entre los ciudadanos de todo el planeta.

Es una responsabilidad nuestra compartir información verídica, pero también de las grandes empresas que están detrás de las redes sociales, que tienen que proponer herramientas y cortafuegos a la pandemia digital que se está formando. La propia Organización Mundial de la Salud ha lanzado una campaña para evitar la desinformación y rebajar la alarma.

La Organización está trabajando 24 horas al día para identificar los rumores más difundidos que puedan perjudicar la salud de la población, como medidas de prevención falsas o curas. Estos mitos se refutan entonces con información demostrada

OMS

Vamos a hacer un repaso por las noticias falsas - y conspiraciones - que están teniendo mayor repercusión en redes, al tiempo que conocemos el papel de Facebook, Twitter o YouTube en este juego. De paso nos parece consecuente proponer algunos consejos para identificar contenidos falsos o con intención de crear alarma y viralidad.

Una preocupación internacional

coronavirus

Es una realidad, estamos en una situación preocupante pero todavía no se puede considerar pandemia y se puede llegar a detener su transmisión. Así lo considera la OMS, una epidemia bastante preocupante en China, con nivel de emergencia internacional, pero no es una enfermedad que se está propagando descontrolada e inevitablemente por el mundo.

En todo caso, si lo que queréis es conocer - más o menos en directo - el número de personas infectadas, fallecidas, recuperadas, y su localización en el mapa, podéis visitar herramientas como el mapa interactivo de Johns Hopkins.

En el momento que escribíamos estas líneas había 638 fallecidos, de los cuales 618 eran de la provincia de Hubei. Un porcentaje superior al 90% que se queda en China, más concretamente en la provincia donde se encuentra Wuhan, el centro de toda esta fatídica historia.

Inundados por recomendaciones y noticias falsas

virus
  • El virus no se encuentra en el aire, es falso. Se transmite a través de gotitas de saliva o mucosidad, principalmente al toser o estornudar, de ahí la importancia de las mascarillas. También es muy recomendable lavarse bien las manos.
  • Sí se pueden recibir paquetes desde China. Este tipo de virus no sobrevive mucho tiempo en objetos como cartas o paquetes.
  • El virus no está mutando, la OMS tiene estudios que aseguran que es bastante estable.
  • No te vas a contagiar antes por tener una mascota, nuestros animales tienen que cumplir con unos cuidados básicos de higiene, pero no está demostrado que el coronavirus afecte más a mascotas que a personas.
  • El coronavirus no se cura ni estamos más protegidos con la vacuna contra la neumonía, tratamientos contra el ébola o antirretrovirales para el VIH. Es un virus diferente para el que se está buscando una solución concreta.
  • No existe una pauta de conducta ante diferentes edades, así que es falso que las personas de tercera edad son las primeras en contagiarse.
  • El humo de los fuegos artificiales y petardos no mata al agente patógeno. La OMS niega radicalmente esta posibilidad y advierte de que los fuegos artificiales pueden provocar quemaduras e irritación en ojos, garganta y pulmones.
  • Muchas recomendaciones sobre qué comer, como evitar la comida picante o tomar mucha vitamina C. Es falso, lo único que la OMS recomienda es no comer productos animales crudos o poco cocinados.
  • El aceite de sésamo no mata al virus, aunque si lo hacen la lejía o los desinfectantes de cloro. Pero tenemos que entender que no afectan apenas al virus si se aplican en la piel o bajo la nariz, subraya la OMS.
  • El virus no tiene nada que ver con tu país de origen, así que evita compartir memes, chistes y rumores sobre lo peligroso de "bajar al chino", cruzarte con una persona china o comer comida china. Ser asiático no te convierte automáticamente en portador y transmisor del coronavirus.

Las 5 noticias falsas más virales

Lo anterior eran recomendaciones e ideas falsas que se han propagado con facilidad por la red de redes, pero todavía hay afirmaciones sin fundamento e ideas relacionadas con conspiraciones, más estrambóticas o llamativas, que por su naturaleza se comparten demasiado rápido entre contactos:

  1. La sopa de murciélago. Desde un principio se especuló con los murciélagos como posibles causantes del brote, rápidamente un vídeo de una chica tomando sopa se hizo viral. Causó indignación entre la sociedad china al vincular la enfermedad con hábitos alimenticios de zonas muy concretas. Ni siquiera era en China, lo grabó el famoso blogger y presentador Mengyun Wang en la isla de Palau.
  2. La enfermera de Wuhan. Un vídeo de una supuesta enfermera en el que la misma asegura que el virus es una segunda mutación y que la situación es más grave de lo que se reporta. Las vestimentas no cuadran con las empleadas en la zona y las afirmaciones no tienen mucho fundamento, pero aún así el vídeo se hizo viral.
  3. Un virus planeado. El virus llegó a Estados Unidos y comenzaron las conspiraciones y teorías, adjuntando documentos que sugerían que los expertos estaban al tanto de su existencia. Pero la realidad es que esos papeles no eran sobre el coronavirus, sino de otro virus miembro de su familia relacionado con aves de corral.
  4. Conspiraciones sobre “armas biológicas”. El virus no forma parte de un programa de armas biológicas de China, las autoridades de Wuhan informaron de que el brote se originó en un mercado de animales y el paso a los humanos fue a través de un animal. Artículos del Washington Times y The Daily Star fueron usados para "confirmar" la información.
  5. Espías ladrones de virus. Otra teoría falsa apunta a que habría sido creado en Canadá y robado por espías chinos. Las autoridades de Canadá ya dejaron claro que no es posible, pero eso no impidió que la mentira se propagara en redes.

Las redes sociales ante la desinformación

photo-1485823040952-99ef05fe1637

La información contrastada y oficial es crucial ante este tipo de crisis, frenar la desinformación en torno al coronavirus de Wuhan debería ser una prioridad para las redes sociales más populares, que han prometido esfuerzos para identificar noticias falsas y hacerlas desaparecer.

Tenemos que conocer que la OMS ha llegado a un acuerdo con el buscador de Google para que al buscar la palabra “coronavirus”, los primeros resultados sean de la página de la Organización. Lo mismo podemos decir de Twitter, cuando se lleva a cabo una búsqueda relacionada con el virus, la primera información con la que se encuentren los usuarios sea creíble y autorizada.

Otro lugar donde florecen con facilidad las noticias es en los vídeos de YouTube, donde se ha decidido mostrar en primer lugar resultados relacionados con la enfermedad procedentes de medios de comunicación confiables de cada país.

Por último tenemos a una Facebook - e Instagram - que asegura que borrará contenido con afirmaciones falsas o teorías de conspiración que puedan poner en peligro a las personas, reduciendo de forma importante la distribución de este contenido, alertando a los lectores de su falsedad.

El reto es demasiado grande, así que todos tenemos que poner de nuestra parte, pero se agradece que todos remen en la misma dirección e implementen mecanismos y herramientas para acabar con las fake news.

Que no te la cuelen, identifica noticias falsas

1544616263_archive_1_Arte_Fake_News_Mesa_de_trabajo_1_rz1250

¿Cómo detectar fake news? Tenemos una guía completa para que no te engañen en ningún sitio de Internet, desde Facebook a WhatsApp, pasando por Twitter. Con un repaso a sites y herramientas que detectan las noticias falsas, como Maldito Bulo, Fake News Detector, WikiTribune, The Trust Project o VOST España.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!

RELACIONADOS