Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > ¡A lo Yoigo!

10 razones por las que comprar un Samsung Galaxy S9 cuando ya ha salido el S10

7 min

Hemos avanzado una generación, pero este smartphone sigue siendo una compra inteligente… ¡y muy barata gracias a Yoigo!


Todas las cosas importantes que vas a querer en un teléfono de gama alta ya las tienes en el Samsung Galaxy S9, un terminal que ahora tienes disponible por solo 4 euros al mes. Las mejoras que van apareciendo cada año en los teléfonos son reales, pero son pequeñas de cara a un usuario que ya tiene un modelo relativamente moderno o no quiero invertir demasiado dinero solo por contar con algunas novedades.

Es una realidad de mercado que muchos defienden: comprar un teléfono de gama alta de la temporada pasada es una adquisición inteligente. En primer lugar, no vamos a echar en falta nada especial, no menos importante es que vamos a ahorrarnos una cantidad bastante importante. En el caso de primeras marcas que cuidan mucho sus diseños, como Samsung, los teléfonos lucen realmente bien un par de temporadas.

Es cierto, aparece en escena un Galaxy S10 con nuevos detalles que pueden reclamar nuestra atención, acompañado por una una publicidad abrumadora: es un teléfono increíble, ideal para aquellos que son tremendamente exigentes con la novedad, pero podemos repasar fríamente sus especificaciones y valorar el gasto, nos daremos cuenta de que el gran público podría optar por el modelo anterior.

Vamos a daros diez razones por las que todavía podemos apostar por el Galaxy S9 y quedar más que satisfechos con la elección:

1. Diseño tan atractivo como resistente

SSD-Galaxy-S9-l-S9-5_main_5

El diseño que nos encontramos en un Galaxy S9 es fantástico, es cierto que todavía no entra dentro de la tendencia de colocar notchs o cámaras flotando sobre la pantalla, como es el caso del S10, pero esto no implica que sea más o menos bonito. De hecho hay mucho público que todavía sigue prefiriendo el diseño del S9 o anteriores.

En cuanto a materiales y calidades, nada que objetar, ambos modelos se encuentran en el mismo nivel, ofreciendo resistencia al agua y polvo con la certificación IP68. No se nos olvida comentar que ambas generaciones conservan el puerto para auriculares, algo que se tiende a eliminar pero que mucha gente valora positivamente.

En resumidas cuentas, tenemos que ser justos y afirmar que el S10 es un paso más hacia ese teléfono todo pantalla que la industria persigue, pero no necesariamente es la opción más bonita para todo el mundo. Cuestión de gustos.

2. Más fácil acceder a él

Tenemos que partir de una información importante Samsung ha subido precios este año con la salida de los diferentes modelos Galaxy S10 (909 euros). Cuando apareció el Galaxy S9, su precio (849 euros) era muy parecido al del S8 en el momento de ponerse a la venta. Obviamente hablamos de PVP recomendado por el fabricante en el primer día de su vida comercial.

Es posible que las novedades del S10 suban el precio final - más almacenamiento, por ejemplo -, pero también parece una forma de equipararse con lo que Apple está pidiendo por sus nuevos iPhones. Para contrarrestar un poco la subida se han inventado un modelo “S10e” que es un nuevo modelo de acceso.

Sea como sea, con lo que nos tenemos que quedar es que el escalón de precio este año es más alto con respecto al S9, por lo que, sea a través de operadora o en una tienda, la diferencia de precio va a ser más alta que en otras generaciones. O lo que es lo mismo, nuestra inversión será bastante menor si optamos por un Galaxy S9 que si hubiéramos hecho la misma jugada en años anteriores.

3. Unas cámaras sobresalientes

Las cámaras son el apartado donde más novedades se suelen introducir, y en el caso del S10 la jugada pasa por incluir más cámaras - principal, angular y zoom - para hacer el sistema más versátil. Pero en términos de calidad puros y duros la diferencia no es tanta en lo que respecta a la cámara principal, con sus 12 megapíxeles.

Esa cámara ya era fantástica en los Galaxy S9 y nos garantiza contar con un dispositivo que hace fotos y graba vídeo 4K al máximo nivel, sin tener mucho que envidiar a los teléfonos más modernos que van apareciendo en el mercado.

En la cámara frontal sin embargo nos encontramos con un punto positivo para el S9: cuenta con una lente con apertura mayor, algo que le ayudará en situaciones de poca luz. También es algo más angular que en el Galaxy S10.

En resumidas cuentas, Galaxy S10 es más versátil e innovador, con la intención de contentar al cliente que busca estar a la última en tendencias, pero estamos seguros de que el gran público quedará más que satisfecho con las cámaras sobresalientes del S9.

4. Mantenemos el sensor de iris

Iris-Scanning-Samsung-Galaxy-S8

Para la seguridad en nuestros teléfonos confiamos en los sistemas biométricos. Hay diferentes métodos como reconocimientos faciales, de ojos o huellas. Cada compañía elige el mejor que puede integrar, teniendo en cuenta el diseño que quiere conseguir en el teléfono.

Samsung lleva trabajando el sensor de iris desde el Galaxy S8, pero en el S10 ha decidido eliminarlo, posiblemente por la necesidad de no tener más elementos en pantalla y así luchar por ese deseado frontal limpio.

Para los amantes de este tipo de reconocimiento basado en el mapa de tus iris, que está demostrado que es de los más seguros, deben saber que en el S9 seguirán contando con él.

5. Una pantalla al más alto nivel

Las pantallas son el elemento más destacado en un teléfono Samsung, son los principales productores de paneles OLED y dominan la tecnología. El nuevo Galaxy S10 cuenta con un nuevo panel dinámico que mejora a todo lo que hay en el mercado, pero eso no implica que la del S9 no sea buena.

pantalla

Todo lo contrario, una pantalla como la del S9, en resolución y calidad tiene muy pocos rivales en la industria. Sale ganando incluso si la comparamos con modelos que han aparecido ahora en el mercado y precios superiores al teléfono de Samsung.

6. En la práctica tenemos la misma conectividad

Si lo que nos preocupa es salir perdiendo en conectividad con la elección de un Galaxy S9, tenemos que saber que prácticamente cuenta con las mismas opciones. La única excepción es que el S10 estrena WiFi 6, algo que está muy poco extendido y de momento no podemos calificarlo como factor de compra.

Es cierto que en el futuro aparecerá un Galaxy S10 con conectividad 5G, pero estamos en las mismas, pocas redes habrá preparadas para ello.

7. Un sensor de huellas superior

Además del sensor de iris eliminado, también hay un paso atrás en el Galaxy S10, o al menos un cambio que a no todo el mundo le va a parecer correcto. En el nuevo teléfono tenemos un sensor de huellas bajo la pantalla, algo muy efectivo en términos estéticos pero peor en cuanto a funcionamiento.

81+h9mpyQmL._SL1500_

Para que esté oculto bajo la pantalla se utiliza tecnología ultrasónica que es menos rápida y efectiva que la que utilizan los sensores del S9, colocado en la trasera del teléfono. También hay que acertar con la posición en la pantalla, ya que no hay nada que nos indique exactamente dónde está.

8. ¿Es 'Reverse Wireless Charging' una necesidad?

La “carga inalámbrica inversa” que estrena el Galaxy S10 es algo muy interesante desde el punto de vista del marketing y que puede hacernos pensar que es una necesidad, pero a día de hoy no es algo que nos vaya a quitar el sueño.

La razón principal la tenemos en la potencia de carga que son capaces de desarrollar estos sistemas, con una velocidad muy lenta en la práctica. Es bastante complicado pensar en cargar otro teléfono con esto, más bien es usable con dispositivos con baterías pequeñas, como pulseras o relojes.

9. Rendimiento de gama alta en 2019

Si comparamos procesadores de hace 4 años con lo que tenemos hoy en día es claro ver la evolución en potencia y eficiencia, pero si lo hacemos de un año para otro, el salto no es tan evidente, y obviamente nos están cobrando por ello. Elegir un teléfono que cuenta con un hardware estrenado el año pasado no es un problema, especialmente en el caso de los gama alta.

La pura realidad es que apenas notaremos la diferencia entre generaciones tan próximas, la experiencia de uso con las principales aplicaciones será casi la misma.

10. Aseguramos la mejor experiencia Android

No debes preocuparte por la experiencia Android, nos encontraremos con un teléfono actualizado y optimizado ya que ha tenido un año de vida para ello. Samsung cuida su gama alta y trabaja Android Pie tanto en el Galaxy S9 como en el S8, también su nueva interfaz o los parches de seguridad.

Un gama alta siempre es la mejor opción

galaxy-s9_design_kv_l

Este es el mejor momento para adquirir un Samsung Galaxy S9, a pesar de haber aparecido el modelo nuevo. Seguimos contando con una pantalla espectacular, una cámara al más alto nivel, un teléfono resistente y un diseño plenamente actual.

Sobre precio, se acerca más al de algunos teléfonos de gama media que aparecen ahora al mercado que tienen una calidad inferior en todos los apartados, así que no hace falta darle muchas vueltas para decidir que el S9 es la compra más inteligente. Además, gracias a Yoigo podemos hacernos con este teléfono por solo 4 euros al mes. No importa que lleve una temporada en el mercado, sigue siendo una gran opción.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!