Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

Samsung Galaxy Watch Active Sport – Sudando la gota gorda

4 min

El nuevo reloj deportivo de Samsung es sencillo, económico y muy funcional. Víctor Abarca desgrana sus especificaciones y... ¡sortea un modelo a estrenar!


Crecí viendo la serie de televisión llamada Inspector Gadget, un torpe detective que intentaba resolver casos usando sus artilugios futuristas como un sombrero con hélices o relojes inteligentes.

Quizás fui muy influido por esta serie de dibujos animados, ya que siempre soñé con tener un reloj al que le pudiera hablar y me ofreciera respuestas.

Mi primer reloj inteligente fue el Pebble cuando era únicamente un proyecto de Kickstarter, con tinta electrónica como la de los Kindle y una batería que duraba días y días. Este reloj era el inicio de lo que iba a ser el auge de los wearables, es decir, esa tecnología que nos ponemos encima. Y ver cómo ha evolucionado todo esto, desde un simple reloj con tinta electrónica hasta ordenadores en la muñeca, es simplemente excepcional.

Por este motivo, cuando Yoigo me pidió que hiciera una revisión sobre el Galaxy Active Sport, el nuevo reloj inteligente de Samsung, pensé en toda esa evolución que han tenido los relojes inteligentes hasta llegar hasta este. Qué es y qué no es este Galaxy Active Sport. Empezaré por lo que no es: no compite con el Apple Watch o con otros relojes avanzados con Android, sino que intenta posicionarse como una alternativa a los relojes cuantificadores tipo Fitbit, Garmin o Polar que controlan la actividad, el sueño y otros aspectos de la salud de la persona.

Galaxy Watch grosor

Para ello, Samsung ha fabricado un reloj deportivo sencillo, económico y muy funcional. Han empleado un diseño minimalista que destaca muy poco a diferencia del resto de sus relojes de la gama Gear: sin biseles ni ruedas dentadas, sin colores estridentes y mimetizado para evitar levantar ninguna mirada más allá de la tuya cuando quieras saber cuántas calorías llevas quemadas.

Han prescindido de una de sus señas de identidad, el bisel que se usaba para navegar por el menú de aplicaciones del reloj, y eso ha tenido una consecuencia en el diseño de la interfaz. Ahora la navegación es a través de su pantalla táctil de 1,1" dentro de una esfera de 40mm y dos botones para movernos. Ya está.

La pantalla táctil, aunque es pequeña y se encuentra dentro de unos gruesos marcos, tiene una buena resolución y todos los textos que aparecen se leen a la perfección.

Cuenta con una batería de 230 mAh, que según ellos es suficiente para alcanzar 45 horas de autonomía. Personalmente creo que este dato se obtiene usando el reloj sin monitorizar ningún ejercicio y dejando todas las opciones del reloj tal y como vienen de fábrica, porque a mi me duró poco menos de 24 horas durante la prueba que he realizado. Es cierto que estuve registrando una actividad de dos horas y que había activado la opción de Always On de la pantalla, donde se muestra la hora sobre el OLED constantemente.

Galaxy Watch actividad

El Active Sport está pensado justo para monitorizar el ejercicio, y eso lo hace a través de su aplicación de actividad que tiene muchos tipos diferentes de deportes y su hub de salud, la aplicación de Samsung Health.

Esta aplicación la puedes usar tanto en el reloj como en el teléfono móvil; pero es en el teléfono donde te dará una información mucho más detallada de los datos que ha recogido.

Para ser un reloj cuantificador que cuesta algo más de 200 euros han logrado incorporar las funciones suficientes como para ser una alternativa a relojes deportivos. Incluso han incluido GPS y hasta el mismo procesador que lleva el Samsung Galaxy Watch que lanzaron a finales de verano y con un precio más elevado.

Sin embargo, el Watch Active Sport usa Tizen 4.0, el sistema operativo creado por Samsung que intenta unificar su ecosistema. Y es aquí donde un buen hardware queda ensombrecido por un software al que le falta trabajo.

Las aplicaciones que instalemos en el reloj deben ser descargadas desde la Samsung Store, que actualmente es mucho más limitada que la tienda de Google que alimenta a sus relojes con WearOS. Al no usar el sistema operativo de Google no contaremos con aplicaciones como Gmail, Google Mensajes, Google Maps o Google Música, sino que tendremos que usar las propias aplicaciones de Samsung. Sí existen otras aplicaciones más conocidas como Spotify, Uber o Strava. Pero habitualmente tendremos que buscar soluciones de terceros.

El Samsung Galaxy Watch Active Sport quiere ser además de un reloj cuantificador, un reloj inteligente y cuenta con su asistente de voz, Bixby. De nuevo, esto es otra concesión que se le hace a Samsung al comprar uno de sus productos. No podremos instalar Google Assistant debido a que no se encuentra en la tienda de aplicaciones de Galaxy Store.

Galaxy Watch esferas

Aún así, este reloj es posiblemente uno de los más interesantes para tener en cuenta si usas un teléfono Android, y sin ninguna duda una gran opción si tu teléfono es de Samsung.

Aunque tiene compatibilidad con iOS no se acerca en software ni disponibilidad de aplicaciones al reloj de Apple; además de que muchas de las funcionalidades de este dispositivo no serán compatibles. Se podría usar para leer notificaciones, pero no podríamos interactuar con la mayoría de ellas.

El nuevo reloj de Samsung es de las opciones más bonitas que existen para acompañar a los teléfonos con Android, y en general, por el precio que tiene el producto, hace que sea una buena compra si lo que estas buscando es saber cuántas calorías has quemado en tu clase de cardio o si deseas monitorizar por GPS tu ruta en bicicleta.

Gana un Samsung Galaxy Watch Active Sport

Con solo contestar a una pregunta, podrás entrar en el sorteo de un nuevo Samsung Galaxy Watch Active Sport.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!