Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

Neuralink es la empresa de Elon Musk con la que quiere conseguir conectar mente y máquina

3 min

El objetivo es desarrollar tecnologías menos invasivas que las existentes, consiguiendo conectar el cerebro de personas paralizadas con máquinas


Imaginad la posibilidad de restaurar capacidades que un ser humano haya perdido, como hablar o mover los brazos. Para conseguirlo nos metemos en un terreno que alguno consideraría como de ciencia ficción, y es que se habla de implantar “hilos” en el cerebro humano, con la intención de poder comunicar áreas concretas con el exterior.

No es un trabajo nuevo, en los últimos veinte años se han estado probando implantes cerebrales con los que se pueden mover elementos, como un cursor de un ordenador. Pero estamos hablando de hacerlo en un laboratorio, con unas condiciones muy especiales.

¿Dónde está la mejora que promete Neuralink? Como podemos ver en la gran presentación realizada (vídeo a continuación), la mejora está en evolucionar la interfaz de funcionamiento y los elementos implicados, hacerlo todo más pequeño, capaz e integrarlo de forma menos invasiva. La idea pasa por poder colocar todo el sistema en la cabeza, sin conexión física con el exterior.

Neuralink, una compañía de Elon Musk

Elon es experto en crear empresas que nos venden el futuro a día de hoy, por lo que no podemos hacer otra cosa que poner toda la atención en sus movimientos. Nos lo ha demostrado con los coches eléctricos y los cohetes reutilizables, adelantando por la derecha a empresas consolidadas en las respectivas industrias.

Neuralink ha mantenido sus operaciones en bastante secreto, pero conocíamos de su existencia desde hace dos años. En el momento de su presentación ya se comunicó que la intención era crear interfaces cerebro-máquina, planteando la meta como un producto real.

¿Cómo nos lo venden?

neuralink-n1-diagram

El sistema obviamente es muy complejo, pero desde un principio Neuralink se las ingenia para hacernos ver las cosas de una forma atractiva y posible. Podéis ver la imagen de la modelo que nos enseña un dispositivo pequeño y elegante detrás de su oreja, no muy diferente a lo que podría ser un audífono.

La realidad actual es bien distinta, según podemos ver en los prototipos que están utilizando en ratas. Todavía necesita estar unido a un cable, cuando uno de los fuertes de Neuralink es que el sistema será completamente autónomo, no estará conectado a ningún equipo externo.

RATA

Hilos en el cerebro

La idea principal de su funcionamiento pasa por coser hilos con electródos en la superficie de un cerebro, con un tamaño minúsculo de diámetro: entre 4 y 6 µm. Un cabello humano realmente fino tiene un diámetro de 15 µm

Con la flexibilidad y reducido grosor conseguido hacen que el daño que se realiza al cerebro sea mínimo en comparación con otros métodos, y es que debemos de tener en en cuenta que deben atravesar el cráneo.

Estos hilos están construidos con polímeros y pueden transmitir un gran caudal de información. Neuralink asegura que basta con registrar 30 neuronas en la corteza para mover un elemento externo.

hilos

Un chip para recoger los datos

Los datos recogidos con los hilos llevan la información al dispositivo que debe ir integrado en el cuerpo, bien podría ser como el que aparece en la foto de la chica.

Este se encargará de recopilar la información y convertir el ruido eléctrico de las neuronas en señales digitales nítidas, para luego enviarla a un segundo equipo más potente, que a su vez ejecutará las acciones correspondientes: mover un cursor o un brazo robótico.

Esta trasvase de información se realiza actualmente con cables y un conector USB-C, pero la idea es que se haga inalámbricamente, y para ello es necesario la evolución del sensor hasta el llamado N1. En la imagen tenemos el sistema actual.

sensor-usb-c

La máquina de coser

En las pruebas que están realizando han conseguido colocar hasta 1.500 electrodos en un animal, lo hacen con un sistema que ellos mismo describen como la “máquina de coser”.

Se trata de un dispositivo capaz de implantar seis hilos por minutos, lo que corresponde con 192 electrodos. Este robot de neurocirugía inserta con precisión los hilos, evitando vasos sanguíneos, que es posiblemente la mejora más importante en el sistema.

embed_machine

¿Cuándo será una realidad?

Es complicado establecer una línea del tiempo, Neuralink quiere probar su sistema en voluntarios paralíticos antes de que termine 2020. No descartan que las pruebas también se vayan a realizar en personas sanas en menos de una década.

La razón principal de esta presentación es dar a conocer la existencia del proyecto y así fomentar el reclutamiento de voluntarios, además de abrir las negociaciones con las autoridades para que aprueben las intervenciones en humanos.


No se nos olvida comentar que un elemento clave en Neuralink es la Inteligencia Artificial, será la encargada de interpretar la información que llega desde los sensores, aprendiendo y mejorando con el uso la interfaz hombre-máquina.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!