Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

La loca carrera de los megapíxeles en nuestros teléfonos: misión 108 megapíxeles

6 min

Nos estamos acostumbrando a que nuestros teléfonos cuenten con 48 megapíxeles y el año que viene habrá cámaras que doblen esa cantidad. ¿Dónde está el límite?


Desde que la tecnología digital llegó al mundo de la fotografía no nos hemos podido salir de esa particular carrera que marcan los megapíxeles. Sea en cámaras de toda la vida o en nuestros queridos teléfonos móviles, pocos años hemos pasado sin que la cifra haya subido.

Más megapíxeles no implica una mejor calidad de imagen, ya que hay muchos más factores implicados, pero es la mejor forma que tenemos a día de hoy de describir la resolución de las imágenes: nos informa de la cantidad de píxeles que la componen, de la nitidez que podemos conseguir.

El teléfono marca la evolución

El teléfono móvil siempre nos acompaña y es claramente nuestra cámara principal, por esto y por unas ventas increíbles a nivel mundial está ocurriendo un fenómeno interesante en la industria: la mayor evolución fotográfica está teniendo lugar dentro de nuestros terminales, mucho más rápido que lo que ocurre en el mundo de las cámaras tradicionales.

Samsung Galaxy S10

Una buena prueba de esto la tenemos en Sony, principal diseñador y fabricante de sensores para cámaras, que tiene en los teléfonos su negocio más grande, y es donde también realiza una inversión mayor en investigación y desarrollo. Curiosamente todo lo que consigue es utilizado por otras marcas de teléfonos móviles, que le compran su tecnología.

Miremos a nuestros teléfonos, cada vez tenemos más cámaras, nos ofrecen más potencia de proceso, mejor conectividad para compartir los resultados y pantallas más capaces para ver los contenidos, pero por encima de todo esto hay un factor que emerge con fuerza: la inteligencia artificial.

La inteligencia artificial es la llave hacia la fotografía computacional, que juega a sumar los contenidos de las diferentes cámaras, que reconoce escenas y elementos en nuestra realidad, para luego mejorar los resultados. Una vez entendidos los ingredientes, vamos a centrarnos en el avance que nos ocupa, la carrera de los megapíxeles.

Megapíxeles, un poco de historia

Redmi

No vamos a repasar la historia y evolución de los megapíxeles, sería una locura, pero sí que podemos comentar algunos casos importantes en los últimos años, principalmente relacionados por dos vertientes de desarrollo bien diferentes.

Tenemos que partir de la idea de que un teléfono móvil es un gadget muy pequeño, no hay lugar para grandes sensores, mucho menos para grandes ópticas, entonces la ingeniería de imagen se complica demasiado en comparación con las cámaras tradicionales.

A lo largo de los años se han ido creado dos caminos para mejorar el rendimiento: hacer sensores con más megapíxeles o en el mismo espacio colocar píxeles más grandes, a pesar de conseguir con ello menos megapíxeles. ¿Por qué más grandes? La respuesta es por hacerlos mejores receptores de la información.

HTC One

Un ejemplo de este último caso lo tenemos en el HTC One. En un momento en el que la industria se volvía loca por ir más allá de los 8 megapíxeles, los chicos de HTC dijeron que con 4 megapíxeles iban sobrados. La realidad demostró que su sensor “UltraPixel” con grandes píxeles/fotodiodos era muy sensible, mejorando el funcionamiento en situaciones de poca luz. También es cierto que adolecía de falta de resolución.

Este camino abierto por HTC no es ninguna tontería, a día de hoy son muchas compañías importantes que apuestan por sensores más sensibles a la luz, en lugar de llenarnos con megapíxeles. El caso más importante es el de Apple, hace muchos años que no suben de 12 megapíxeles, considerando que es una cifra muy equilibrada entre resolución y sensibilidad.

Nokia PureView

Muy poco tiempo antes fue Nokia la que se volvió loca por la carrera de los megapíxeles con sus teléfonos PureView. En primer lugar fue el modelo 808 con un sensor de 41 megapíxeles de grandes proporciones, que luego jugaba a transformar la imagen a un tamaño menor para conseguir que fuera de más calidad y fácil de transportar.

En paralelo al teléfono de HTC, Nokia lo volvía a intentar con la misma idea en el Lumia 1020 PureView: 41 megapíxeles y ópticas ZEISS en el cambio del sistema operativo hacia Windows Phone. No fueron teléfonos exitosos pero sí muy reconocidos por sus cámaras, que a día de hoy funcionan a gran altura.

Estos tres ejemplos son muy importantes en la historia de la fotografía de los teléfonos móviles, a partir de ellos se trabajó mucho más en el procesamiento de las imágenes, en mejorar lo que los sensores captaban. Como era de esperar los dos ingredientes fueron mejorando con los años: más definición y sensores más grandes fueron de la mano hasta el momento en el que nos encontramos hoy.

Próxima estación: 64 megapíxeles

64 megapixeles

Este año 2019 nos hemos encontrado con una tendencia muy potente llegada desde China, y no es otra que los 48 megapíxeles. Montones de teléfonos de gama media y alta se han atrevido a usar sensores con esa definición, creados por Sony y Samsung.

Os sonarán nombres como Honor View 20, Oppo Reno, las dos versiones de OnePlus 7, o los Redmi Note 7S y 7 Pro de Xiaomi. Todos ellos tienen diferentes cámaras, pero optan por contar con un sensor de muchos megapíxeles en la unidad principal. Insistimos en la idea de que no quieren tantos megapíxeles para una imagen final, lo que hacen es unir píxeles adyacentes para conseguir un resultado final mejor, con un peso más ligero.

Todo correcto hasta agosto de este mismo año. Dos compañías chinas como Xiaomi y Realme anunciaron que pronto tendrán listo un teléfono con 64 megapíxeles con un tamaño muy grande para un teléfono móvil (1/1,7 pulgadas). La idea es convertir esos 64 en 16 megapíxeles para las imágenes finales.

El creador de esta proeza llamada GW1 es Samsung. Samsung bate dos récords con este sensor: megapíxeles y tamaño. El ISOCELL GW1 bien podría estar en una cámara compacta de gama alta de hace cinco años. Lo más curioso de todo esto es que Samsung pase de utilizarlo en su beneficio y siga usando sensores de 12 megapíxeles en el Note 10, por algo será.

Samsung apunta a los 108 megapíxeles

108 megapixeles

Parece una locura pero a esas resoluciones vamos a llegar. De nuevo de la mano de Xiaomi y Samsung, que ya adelantan que tendrán un teléfono con 108 megapíxeles - 12.032 x 9.024 píxeles. El sensor estará listo a lo largo de 2020.

El tamaño del sensor es el mismo que en el caso anterior, 1/1,7 pulgadas, y con él pretenden realizar zoom 2X sin pérdida aparente al mantener una resolución de 27 megapíxeles en esa operación. ¿Dónde lo estrenarán? Apostamos por un Xiaomi Mi Mix 4, saldremos de dudas a finales de mes.

¿Absurdo trayecto?

Hay mucha voces importantes con opiniones diferentes al respecto de la carrera de los megapíxeles. En teléfonos móviles se tiene que trabajar por conseguir hacer llegar más luz e información a los pequeños sensores, pero hay límites físicos que no se pueden sobrepasar. O no tiene sentido.

xiaomi & samsung

Michael Kaschke, CEO de Zeiss, considera que el límite debería quedarse en los 40 megapíxeles, para no llegar a unos píxeles/fotodiodos tan pequeños que se molesten entre ellos, al no poder aislarse bien unos de otros, generando ruido digital.

En próximos meses comprobaremos quién están en lo cierto, nos esperan unos años de evolución fotográfica apasionantes.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!