Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Mejores películas de Studio Ghibli para soñar despiertos

Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro o la Princesa Mononoke son solo algunas de las muchas joyas del estudio japonés de anime de Hayao Miyazaki.


Decir que son historia de la animación es quedarse en nada. Studio Ghibli inventó el anime moderno y revolucionó un formato que hasta los años 80 venía siendo el patio del colegio para los grandes estudios. "¿Dibujos? Son para niños". ¡Pues no!

Nada tienen que ver todas las series que recordamos de los 90 con el tono, enfoque y estilo de las películas de Studio Ghibli. Empezando por "El castillo en el cielo", siguiendo con "El viaje de Chihiro" y terminando por "El recuerdo de Marnie".

En los últimos años se ha hablado más del futuro retiro de Hayao Miyazaki, de sus peleas con el hijo y de otras movidas más que de las propias producciones. Y creemos que es un tremendo error.

Si has escuchado hablar de Studio Ghibli este año seguro que ha sido por el nuevo parque temático que han abierto en Japón. Pero la cosa es que el director sigue currando y que tiene entre manos una película que promete (ahora sí) despedirle.

Vale que no te mole el rumbo 3D que ha pillado el estudio con "Earwig y la bruja", pero antes de colgar los pinceles, Miyazaki ha prometido recuperar ese estilo tradicional por el que ya nadie quiere pagar ni en Japón ni en Hollywood.

Qué mejor forma de rendir homenaje al maestro de la animación (a su mano derecha Toshio Suzuki, al amigo fallecido Isao Takahata y al genio de las bandas sonoras Joe Hisaishi) que repasando las mejores películas de Studio Ghibli. ¡A soñar! 😸🍃

#1

El viaje de Chihiro (2001)

"El viaje de Chihiro" es la única cinta de Miyazaki con un Oscar en su haber. Aunque es una de las mejores películas de Studio Ghibli, este galardón muestra el poco respeto que tiene Hollywood por el anime y la influencia de Disney en los premios. La historia de esta niña es una obra a la altura de los clásicos griegos: Chihiro aprende lo que es madurar y cambiar; que salir de la zona de confort duele pero que así es la vida. Una auténtica joya que ya está entre las mejores películas de toda la historia.

#2

Mi vecino Totoro (1988)

No acabó siendo el logo principal de la compañía por casualidad. "Mi vecino Totoro" fue y sigue siendo la película más arriesgada de Studio Ghibli: salvó sus cuentas de la bancarrota y proyectó la imagen del equipo a nivel internacional. Siendo sinceros, más que la propia cinta lo que lo petó de verdad fue el merchandising. De ahí que Totoro sea hoy la mascota más famosa de Japón junto con Hello Kitty, y que se reconozca tanto como Winnie the Pooh en Occidente. Se estrenó el mismo año que "La tumba de las luciérnagas", como una historia luminosa, familiar y esperanzadora. Sinopsis: el profesor universitario Tatsuo Kasukabe se muda al campo junto con sus hijas Satsuki y Mei para acompañar a la madre, enferma de cáncer, en su tratamiento. Las niñas encontrarán una evasión en Totoro, el rey del bosque.

#3

La tumba de las luciérnagas (1988)

Triste, desoladora, oscura, melancólica. Es imposible salir de ver "La tumba de las luciérnagas" con una sonrisa en la cara. Esa era justo la intención que tuvo Isao Takahata en su momento: adaptar la novela de Akyuki Nosaka de la forma más cruda posible. La película se estrenaba casi al mismo tiempo que "Mi vecino Totoro" y debía contraponerla. Seita y Setsuko son dos hermanos que consiguen sobrevivir al bombardeo atómico de Kōbe durante la Segunda Guerra Mundial, y vagan por las calles entre alucinaciones de terror. Es una de las mejores películas de Studio Ghibli, aunque nada tiene que ver con el resto de la filmografía.

#4

El cuento de la princesa Kaguya (2013)

Tan delicada como desastrosa. Isao Takahata se pasó nada menos que ocho años de su carrera trabajando una cinta que terminó haciéndole perder muchos millones al estudio. Pero qué vamos a decir que no se haya dicho ya: "El cuento de la princesa Kaguya" es una de las más películas más brillantes en su género de toda la historia. Su animación a pinceladas deja entrever la historia de "El cortador de bambú", un clásico japonés del siglo IX del que han salido mil y una leyendas. Aquí cada trazo evoca la intencionalidad del director, quien poco a poco te acerca a la tormenta emocional de la princesa de la luna.

#5

La princesa Mononoke (1997)

Una de las películas más famosas de Studio Ghibli junto con "El viaje de Chihiro" y "Mi vecino Totoro". Y aquí no solo hablamos de popularidad; la cinta también lo petó en taquilla y entre la crítica. "La princesa Mononoke" es una carta abierta contra la actividad humana más destructora, que está acabando con el planeta y su naturaleza. Surge de unos bocetos e ideas de Miyazaki nacidas en los 70 y culmina en una auténtica joya con momentazos. Está ambientada en el periodo Muromachi y narra el enfrentamiento de los guardianes del bosque contra los humanos.

#6

El castillo en el cielo (1986)

Es técnicamente la primera película de Studio Ghibli, con permiso de "Nausicä del Valle del Viento", creada por Miyazaki en 1984. Era la primera vez que Miyazaki, Takahata y Suzuki se enfrantaban a algo tan ambicioso y para sorpresa de nadie lo sacaron con nota. "El castillo en el cielo" es un cóctel de referencias a la Atlantis, "Los viajes de Gulliver" y hasta el Superman primigenio de los hermanos Fleischer. ¿De qué va? Pazu se topa un día con Sheeta, quien posee una piedra mágica tras la que va una banda de mafiosos. Con ella se puede llegar a Laputa, una isla milenaria escondida entre las nubes. Animación, banda sonora, desenlace... todo aquí es espectacular. Por eso sigue siendo hoy una de las mejores películas del estudio.

#7

El castillo ambulante (2004)

Esta es la película que debía haber continuado con la senda del éxito internacional de "El viaje de Chihiro", y en cierta forma lo fue, aunque sin estatuillas. "El castillo ambulante" reúne lo mejor de la animación, el tono reposado de Miyazaki y la magia de Hisaishi en una adaptación de la novela de Diana Wynne Jones que tiene todo lo necesario para ser memorable. Por aquí tenemos a Sophie, una niña que ha perdido su juventud; a Howl, un mago en decadencia; a la llama encantada Calcifer y un castillo mágico que se mueve por sí mismo. Detrás de cada uno de ellos hay una historia vital profunda y repleta de matices. Miyazaki lo rodea todo de mensajes antibelicistas en contexto de la guerra de Iraq.

#8

Porco Rosso (1992)

Imagínate que tu gran pasión son los aviones. Que te han molado desde niño y que de mayor, por cosas de la vida, te has terminado dedicando a otra cosa. Miyazaki tuvo la oportunidad de plasmar esto en la gran pantalla, y "Porco Rosso" es única precisamente por eso. Originalmente iba a ser una película breve que se emitiría en los vuelos de Japan Airlines, basada en un manga del propio cineasta. Luego la cosa evolucionó: un cerdo carismático, mucha acción, grandes paisajes del adriático italiano y referencias varias a los fascistas italianos, Benito Mussolini y lo mejor de la Belle Époque. ¿Para nosotros? Una de las mejores películas de Studio Ghibli.

#9

Ponyo en el acantilado (2008)

¿Quién dijo que La Sirenita estaba muy vista? Con "Ponyo en el acantilado" Miyazaki se sacó de la manga una reinvención descomunal del clásico de Hans Christian Andersen. Aquí la animación da un salto de gigante prolongado más de hora y media de un sakuga infinito. Los personajes fluyen con el agua, rebotan y se dejan llevar como si fueran hojas al viento. Sōsuke, un niño de cinco años, conoce a Ponyo, un extraño ser marino que sueña con convertirse en niña. La canción principal de la película se pega como los chicles en la que para muchos es la mejor película infantil de Studio Ghibli.

#10

Susurros del corazón (1995)

En "Susurros del corazón" Miyazaki dio rienda suelta a su lado más realista. Aunque en apariencia la cinta no es más que otra historia de romance juvenil japonés, en el fondo nos encontramos con un sutil relato sobre la madurez, el amor y la autoconsciencia. Aquí el cineasta trabajó con Yoshifumi Kondo, a quien por entonces consideraba su sucesor espiritual. Más que por la historia de Shizuku y Seiji, por lo que se hizo famosa esta cinta fue por la versión japonesa de la canción Take Me Home, Country Roads, que Yoko Honna honra pensando en John Denver y Olivia Newton-John.

Nos hemos dejado fuera a Nicky, la aprendiz de bruja, a Nausicä y su historia épica e incluso a los mapaches de Pompoko, pero es que todo no cabe. No hay de qué preocuparse porque sí: aquí están las mejores películas de Studio Ghibli.

Quién sabe si en unos años tendremos que actualizarla con "¿Cómo vives?", la cinta con la que se retirara definitivamente Hayao Miyazaki. Por suerte podremos seguir disfrutando de sus obras durante años.

SUSCRÍBETE

En Yoigo vamos a tratar tus datos para enviarte periódicamente la información solicitada. Puedes ejercitar tus derechos con [email protected]. Más Info AQUÍ.

LO + TOP

RELACIONADOS