Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Internet

Cómo pedir cosas a domicilio de manera responsable durante el coronavirus

9 min

Los repartidores son personas como tú y como yo, pero ellos no pueden quedarse en casa. Valoremos su doble misión: hacernos llegar productos hasta la puerta de casa y conseguir que algunos establecimientos puedan sobrevivir


El estado de alarma que entró en vigor el pasado día 15 de marzo nos imposibilita comer en restaurantes e ir a tiendas de muchas categorías, a eso ya nos estamos acostumbrando, pero nos falta saber al 100% cómo pedir cosas a domicilio de manera responsable durante la cuarentena, sin exponernos ni exponer a los repartidores al coronavirus.

En un momento en el que, para casos de primera necesidad, muchos negocios siguen en funcionamiento basando su servicio en los repartidores, estos repartidores y mensajeros a domicilio son un gremio que cubren estos días una doble función: hacernos llegar productos hasta la puerta de casa, y al mismo tiempo están consiguiendo que algunos establecimientos puedan sobrevivir sin echar definitivamente el cierre.

Pero ellos son como tú y como yo, y están mucho más expuestos a la realidad del contagio: si lo piensas, cada vez que acuden al almacén o a un establecimiento y después a un domicilio, se van haciendo con más y más papeletas para un hipotético contagio, algo que también afectaría a sus familiares, compañeros de trabajo y compañeros de piso, así que cuidemos en la medida de lo posible de estas personas que con su esfuerzo nos están haciendo más llevadero el confinamiento.

Pide con responsabilidad, lo que pueda esperar, que espere

Es una realidad que las compras online se han disparado por lo que su papel pasa a ser fundamental para la sociedad. Es una prioridad que todas las partes - empresas, repartidores y clientes - hagan todo lo posible porque el riesgo con el COVID-19 sea mínimo.

Y una manera en la que tú puedes ayudar activamente es priorizar tus pedidos a domicilio: ¿De verdad necesitas comprar un bañador y que te lo envíen a casa esta semana? ¿Y qué me dices de esa maleta para irte de vacaciones que tanta falta te hará en tu próxima aventura? Seguro que no pasa nada si aparcas esa compra para cuando todo vuelva a la normalidad o si compras ahora y te pides el envío aplazado que muchas tiendas online están ofreciendo.

photo-1572195577046-2f25894c06fc

Ciertamente, se agradece que muchos establecimientos y empresas de distribución estén priorizando en que los productos a ofrecer y almacenar sean los de primera necesidad: básicos del hogar, de salud, cuidado personal, alimentación, etc. Nosotros, como clientes, también tenemos que ser consecuentes con lo que pedimos.

¿Siguen funcionando los repartos en zonas complicadas?

Sí, no existe ninguna zona en la geografía española que esté vetada al envío de paquetes. Si se hacen las cosas bien, la probabilidad de que una persona infectada contamine a un cliente es realmente baja, y viceversa. También es poco probable contagiarse a través de un paquete transportado; puedes ampliar información en la web del Ministerio de Salud.

Lo que sí es cierto es que los tiempos de espera se están viendo alterados en muchos servicios de transporte, debido a la alta demanda que se está produciendo, también por intentar priorizar en las cosas que realmente son de primera necesidad y priorizar a esos colectivos que realmente corren un notable peligro al desplazarse para comprar en tienda física.

photo-1553413077-190dd305871c

La fiesta de las devoluciones: pospuesta

¿Devoluciones? Si repasamos lo que aseguran las principales empresas de transporte, siguen activas, pero algunos comercios están cancelando o dilatando este tipo de operaciones.

Pongámosle un poco de lógica al asunto: siempre se puede esperar a hacer este tipo de cosas a que la situación mejore, mientras estemos dentro del plazo y, para ello, las principales empresas con venta online de moda y artículos variados han ampliado sus tiempos de aceptación de devoluciones, de manera que entre todos nos esforcemos para frenar la curva.

No hagamos compras a lo loco, intentemos acertar con las mismas, no es el mejor momento para estar mareando a los transportistas. Muy clásico en Internet es rastrear cuáles son aquellas empresas de e-commerce que permiten devolver prácticamente cualquier cosa y en cualquier momento, y comprar en consecuencia con miras a probar lo comprado y tomar la decisión una vez que el artículo esté en casa. Ahora mismo, intentemos no hacer esto y reservemos la opción de la mensajería solo para lo más esencial.

Nuestra responsabilidad y prioridades


¿Es una pizza un servicio mínimo? ¿Necesitamos el último videojuego?

La respuesta es: depende de las circunstancias.

Y decimos que "depende de las circunstancias" a la pizza o el videojuego, porque hay personas que realmente pueden necesitar estas cosas en apariencia tan banales: niños con autismo, por ejemplo, a los que haya que mantener dentro de una burbuja de aparente normalidad en la que siguen existiendo paseos diarios o pizza cada viernes...

Lo importante es que tú te preguntes si en tus circunstancias eso que estás a punto de pedir, da igual lo que sea, es tan importante o urgente que no puede esperar hasta que todo esto termine.

El debate está servido, tenemos que ser conscientes de lo que son caprichos o lo que son cosas de primera necesidad. También si nosotros somos capaces de salir cada cierto tiempo a comprar, o es imposible y debemos apoyarnos en los repartidores para que nuestra vida siga adelante.

photo-1526367790999-0150786686a2

Os recordamos que tenemos activa una promoción con Privalia en la que tenemos acceso a descuentos y premios para comprar en la tienda online, ellos mismos nos recuerdan que, dependiendo del descuento o premio que consigas, hay desde 1 mes hasta 24 meses para realizar las compras. Es un buen ejemplo a tomar con todas las tiendas: todo lo que pueda esperar, mejor hacerlo más adelante.

Otro punto crítico a la hora de que los pedidos tengan lógica es la prioridad de las personas que lo realizan. Lo están estableciendo la mayoría de comercios importantes y tiene que ver con restringir el su servicio online para uso exclusivo de la población más vulnerable: mayores, con movilidad reducida, con discapacidad o cuarentena.

Entrega sin contacto: protección para el repartidor y para el cliente

Todos los transportistas han recibido la recomendación desde el gobierno de reducir el contacto con los clientes, con acciones como dejar el paquete en la puerta, dando unos pasos atrás hasta que sea recogido. La identificación del cliente, si fuera necesaria, tendría que realizarse con cierta distancia.

photo-1581688084891-0cae8ad52111

Siempre es interesante utilizar las opciones de “instrucciones de entrega” que tienen todas las grandes plataformas de distribución, por si hubiera que detallar alguna situación especial, como seleccionar un lugar seguro donde dejar el paquete. Otra medida que se está tomando es no tener que firmar para recepcionar el pedido.

Si se trata de una operación en la que no se ha pagado previamente, hacer todo lo posible porque la transacción se realice con tarjeta. Los repartidores tienen que ir con guantes y mascarilla, nosotros también debemos recibirlos de la misma forma.

Teléfono y comercio local

No nos olvidemos de que además de grandes plataformas de distribución y comercios, también hay muchos negocios locales -como mercados- que necesitan mantenerse y siguen activos al ofrecer productos de primera necesidad.

photo-1542838132-92c53300491e

Si consultamos, muchos de ellos no cuentan con sistemas online para realizar los pedidos, pero sí un teléfono con el que ponernos de acuerdo, para tener el pedido listo cuando lleguemos y así pasar el mínimo tiempo posible en la tienda, o en muchos casos disponen de personas que debidamente protegidas nos pueden llevar a casa la compra.

Recibir un pedido a domicilio: cómo evitar que venga con coronavirus

La otra cara de la moneda está en la persona que recibe un pedido a domicilio y su miedo comprensible a resultar contagiada. La OMS ha explicado que resulta muy difícil el contagio a través de la comida, especialmente, cuando los trabajadores del establecimiento están usando mascarillas durante todo el proceso de preparación y traslado.

No obstante, entendemos que a muchas personas les pueda dar reparo pedir algo a domicilio ante el temor de que venga infectado y, como la paranoia no es buena consejera, aquí van nuestros tips para ser precavidos dentro de lo razonable:

  • Si has pedido algo que venga envuelto en papel o cartón, la OMS ha recomendado deshacernos de dichos envoltorios de manera segura y lavarnos las manos inmediatamente después.
  • Si tu pedido contiene latas o botes plásticos, puedes limpiar estos recipientes con un paño humedecido en una solución de agua y jabón. La lejía se ha convertido en el producto estrella de la crisis del coronavirus, pero expertos aseguran que la capa que protege al virus y le mantiene con vida es vulnerable también al jabón común.
  • No hace falta que tus compras pasen una "cuarentena" en la puerta de tu casa o en la terraza si la tienes. La OMS no dice nada al respecto de dejar reposar lo comprado. Si bien es cierto que el virus permanece vivo en superficies y acaba muriendo, también lo es que la mejor prevención según los expertos es que tú mantengas una buena higiene de manos.
  • No es necesario "re-cocinar" la comida que te has pedido a domicilio con la intención de matar al coronavirus. La OMS ha explicado que es muy poco probable la transmisión del virus a partir de la comida. Lo que sí es importante según la propia OMS es evitar el consumo de alimentos de origen animal crudos, así que, si parte de lo que has pedido incluye conceptos como "poco hecho" o "al punto", quizá sea buena idea pedir todo "muy hecho" o, en su defecto, precalentar el horno mientras esperas al repartidor y, cuando la comida llegue, meter estas piezas en un poco de calor para que terminen de hacerse.
  • Siempre lávate las manos después de recibir un pedido a domicilio y antes de comer. Hace días circuló en Internet la idea de que el tiempo idóneo de lavado de manos es el equivalente a cantar dos veces "cumpleaños feliz" pero esto no es cierto del todo. Lo más importante es que sigas las recomendaciones de la OMS para el lavado de manos, cuidando de enjabonar a consciencia los dedos, las uñas, las cutículas, el dorso y el anverso de las manos e incluso las muñecas, y siendo consciente de que los anillos, pulseras y relojes ayudan a acumular impurezas, así que si los puedes guardar durante esta crisis, mejor.

Soporte a los repartidores que están en cuarentena

Los repartidores y transportistas están en riesgo, es algo que tenemos claro, por lo que no será difícil encontrarnos con que muchos de ellos han enfermado, o simplemente pasan sin síntomas el contagio, por lo que tienen que vivir una cuarentena sin ingresos.

Algunas de las empresas más conocidas del mercado - Uber Eats, Deliveroo - de reparto han puesto en marcha un fondo para poder dar soporte económico a esos repartidores. Los conductores y repartidores bajo estas circunstancias contarán con apoyo financiero hasta 14 días.

Imágenes | Kai Pilger | Lucian Alexe | Brett Jordan | Macau Photo Agency | nrd

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!