Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

Cuánto cuesta encender el aire acondicionado económica y ambientalmente

12 min

Este verano la calle está que se prende, literalmente, ¿a que sí? Te contamos cuánto cuesta encender el aire acondicionado y ya decides tú si te sale a cuenta encenderlo o que alguien te abanique.


Si tienes más calor que el diablo haciendo una barbacoa, sigue leyendo porque te vamos a contar cuánto cuesta encender el aire acondicionado no solo en términos de dinero, sino también de impacto ambiental. Y es que el buen tiempo viene cargado de momentos estupendos: playa, piscina, ese refresco con los amigos, las divertidas fiestas al aire libre y, por supuesto, las ansiadas vacaciones. Sin embargo, la época estival también viene pegando fuerte con el calor y las noches pueden ser tediosas y larguísimas.

Por ello, para muchos resulta importantísimo saber cuánto cuesta encender el aire acondicionado y cómo afecta al planeta. Despejemos las dudas y aportamos algunos consejos para que puedas elegir a consciencia entre el riesgo de lipotimia y el de bancarrota.

Cuánto cuesta poner el aire acondicionado en casa

Comencemos definiendo "casa". Porque una cosa es ventilar tu estudio de 30m2 y otra muy distinta convertir tu chaletazo de tres planas en una pequeña Groenlandia. Está claro que debes hacer algo para no abrasarte, pero calcular el presupuesto que necesitas para instalar un equipo de aire acondicionado en tu ardiente morada no arroja una cifra exacta, sobre todo si tienes en cuenta que, además de instalarlo, pretendes darle uso (quedarte mirándolo no te refresca, por mucha fé que le pongas).

La razón estriba en que va a depender muchísimo del tipo de equipamiento que elijas, el momento del día en el que estés en casa y las características de la vivienda en cuestión. Además, cada sistema de climatización tiene un impacto ambiental distinto. Vamos, que este artículo más que de ahorro, trata de sentido común: siempre será más contaminante enfriar una estancia de manera absolutamente artificial, que ventilarla abriendo las ventanas para generar corrientes de aire.

Por tanto, lo mejor es que eches un vistazo a las distintas clases de aparatos de climatización que existen. En las siguientes líneas te ayudaremos a que no te calientes la cabeza, ¡já!

Estarás de acuerdo en que contar con aire acondicionado en el hogar ya no es un lujo. Atrás quedaron aquellos años en los que las familias echaban sus colchones a la puerta de sus casas. Claro que la preguntita es machacona: ¿cuánto vale poner el aire? A ver si al enterarme del precio me quedo tiritando y con cara de pingüino...

Vamos por partes, como en las cubiteras.

¿Cuestan lo mismo todos los tipos de sistemas de refrigeración?

En cuestión de precios la gama varía mucho. Además, los establecimientos se llenan de ofertas muy atractivas. Sin embargo, debes conocer las peculiaridades de cada tipo de aparato. Será una de las maneras de conseguir que lo que corra en tu casa sea el aire y no el saldo de tu cuenta "corriente". Y que no te estés montando un pequeño Chernóbil doméstico.

Presta atención a las singularidades de los sistemas de ventilación

- Aire acondicionado portátil. Es el modelo más económico y clásico de todos. La consecuencia directa de un romance entre un abanico y una palangana con hielo. Puedes ir con él arrastrándolo de una habitación a otra. Su funcionamiento solo necesita de un tubo que expulse el aire caliente a través de una ventana o de un hueco realizado en un acristalamiento que dé al exterior.

Sin embargo, a la larga, no es el método más eficiente para el bolsillito que tanto te preocupa. Si miramos cuánto consume el aire acondicionado, este no es de los mejores en cuanto a su relación calidad-precio. Con respecto al impacto medioambiental, depende del ángulo desde el que se mire: es poco eficiente y está expulsando aire caliente al exterior... seguro que se pueden encontrar opciones mejores.

- Instalación Split. Este es el sistema de aire acondicionado más utilizado. El módulo completo está formado por dos componentes. Uno se coloca en el interior de la habitación y el otro en el exterior.

El kit estándar trae tres metros de tubo. Si la distancia es más grande tienes dos alternativas: pagar por cada metro de más o conformarte con colocar el split hasta donde llegue. ¿Problema?, que se te quede en mitad de la terraza. Pero, oye, es cosa tuya. Cada quien se ventila dónde y cómo puede y el terraceo en verano mola lo suyo.

Cada vez es más frecuente que estos aparatos no solo cuenten con la función de enfriar en épocas estivales. También son capaces de producir calor durante el invierno. Aunque ahora mismo estés completamente torrado, no olvides que ya llegará el invierno y entonces agradecerás estar calentito y un aparato que cumple ambos objetivos no sólo es un ahorro en el trasto y la instalación del trasto en sí, sino que también te permite predecir el gasto en electricidad de manera más o menos estable para todos los meses del año. Climatización sin sorpresas, ¿a que mola?

Eso sí, el aparato puede costar mucho menos que la mano de obra para instalarlo. De hecho, encontrarás máquinas por menos de 180€, si bien la colocación por parte de un experto puede salirte por un pico y sobrepasar los 400€. ¡Menuda faena, pero estarás fresquito! Y calentito. Como punto a favor desde la perspectiva medioambiental: el trasto en sí será uno solo, es decir, una única estructura de materiales como el plástico, lo que se traduce en una reducción de recursos contaminantes utilizados.

- Sistema Inverter. Este tipo de tecnología viene incorporada, en la actualidad, en prácticamente todos los sistemas de aparatos de acondicionamiento de temperatura. Si te preocupa cuánto gasta el aire acondicionado, el método Inverter se caracteriza por el ahorro energético y eso nos encanta porque ayudamos al bolsillo y al planeta. La razón estriba en su funcionamiento. El Inverter es un integrante electrónico capaz de producir una alteración que incide en la celeridad con que actúa el compresor.

¿Te ha quedado claro? ¿Nos estamos explicando como un libro en llamas? Venga, intentemos dar una explicación más fresca: el Inverter consigue que la temperatura deseada se obtenga en mucho menos tiempo. Una vez logrado este objetivo, el componente implementa una regulación sobre el compresor para que este baje la velocidad. De hecho, la mantiene al mínimo preciso para que se conserve la temperatura elegida. Es decir, para que en todo momento te encuentres en la gloria.

A su vez, este proceso promueve que no tengas que estar constantemente apagando y encendiendo el compresor. Con ello se estimula el ahorro energético y conseguirás un ambiente más confortable. Si cuentas con un presupuesto de entre 400€ y 500€, ya puedes toparte con un aparato muy decente.

- Aire por conductos. Cada vez es más habitual que las viviendas de nueva construcción vengan con la preinstalación del aire acondicionado, ¡gloria bendita! Esto quiere decir que puedes optar por la elección de un sistema por conductos, un recurso que conlleva notables beneficios. Por ejemplo, es una de las mejores opciones si deseas enfriar distintas habitaciones de un mismo inmueble. Por otro lado, los tubos van canalizados a través del sistema preinstalado y no quedan al descubierto. Así, la instalación pasa desapercibida en favor del aspecto estético.

Es posible elegir en qué lugar colocar la unidad interna, generalmente en el baño. De este modo, se evitan las molestias que podrían derivarse del ruido. También es viable el acoplamiento de termostatos, lo que te ayudará a ajustar los grados de cada habitación de manera independiente. Puedes tener el salón en modo «Alaska» y el dormitorio sincronizado con la temperatura de Barbados.

El precio de estos aires acondicionados depende mucho del número de espacios que desees climatizar. Los hallarás a partir de los 1.000€. La instalación completa puede rondar los 3.500€. Este precio será considerablemente mayor si no cuentas con la preinstalación hecha. ¡Hala! Toma hachazo, pero merece la pena.

Cuánto gasta el aire acondicionado

Una vez que hemos realizado un cálculo para que sepas cuánto cuesta poner el aire acondicionado en casa, le toca el turno al gasto energético. Si te preocupa la factura de la luz, tranquilo, no eres el único. A casi todo el mundo le interesa saber cuánto cuesta encender el aire acondicionado.

El factor para averiguar cuánto consume tu sistema de refrigeración está estrechamente relacionado con la cantidad de frigorías que tenga el aparato. Pero antes de llegar a este punto, te aclaramos algunas cosas sobre otras alternativas para enfriar tu hogar.

¿Aire acondicionado o ventilador?

Cuando llegan el verano y las olas de calor, esta es la pregunta del millón para muchos usuarios. Corren hacia las tiendas de electrodomésticos para conseguir, cuanto antes, un aparato que les ayude a sobrellevar el sobrecalentamiento de los termómetros. Sin embargo, les asaltan las dudas, especialmente derivadas de la inversión económica que deben realizar. ¿Te suena?

Ventilador o aire acondicionado, ¿cuál es el que más derrite mi economía y fastidia al planeta? En un principio, una buena parte de los consumidores tienden a procurarse alivio de la mano de un ventilador. Lo cierto es que este electrodoméstico, a primera hora, sale más barato. Su precio de adquisición es mucho menor. No obstante, a la larga puede resultarnos más costoso. Eso sí, desde el punto de vista ecológico es de los menos agresivos, porque sus piezas son muy básicas, tanto como el hecho de que no requieren ningún producto químico especial para su funcionamiento, que no es otro que el de un abanico con motor para movilizar el aire ya disponible en la estancia.

¿Por qué no es el rey del verano? La razón radica en que, por un lado, su capacidad de refrescar el ambiente es muy limitada. Por otro lado, acometiendo una comparativa con sistemas de aire acondicionado muy eficientes, la diferencia en el encarecimiento del recibo de la luz no es sustancial.

Atento a estos datos. Hemos tomado en cuenta un estudio de la comparadora Selectra, en cuya página puedes realizar tu propia comparativa sobre tu factura de la luz. Según la compañía, refrigerar un salón doméstico puede suponer un incremento de hasta 25€ mensuales en el recibo de electricidad.

Sin embargo, si estás preocupado por cuánto gasta el aire acondicionado, la empresa avisa de que otras opciones que ya te hemos mencionado pueden acabar resultando más costosas. De hecho, se sirven como exponentes de estos casos de la torre portátil y de los ventiladores y hace hincapié en la eficiencia energética.

De esta manera, puedes llevarte alguna sorpresa, sobre todo, si sigues ciertos consejos que reducen el consumo. Para el codirector de Selectra, Gonzalo Lahera, el uso del aire acondicionado puede entrar dentro del presupuesto familiar "si se posee un aparato medianamente eficiente, se hace un uso responsable del mismo y se toman medidas como ventilar por la mañana y bajar las persianas en las horas de sol". Total, ¿qué te cuesta?

También influyen cuestiones como la elección del aparato. Recuerda que la tecnología Inverter evita los constantes encendidos y apagados, que consumen mucha más energía. Además, el mercado cuenta en la actualidad con casi todos los sistemas de aire acondicionado con una clasificación energética que oscila entre A+ y A+++.

Para poder juzgar, te ofrecemos un ejemplo muy práctico. Un aparato Inverter de clasificación A+++, supondría un gasto mensual de poco más de 13€. Por su parte, un ventilador de techo, atendiendo a que encima refresca menos, te haría gastar una media por encima de los 17€, siempre tomando como referencia el estudio de Selectra.

Así mismo, el ventilador solo remueve el aire. Para el caso, también podrías echar mano de un abanico o, más exótico aún, practicar ejercicio de muñeca con un bonito paipai.

Qué debo tener en cuenta para saber cuánto consume el aire acondicionado

Al margen de las cuestiones que ya te hemos mencionado, existe otro factor muy importante para determinar cuánto gasta el aire acondicionado en tu hogar. En este caso, entran en acción las frigorías.

A la hora de adquirir un sistema de refrigeración para tu casa, resulta necesario que tengas en cuenta la potencia que precisas para enfriar el espacio que deseas. Debes buscar un aparato que tenga la adecuada.

De este modo, te aseguras de que no sea insuficiente, con lo que seguirías sudando como un condenado, o que por el contrario fuera muy superior y, por tanto, estuvieras derrochando energía.

La frigoría en sí es el patrón unitario que hace referencia a la potencia. Con ella se mide cuánta energía térmica absorbe un espacio determinado. Aún no ha sido adoptada por el Sistema Métrico Internacional. Sin embargo, el Sistema Técnico sí lo emplea de manera ampliamente generalizada. Su definición aclara que se trata de la cantidad de kilocalorías que son absorbidas en una hora.

Ahora toca realizar el cálculo adecuado para saber cuántas frigorías son precisas para enfriar una habitación. A modo de media, se establece que son necesarias entre 100 y 150 por cada m2. Por ejemplo, si te estás planteando instalar un aire acondicionado en una sala de 20m2 deberás pensar en un aparato de entre 2.000 y 3.000 frigorías. Esa es la potencia que emplean por hora de funcionamiento.

Cómo sé cuánto gasta el aire acondicionado en electricidad

Para saber cuánto vas a gastar en electricidad con tu aire acondicionado deberás realizar una operación muy sencilla, apta para sesudos y no tan sesudos. Para ello, debes fijarte en que una frigoría tiene una equivalencia de 1,163W. Siguiendo este proceso, 1.000W (1 kW) tendrían su correspondencia establecida en 860 frigorías. Ya puedes conocer los kW de tu aparato.

Para implementar el cálculo con respecto a una máquina de 2.000 frigorías, tendrás que solucionar una multiplicación del consumo / hora por el coste de cada kW. Puedes saber el precio del kW / h en páginas web especializadas.

Es muy importante que, para asegurarte la mayor eficiencia en el uso de tu sistema de refrigeración, realices algunas acciones que mantendrán el aparato optimizado. En este sentido, procura que tenga un buen mantenimiento en cuanto a cuestiones como filtros, limpieza, estado de los tubos, etc.

No dudes en recurrir a profesionales para que el cuidado sea más efectivo y ello prolongue la vida del electrodoméstico. ¡Ojo aquí con los manitas! Evitar contratiempos a la hora de mantener el equipo también te ayudará a no derrochar electricidad por culpa de posibles desperfectos que surjan como consecuencia de su funcionamiento prolongado.

No olvides realizar un uso responsable y eficiente. Ajusta la temperatura para que disfrutes de un ambiente confortable y, a la vez, no suponga un derroche de energía derivado del hecho de bajar la graduación de forma inconsciente e innecesaria. Recuerda que una temperatura de 24 °C en el interior es la más recomendada cuando hace calor fuera.

Por último, no olvides elegir bien el tipo de equipo que precisa tu hogar. Solicita asesoramiento para que puedas instalar el que más se ajusta a las condiciones del espacio en el que va a funcionar. Seguir estos simples consejos prevendrá que estés preocupado por cuánto cuesta encender el aire acondicionado. ¡Disfruta de tu pedacito de Antártida!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!