Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Cómo saber cuánto gasto en roaming y algunos consejos para ahorrar

9 min

Cómo saber cuánto es el gasto en roaming durante un viaje es fundamental para organizar tu presupuesto. Por eso, te enseñamos cómo calcularlo sin llevarte disgustos.


Nos encantan las nuevas tecnologías y viajar y esta mezcla da lugar a nuevas necesidades: saber cuánto es tu gasto en roaming y hacerte con algunos consejos para ahorrar en tu plan de datos en el extranjero es una de ellas.

Las redes sociales que siempre van con nosotros. La posibilidad de llamar a nuestros seres queridos o el estar informados a todas horas y en cualquier lugar, son aspectos que estas tecnologías nos han aportado y a los que no hay quien renuncie.

Ahora bien, todo depende de una buena conexión a Internet y esta, a su vez, de disponer de un buen plan de datos.

Conectarse a la red en el extranjero puede ser algo arriesgado si no sabes todo lo que regula estas conexiones ni cómo se llevan a cabo.

Porque, ¿qué pasa cuando nos vamos al extranjero? Pues que se activa el roaming o itinerancia, una forma muy concreta de tarificación que vamos a intentar explicarte a fondo a continuación.

Qué es el roaming o itinerancia de datos

Cuando contratas una línea móvil, ya sea para llamar o para navegar por Internet, está circunscrita a un territorio determinado.

Será en este en el que pueda conectarse a la red por la que estás pagando mensualmente y disfrutar de los servicios que tenga tu contrato.

Pero la red que te proporciona diversión e información a partes iguales no es la misma en todo el mundo. Ni de lejos, y es que cada compañía puede contar con sus propias instalaciones y cobrar por ellas.

La tecnología de los teléfonos permite que se conecten a cualquiera de las redes que existen en el mundo. Pero la empresa encargada de esa red concreta que está en el extranjero no te va a dejar que navegues ni que llames o mandes mensajes. Esto es, al menos, lo que sucede en un principio.

Aquí es donde entra el roaming: te va a dar la oportunidad de conectarte a esas redes y, lo que es todavía mejor, poder usarlas como si fueses un usuario de esa compañía.

Así, aunque estés en el extranjero, podrás llamar, navegar por Internet o enviar y recibir mensajes de texto.

En resumen, podrás usar tu móvil como si estuvieras en casa, así que no te vayas a despistar y salir a la calle en pijama.

Pero: ¿cuánto te va a costar seguir usando tu teléfono móvil en el extranjero? Una muy buena cuestión que depende de muchas cosas.

Cómo saber si el roaming cuesta dinero

Si partimos de que eres un usuario con una línea móvil contratada en España, tenemos que decirte que hay zonas en las que la itinerancia sí que vale dinero y en las que te conviene saber cuántos datos de roaming quedan, y otros territorios en los que el servicio es gratuito.

Partimos de la idea de que en la Unión Europea se navega como en casa, y a partir de ahí nos planteamos ciertas excepciones.

Países en los que el roaming es gratis

Vamos a hablar de zonas más que de países. No es por capricho nuestro, ya que son las operadoras de telefonía las que así lo hacen siguiendo las indicaciones de las autoridades competentes en materia de telecomunicaciones.

Pues bien, hay varias zonas como vamos a ver; y gratis, lo que se dice gratis completamente, solo es en la zona I. Esta zona es la que incluye a los países de la UE.

Es decir, si viajas a Francia, Alemania, Italia, Grecia o cualquier otro destino de la Unión Europea que se te ocurra, puedes estar tranquilo navegando o llamando, ya que no habrá ni un céntimo de coste adicional.

Es más, normalmente no vas a tener que hacer absolutamente nada para activar el roaming, ya que el mismo smartphone se conectará a cualquiera de las redes locales que haya disponibles en cuanto llegues a tu destino.

Ojo, porque "Unión Europea" y "Europa" son dos cosas muy distintas. El roaming a coste cero no aplica, por ejemplo, para Reino Unido o Mónaco.

Zonas en las que sí pagarás por el roaming

Como ya apuntamos, la cosa va de zonas, y en cuanto te salgas de la primera de ellas y de los países que la forman, tendrás que pagar.

Saber a cuánto ascenderán los gastos es complicado, ya que suele haber diferentes tarifas para cada caso.

Es más, incluso puede haber líneas que tengan el roaming incluido para países que no estén dentro de la zona I.

Esto depende enormemente de los servicios de los que se dispongan y de las tarifas que se elijan.

Con todo, lo mejor es que antes de salir de viaje eches un ojo a la zona a la que pertenece el país al que vas, para ello puedes utilizar nuestro buscador.

Después de eso, lee las condiciones de tu servicio de telefonía y busca las indicaciones para el roaming que vengan estipuladas, ya que será aquí donde encuentres el coste de este servicio.

Pero ¿qué países forman las zonas II y III que se cobran según la tarifa?

Pues algunos países tan cercanos a España como Andorra o Marruecos, otros un poco más alejados como Suiza o Croacia y algunos que sí quedan ya más lejos como Estados Unidos o Canadá son los que dan forma a la zona II.

La zona III es la compuesta por el resto de los países del mundo.

Es decir, si vas a un lugar que no está en ninguna de las dos zonas primeras, entonces se entiende que forma parte de la tercera.

Una última cosa al respecto: las tarifas para la zona II y para la III pueden cambiar.

Que se tarifique según lo contratado no significa en todos los casos que los precios sean similares, y es que puede haber diferencias notables entre los gastos generados dependiendo de la zona final en la que se encuentre tu país de destino.

Algunos consejos sobre cómo evitar gastos por el roaming

Ahora que ya sabes cuál es la situación en la que te encuentras y poniendo por caso que vas a viajar a algún lugar en el que el roaming no es gratis, vamos a ver algunos consejos y que puedas ahorrar.

Con ellos podrás evitar que la factura del móvil no despegue a la misma altura que el avión que te lleva a tu destino.

Desactiva el servicio de roaming

Este subtítulo puede parecerte una tontería, pero tiene mucho más sentido del que piensas.

Como sabes, tu teléfono móvil se va conectando continuamente para que lleguen mensajes de apps o para actualizarse.

Si la itinerancia está activa, lo va a seguir haciendo de la misma forma que si estuvieras en casa.

Ahora bien, esto va a generar un consumo de datos oculto que va a terminar por inflar los gastos generados de esta forma. Así, lo mejor que puedes hacer para comenzar con tu plan de ahorro es desactivarlo.

Cuando lo necesites, puedes volver a conectarte, ver lo que quieras y luego volver a desconectar los datos para mantenerte a salvo de esos gastos inesperados.

Activar y desactivar la itinerancia es algo que se puede hacer en todos los teléfonos. Normalmente, es una opción que se encuentra en ajustes, aunque no podemos darte más detalles porque esta opción varía de un sistema operativo a otro e incluso entre modelos de diferentes marcas.

Contrata un bono por adelantado

Ponte en el caso de que sabes cuántos días vas a estar en el extranjero y, además, de que eres capaz de calcular más o menos el consumo de datos que vas a tener.

Entonces, ¿por qué no contratar de forma anticipada un bono de datos y adelantarte a las sorpresas de la factura?

Hay bonos de este tipo que añaden los datos a tu cuenta y que son específicos para el roaming. De esta forma, irás consumiendo esos datos añadidos antes del viaje y que, al fin y al cabo, son un gasto más de este.

Bonos hay de todos los tipos. Es decir, que puedes contratar la cantidad de datos que quieras llevarte en el viaje para poder tener siempre a tu teléfono móvil bien nutrido y que la conexión no sea ningún problema en tus escapadas.

Planifica con suficiente antelación

A poco que lo pienses, muchos de los datos que vas a gastar durante un viaje van a estar relacionados con búsquedas de lugares concretos, información sobre monumentos o museos y con otros aspectos similares.

Entonces, ¿no sería mejor que te llevaras todo esto descargado de casa y que así evitaras tener que tirar de los datos del roaming? La respuesta lógica es que sí y, además, es algo muy sencillo de hacer.

Basta con que crees una agenda de viaje en la que tengas planificadas tus rutas y las visitas a realizar. También aquellos restaurantes que te interesan y todo tipo de información relacionada con los lugares en los que vas a estar.

Incluso puedes descargarte mapas completos de ciudades para usarlos fuera de línea. Todo se puede descargar para evitar que se consuman datos. Como puedes ver, un poco de planificación basta para que el consumo de datos en el extranjero sea el mínimo posible.

Y decimos el mínimo porque un viaje es siempre una aventura y las sorpresas tienen que ser bienvenidas. Claro que vas a tener que realizar alguna búsqueda en momentos determinados, pero procurando que esto sea la excepción y no la regla, ahorrarás bastante en la itinerancia.

El regalo de las redes wifi

Conectarte a una red wifi es algo que no entiende de fronteras ni de países. Por supuesto, tampoco sabe nada de las tarifas de roaming, así que harás bien en convertirte en un experto cazador de redes wifi durante tu viaje.

WiFi

En el hotel, en los lugares en los que pares a comer o a descansar, en el transporte público…

Cada vez hay más redes wifi disponibles en cualquier lugar del mundo. Y, claro, son tus mejores aliadas en esto de reducir al máximo la factura del roaming.

Aquí entra en juego también un poco de tu planificación. Si sabes que en unas horas vas a contar con una red wifi, mejor no te conectes a los datos móviles del roaming y espera un poco a no ser que sea algo de extrema urgencia.

Como te decimos, las redes wifi son tus mejores amigas para conseguir que la factura del roaming sea tan baja que casi no te des cuenta de ella.

Ahora bien, no queremos perder la oportunidad de añadir a todo lo que te hemos dicho sobre las redes wifi algunos consejos para que puedas encontrarlas.

Como ya apuntamos, este tipo de conexión inalámbrica está presente actualmente en todo el mundo, solo hay que saber encontrar un punto de conexión.

Por no ir demasiado lejos, ciudades como Tallin en Estonia o Helsinki en Finlandia cuentan con redes wifi municipales que se extienden por toda la ciudad y a las que te podrás conectar sin problemas y sin coste alguno.

Esta moda también se está extendiendo por Asia, algo que encabezan algunas regiones de Turquía.

Pero no en todos lados te va a ser tan fácil encontrar tu red wifi.

Para ello, te aconsejamos que, si tienes una urgencia, busques un centro comercial o una estación de tren. Claro que un aeropuerto también vale, pero estos sitios suelen estar mucho más lejos de la ciudad.

Por regla general, los espacios que te hemos dicho suelen contar con redes de acceso libre, así que aprovéchalas.

Y no hay ni que decir que el mejor lugar para descansar un poco va a ser una cafetería en la que haya un enorme cartel donde anuncien que disponen de una red wifi para sus clientes.

Como has podido ver, no es tan difícil aprenderte el cómo saber cuánto gastas en roaming ni incorporar a tu rutina de viaje unos cuantos trucos con los que poder ahorrarte un dineral en la factura del móvil. ¡Qué disfrutes de tu viaje!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!