Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

Cómo autopublicar un libro: el manual para autores que van algo perdidos

7 min

Si tienes una historia que contar, ¿por qué no convertirla en libro? Ya no hace falta que dependas de nadie para ello: la autopublicación ha cambiado las normas del sector editorial para que tú seas quien publica cómo y cuándo quiere.


Internet ha supuesto LA revolución -así, en mayúsculas- en nuestra sociedad. Uno de los sectores donde las reglas del juego han cambiado de forma impactante es el editorial. Y es que desde que el término “autopublicación” se ha comenzado a hacer popular, son miles las personas que han aprovechado las oportunidades que hay en la red para publicar sus propios libros.

Y es que hay gente que tiene mucho que decir y muchas historias que contar, ¿eres uno de ellos? Si la respuesta es "sí", ¿a qué esperas para escribir un libro? Ya puedes empezar ponerte manos a la obra (o mejor dicho, al teclado) porque con esta guía de autopublicación vas a ver convertidas tus historias en libros de verdad. ¡Y todo a golpe de clic!

Cómo elegir la plataforma para autopublicar un libro

Damos por hecho que ya tienes un manuscrito, de mayor o menor extensión, guardado en un archivo de tu portátil. “¿Y ahora qué?”, es la pregunta que se hace todo escritor en este punto. Pues lo primero es elegir una plataforma de autopublicación donde subir el contenido de lo que será nuestro libro.

Las plataformas más conocidas son Amazon , iBooks (de Apple) y Bubok , aunque existen otras como Lulu, Createspace o Smashwords. Este tipo de portales han ido aflorando a medida que la fiebre por la autopublicación ha ido en aumento, así que por opciones no será.

Todas estas plataformas son muy intuitivas y detallan todos los pasos a seguir para que puedas introducir el contenido de tu libro. Otro de los pasos que tendrás que seguir es el de elegir el tamaño de página, qué formato quieres que tenga y tendrás que diseñar una portada en PPT o Photoshop. ¡Ojo con las imágenes que uses!

Recuerda que las fotos que hay por Google o en cualquier red social como Pinterest o Instagram tienen, en su mayoría, derechos de autor. Fíjate bien antes de meterte en problemas legales por utilizar fotos por las cuales deberías de pagar.

Ahora bien, ¿lo quieres en formato digital o en papel? Te advertimos que publicar un ebook es mucho más sencillo y barato ya que te ahorras los gastos de impresión (que pueden llegar a los 9 euros) y que acabarán por incrementar el precio de venta de tu obra.

Autopublicar un libro

Pero pongamos que lo quieres en papel, a la antigua usanza. En este caso también deberás barajar las diferentes opciones en cuanto a materiales que se emplean, tipo de papel, gramajes… Todo un sinfín de detalles que pueden hacer de tu libro impreso una auténtica obra de arte pero que, repetimos, te saldrá mucho más caro.

Una portada currada y un título catchy

En este mundo (tanto en el físico como en el virtual) todo entra por los ojos. Por tanto, la portada de tu libro, es decir, lo primero con lo que se encuentren los potenciales compradores, es crucial. ¡Hay que currarse el diseño!

Si no eres un [email protected] en este ámbito, una posibilidad es que contrates a un diseñador que por un buen precio te puede crear LA portada, en mayúsculas. Piensa que es una inversión a largo plazo porque la cubierto de tu obra es lo primero con lo que se encontrarán los lectores, y tiene que tener la capacidad de llamar su atención.

Portadas más vendidas
Portadas de algunos de los libros más vendidos en Amazon

Vamos a por el título. Si estás familiarizado con el mundo de la escritura en internet ya habrás oído hablar de lo que es el mundo SEO. Pues bien, aunque esto le quite romanticismo al asunto, el título de tu libro debe ser SEO friendly para que aparezca en las primeras posiciones de las búsquedas de Google. Olvídate de títulos complicados.

Piensa en las palabras clave, aquellas que definen a grosso modo el contenido de tu publicación. Por ejemplo, si tu escrito es sobre la evolución de la música pop en los últimos 50 años, las palabras “música”, “pop” y “evolución” deben aparecer en el título sí o sí.

Consejo: no uses más de seis palabras (si puede ser). Cuanto más largo es un título, más complicado es posicionarlo. Si estás publicando un libro de no ficción lo tienes más fácil porque la creatividad queda de lado para dejar paso a la descripción. “Vencer el miedo a volar”, “Cómo olvidar a mi ex” o “Manual para madres primerizas” son buenos ejemplos.

Antes de que te de un panic attack, echa un vistazo a Google Adwords keywordtool . Se trata de una herramienta de Google que te muestra el número de búsquedas de ciertas palabras clave, con lo que ayudará (y mucho) en tu selección.

¿Y qué pasa con el ISBN?

Cuando hablamos de ISBN nos referimos al International Standard Book Number, un identificador único para comercializar tanto libros impresos como digitales. No es necesario para que autopubliques tu libro, aunque sí que es cierto que hay plataformas, como Tagus o Bubok, que te lo exigen. En el caso de que quieras vender tu obra en librerías, el ISBN es obligatorio.

ISBN

Si publicas por tu cuenta puedes solicitar tu ISBN por 45 euros, y si quieres añadirle datos ricos (un conjunto de informaciones extra como anotaciones, titulares promocionales, comentarios del autor, etc.), tendrás que pagar 35 euros más.

Elige bien el precio de venta

¿Sabías que la saga de Cincuenta sombras de Grey comenzó siendo un libro de autopublicación? Con esto no queremos darle alas a tu imaginación, que seguro ya las tiene, pero sí que hay que ser realistas: tu obra puede petarlo y acabar siendo un best seller.

Ahora bien, no hay que venirse arriba desde el minuto uno, y con esto estamos hablando del precio de tu libro. Seamos realistas: nadie te conoce y, por tanto, nadie va a pagar una cifra desorbitada por leerte.

Una buena estrategia es la de empezar con un precio muy bajo y luego ir subiéndolo a medida que pasen las semanas. Las estrategias de márketing en este sentido son diversas, con lo que te aconsejamos que consultes con algún experto que te pueda echar un cable en este sentido.

Ten en cuenta que si autopublicas tu libro de forma impresa, los costes, como hemos dicho antes, se elevan. Cuando tengas que imprimirlos, te resultará más económico hacer tiradas grandes que pequeñas, pero ahí corres el riesgo de gastar dinero y de que los libros se queden en cajas de cartón acumulando polvo (y espacio) en casa. ¡Valóralo bien!

Y llegó el momento de (auto) publicar tu libro

Una vez solventados todos los pasos del proceso de autopublicación de un libro, llega el momento de la verdad: el de publicar. Se trata del momento en que tu obra pasa de ser algo solamente tuyo a estar disponible para cualquier persona del mundo.

Antes de darle al clic de la autopublicación, es importante que te asegures de que el formato es el correcto y de que no dará error en determinadas plataformas por culpa de las incompatibilidades. En este sentido, y para ahorrarte sustos, lo mejor es que contrates los servicios de un profesional para que te formatee la obra antes de ser publicada.

Una vez esté autopublicado… ¡empieza la promoción y posicionamiento de tu obra! Pero esto es otro tema que da para un artículo propio, así que por el momento, te dejamos con los deberes de autopublicación. ¡Mucha suerte con tu libro!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!