Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Guías y tutoriales

¿Quieres saber cómo evitar el plástico? Te lo contamos

15 min

Estamos comiendo plástico. Sí, COMIENDO plástico. La contaminación por plástico está destrozando el planeta de forma vertiginosa, pero tú puedes ayudar a detenerla.


En los últimos tiempos la batalla contra el plástico se ha intensificado. Son muchas las campañas para concienciar de lo que le estamos haciendo a nuestro planeta. Seguro que te interesa este tema, por eso, en este artículo vamos a hablarte de cómo eliminar el plástico y de cómo consumir menos plástico.

¿Se puede hacer? Por supuesto, solo hay que tener ganas y esforzarse un poco. Pero nosotros creemos que el planeta se lo merece todo. ¿Viste la película de Disney: Wall-e? Pues no queremos acabar así. Te vamos a contar todo lo que necesitas saber para aclarar tus dudas ¡empezamos!

Lo que tienes que saber sobre el plástico

Vamos a empezar con los orígenes del plástico. Se dice que empezó en Estados Unidos en el año 1860, por aquel entonces se ofrecía un gran premio a quien consiguiese encontrar un sustituto del marfil para poder fabricar las bolas de billar. John Hyatt ganó el primero inventando el celuloide.

Un poco más adelante, ya en 1907 Leo Baekeland inventó la baquelita, que es conocido como el primer plástico termoestable. Su fama creció muy rápido y en el año 1930 los científicos ya habían creado los polímeros que hoy en día conocemos como plástico.

Datos curiosos sobre el plástico que todo el mundo debería conocer

A continuación te vamos a dar algunos datos que seguro que si la gente los conociese estaría un poco más concienciada:

- El 73 % de la basura que se puede ver en las playas es plástico. La gente tira en estas zonas productos como: tapones, colillas de cigarrillos, envoltorios, bolsas, botellas y un largo etc.

- ¿Sabías que se calcula que en el año 2050 todas las especies de aves marinas habrán ingerido plástico? Asusta un poco ¿verdad?

- Con tan solo una botella de plástico reciclada se fabrica energía suficiente para poder mantener encendida una bombilla nada más y nada menos que durante seis horas.

- Para que el plástico se descomponga hacen falta 450 años. Esto significa que desde que el plástico nació en el mundo en el año 1860 aún no se ha eliminado ninguno por completo.

- ¿Cuánto plástico hay en nuestros océanos? Pues ya se calcula que hay más de 5 billones de fragmentos flotando por todo el mundo.

- Cuando nos dan una bolsa de plástico en cualquier establecimiento la media de tiempo que se pasa con nosotros antes de que la tiremos suele ser más o menos de 12 minutos.

- El 40 % del plástico solo se usa una vez y se tira sin ser reciclado.

- Hay 5 islas en los océanos completamente creadas por basura y por la acumulación de los diferentes plásticos. Existen 2 en el Océano Pacífico, 2 en el Océano Atlántico y 1 en el Océano Índico.

- Se fabrican más de 3500 millones de botellas plásticas al año y el dato importante es que menos de un 50% llega a reciclarse.

Tipos de plástico según su impacto en el medio ambiente

Hay tipos de plástico que tienen más impacto en nuestro planeta que otros, es importante que conozcas cuáles son. Por eso, te hablamos de estos dos tipos a continuación.

Plásticos de un solo uso

Los plásticos de un solo uso son los peores para el medio ambiente y, además, hay demasiados. El menaje de plástico y los envases pequeños son algo muy común en cualquier casa. En nuestro país pretenden acabar con ellos y, el 1 de enero de 2020, entrará en vigor la ley que prohíbe venderlos.

Parece una tontería, pero este tipo de productos son muy utilizados por todos y hay alternativas muy interesantes que no dañan el medio ambiente, hay que tener claro que solo tenemos un planeta y que tenemos que cuidarlo.

Los plásticos de un solo uso son una gran fuente de basura. La basura en sí misma no sería tan agresiva si solo fuese orgánica o formada por elementos que no tardasen tanto en degradarse como lo que tarda el plástico. Iniciativas como Basurama persiguen precisamente una mejor gestión de residuos tan dañinos para el medio ambiente como el plástico.

Microplástico

El segundo plástico del que te vamos a hablar es el microplástico, este tipo es diferente a los demás porque en vez de descomponerse se divide en pequeñas partículas. Esto es mucho más dañino para el medio ambiente. En España se quiere poner medidas contra este tipo reduciendo el consumo de los alimentos envasados en bandejas de poliestireno, algo muy común en cualquier supermercado al que acudimos a diario.

Contra este tipo de plástico se han realizado diversas campañas como por ejemplo "desnuda la fruta", en la que los activistas intentan concienciar enseñando los envases de todos los alimentos a las puertas de los supermercados. Realmente, ¿hace falta envolver un plátano en un envoltorio de plástico?

Tipos de plástico según su composición

Ahora vamos a hablarte de los diferentes plásticos y para qué se suelen utilizar.

- HDPE (Polietileno de alta densidad): se puede reciclar fácilmente y se utiliza para botellas de leche o detergente, envases de comida, juguetes, cubos...

- PS (Poliestireno): su reciclaje es difícil y se utiliza para fabricar hueveras, bandejas de comida, envases de lácteos...

- LDPE (Polietileno de baja densidad): se puede reciclar moderadamente y se utiliza para realizar las bolsas de la compra, el papel para envolver comida, el plástico de burbujas...

- PVC (Policloruro de vinilo): reciclarlo es muy difícil y se utiliza para fabricar marcos de puertas y ventanas, tuberías, piel sintética, tarjetas...

- PP (Polipropileno): su reciclaje es moderado y se utiliza para hacer tapones, pajitas, neveras portátiles, pañales...

- PET (Tereftalato de polietileno): se puede reciclar de una manera fácil y se utiliza para fabricar alfombras, botes de champú o gel, botellas de bebidas, tarros de conservas...

- Otros: es muy difícil reciclar los siguientes productos: discos compactos, envases para médicos, piezas de vehículos, biberones...

Cómo reducir el consumo de plástico

Y ahora vamos a lo importante: ¿cómo evitar el plástico? Vamos a darte una serie de consejos que te van a venir muy bien en tu día a día. Si lo sigues reducirás el plástico considerablemente ayudando así a nuestro planeta.

Opta por cajas y no compres botellas

El detergente o el lavavajillas se pueden encontrar fácilmente en cajas en vez de en botellas. Tienes que tener en cuenta que el cartón es muy sencillo de reciclar y además tiene muchos más usos después del reciclaje que el plástico.

Adiós a las pajitas

Las pajitas de las bebidas es uno de los plásticos más utilizados. Solo tienes que evitarlas cuando te las ofrezcan en un bar, con este gesto tan pequeño estás realizando una acción gigante para el medio ambiente. Si te gusta beber de esta manera, no te preocupes, tenemos opciones para ti. Existen las pajitas de madera o de acero inoxidable que solo te tendrás que comprar una vez y, así, nunca más te volverán a ofrecer una pajita de plástico.

Di hola a los alimentos a granel

Busca tiendas que vendan alimentos a granel, algunos productos como los frutos secos, el arroz o la pasta es habitual encontrarlos en este formato de venta. Además, puedes llevar tu propia bolsa o envase reutilizable para poder ahorrar dinero y no utilizar plástico que no necesitas.

Si te preocupa que en la tienda no quieran pesar los productos con tu bolsa, no te preocupes, pregunta a los del servicio de atención al cliente y ya verás que no es tan difícil, ya que tienen diferentes métodos para poder pesar en tu bolsa.

Consumir chicles no es una buena opción

Tenemos que contarte que en sus inicios los chicles eran naturales y procedían de un árbol, ¿ahora? Para nada, los fabricantes acabaron sustituyendo la goma natural por la goma sintética y el acetato de polivinilo. ¿Qué significa esto? Que cuando te comes un chicle también estás comiendo plástico. Por eso, aunque sea posible reciclar un chicle, te aconsejamos que no los consumas, seguro que podrás vivir sin ellos.

Dale nuevos usos a los envases

Hay muchos alimentos en la actualidad que vienen en envases de vidrio en lugar de en envases de plástico, estos recipientes los puedes reutilizar para evitar el plástico. Puedes llevártelos contigo cuando vayas a comprar y así no tendrás que comprar plástico. Si por lo que sea no puedes evitar los envases de plástico, también puedes reutilizarlos, envases como el de la mantequilla o el del yogur se pueden lavar y dar otro uso. ¡Échale imaginación!

¿Congelados? No

Este tipo de alimentos suelen ser muy utilizados porque son cómodos y rápidos de preparar. Sin embargo, tienes que saber que los alimentos congelados contribuyen a fabricar muchos envases de plástico, incluso los que ayudan más al planeta y son eco-friendly también llevan plástico. Olvídate de estos alimentos si quieres reducir tu consumo de plástico, además, si te libras de ellos también, te librarás de alimentos que van ultraprocesados, todo son ventajas.

Elige los pañales de tela

Se fabrican demasiados pañales que cuestan mucho reciclar, por eso, solo con el simple gesto de utilizar pañales de tela que puedas lavar, estarás ayudando al planeta en gran medida. Ten en cuenta que más de 200 000 árboles al año son utilizados para fabricar este tipo de producto tan solo en EE.UU.

Destierra a la vajilla de plástico

A veces resulta bastante cómodo; cuando vas a comer al campo, cuando tienes un cumpleaños o cuando vienen tus amigos a cenar a tu casa. Pero si dejas de utilizar este tipo de productos que además son de plástico de un solo uso, estarás contribuyendo a un mundo mejor.

Saluda a las cerillas

Un producto que ha acompañado al ser humano a lo largo de la historia. Si necesitas encender cualquier tipo de fugo opta por las cerillas en lugar de por los mecheros. Ten en cuenta que los mecheros pueden pasarse en un vertedero muchos años. Si aun así necesitas llevar un mechero encima compra uno que se pueda rellenar para poder utilizarlo durante mucho tiempo.

¿Zumos naturales? ¡Mucho mejor!

Los zumos en botellas de plástico además de estar menos buenos contaminan mucho más. Opta por hacer tus propios zumos en casa exprimiendo fruta o triturándola, será mucho mejor para tu salud y reducirás tu consumo de plástico en una gran medida.

Lleva una bolsa siempre contigo

Las bolsas de plástico son uno de los grandes problemas que tenemos actualmente en nuestra sociedad en materia de conservación ambiental. Como dato curioso, tienes que saber que una bolsa de este tipo tarda en degradarse más o menos 1000 años. Se venden bolsas reutilizables en muchos establecimientos así que elige una que te guste y llévala siempre contigo, si quieres no llevar nada de plástico encima compra bolsas reutilizables que estén fabricadas con algodón.

Dale la bienvenida a las botellas y los vasos que se reutilizan

El agua embotellada es uno de los grandes fabricantes de residuos de plástico, se calcula que más o menos por este producto se produce 1 millón y medio de plástico. Rellena las botellas de agua para no tener que estar comprando siempre botellas de plástico. No compres botellas pequeñas de plástico; existen las botellas de acero inoxidable o incluso para cuando estás en tu casa puedes utilizar un vaso para beber. Si quieres llevar agua a la oficina opta por vasos reutilizables que puedas rellenar. Con pequeños gestos ayudarás mucho.

Alternativas al plástico

Hay muchas alternativas de las que te hemos hablado para no tener que utilizar plástico en tu vida diaria, como te hemos comentado solo hay que tener ganas. Tienes que saber que las 3R son vitales:

· Reducir.

· Reutilizar.

· Reciclar.

Te las hemos puesto en el orden correcto. Lo primero que tienes que hacer para empezar a evitar el plástico es reducir todo lo que puedas el consumo, y si no lo usas pues mucho mejor. Lo segundo es reutilizar, ya te hemos dado algunos consejos sobre esta segunda R, hay muchas maneras para poder darle un segundo uso a muchos productos y a veces no nos damos cuenta. Y por último se trata de reciclar, reciclar siempre está bien, pero es mucho más importante eliminar nuestro consumo de plástico.

Hoy en día los fabricantes ya se han dado cuenta de que la lucha contra el plástico está más activa que nunca. Además, tenemos la suerte de que cada vez surgen más alternativas que nos permiten reducir el consumo de plástico considerablemente. Como ya te hemos dicho, los plásticos de un solo uso son los primeros que tienen que desaparecer, así que, vamos a hacerle caso a la primera R y empecemos ya a reducir.

Consejos para eliminar el plástico de los océanos

Los océanos son los grandes perjudicados del consumo masivo de todo tipo de plásticos, pero ya hay iniciativas para empezar a cuidarlos y que no les llegue tanto plástico.

Hacer mejoras en la gestión de residuos

Una gran parte de los residuos de plásticos tiene su procedencia en los países en desarrollo. Cuando una población crece muy rápido provoca que en consumo de plástico aumente a la velocidad de la luz, por eso, hay que mejorar la gestión de todos los desechos para que no acaben en el mar. La concienciación es muy importante en este proceso, ya que si la población no conoce los efectos de lo que está haciendo, es complicado que reduzca su consumo.

Hacer responsables a los productores

En los últimos años la producción de todo tipo de plásticos a nivel mundial se ha multiplicado por dos. Lo peor es que los principales productores de plásticos tienen en sus planes subir la producción en los próximos cinco años en un tercio más.

El mundo está actuando de una manera incorrecta y estamos yendo en la dirección contraria. Muchas organizaciones piden que los productores se hagan responsables de una correcta producción para ayudar al medio ambiente.

Hacer menos dependiente a las personas del plástico

Este es uno de los puntos más importantes. Hay que hacer entender a la población que vivir sin plástico es posible y que productos que se utilizan a diario como las bolsas o las pajitas se pueden usar de otro tipo, con materiales no contaminantes. En los últimos tiempos muchos países incluido el nuestro han hecho prohibiciones sobre los plásticos, esta es una manera de empezar a mejorar.

Hacer que se pague más por los plásticos que contaminan

Tienes que saber que la mayoría de plásticos a los que podemos tener acceso son fabricados a partir de petróleo, esto significa que su impacto medio ambiental es muy alto. Aun así, el plástico fósil es muy barato de fabricar y el plástico reciclado cuesta un poco más. Si se aumentasen las tarifas para el plástico fósil muchos fabricantes optarían por energías renovables y por elegir el plástico reciclable.

Viaja sin plástico

En la actualidad las personas cada vez viajan más, y muchas veces no nos damos cuenta del plástico que podemos llegar a consumir en una escapada, por eso, hay algunos consejos que seguro que te van a venir bien a la hora de no tener que usar ningún tipo de plástico cuando viajas. ¡Vamos allá!

Copa menstrual

En este caso, la reducción de plástico sería solo para las mujeres. Muchas veces de viaje se opta por métodos que en nuestra ciudad no usaríamos. Por ejemplo, si te va a venir la regla durante tu estancia en otra ciudad, puedes optar por llevar la copa menstrual o las compresas de tela. Estos dos productos se pueden reutilizar sin problema, y en el caso de la copa, se puede lavar en cualquier lugar. Es más cómodo no tener que estar pendiente de andar comprando otro tipo de productos de higiene íntima, pudiendo llevar siempre encima lo que se pueda necesitar.

Cepillo de dientes de madera

Los cepillos de dientes suelen ser de plástico, pero tienes que saber que hay alternativas para no tener que utilizar este componente. Los cepillos de dientes de bambú están subiendo muchos escalones en los últimos tiempos, es una manera de no viajar con plástico y de además cuidar el medio ambiente. Por supuesto, te los aconsejamos también para cuando estés en tu vivienda habitual.

Botella de agua

En un viaje se puede consumir mucho plástico si no se lleva una botella reutilizable. No cuesta nada y además, el agua se mantendrá mucho más fresca durante más tiempo. Puedes buscar las fuentes donde puedas rellenarla, piensa que las hay en muchas ciudades. Eso sí, infórmate antes de que el agua del lugar en el que estás sea potable.

Pastillas de jabón

Los botes de gel o de champú también están hechos de plástico. ¿La solución? Usarlo en pastillas, lo podrás meter en cualquier recipiente para poder meterlo en la maleta. Además, como aliciente extra no tendrás problemas con los líquidos si viajas en avión y te podrás llevar todas las pastillas que necesites. Puedes optar por usar recipientes de acero ya que no se rompen. Una vez que las hayas utilizado solo las tienes que dejar secar para poder guardarlas. Es una manera muy sencilla de ayudar al medio ambiente y de usar productos naturales.

Envoltorio para comida

Si vas a viajar y eres de los que te haces los bocadillos, no lleves papel de envolver de plástico. Hay envoltorios reutilizables que te vendrán genial para todos tus viajes, no ocupan lo mismo que un tupper pero tienen la misma función. Una vez que te hayas comido el bocadillo solo tendrás que sacudirlo bien y volver a guardarlo.

La revolución contra el plástico ha llegado

En definitiva, hay que tener en cuenta que la revolución contra el plástico ya ha empezado, nos hemos dado cuenta de que tenemos que cuidar el planeta y de que este componente no ayuda para nada a ello. Como ya te hemos dicho, hay muchas iniciativas para reducir el consumo de plástico y muchas organizaciones que están con la labor de concienciar a la sociedad.

Seguro que cuando pasen unos años estaremos orgullosos de haber formado parte de esto, además, como puedes ver, con los pequeños gestos se pueden hacer grandes acciones. Solo hay que esforzarse un poco y echar a volar la imaginación para poder encontrar alternativas a este producto tan nocivo para el planeta.

En tu día a día no utilizar tanto plástico te aseguramos que no te va a resultar difícil, opta por otro tipo de materiales que tengan más de un uso. ¡Anímate y súmate a esta revolución! Los tiempos del plástico ya han empezado a acabarse.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!