Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > ¡A lo Yoigo!

¿Quién dominará el mundo? ¿China, los robots o los delfines?

3 min

La verdad es que no tenemos ni la más remota idea de quién dominará el mundo. Pero intentamos explicarte qué Yoigo está pasando en este loco planeta.


Cuando Snorky, el rey de los delfines, echa al alcalde Joe Quimby del atril de la sala de actos del Ayuntamiento de Springfield, todos intuimos que la cosa no acabará bien. Snorky y su ejército destierran a los Simpson y sus vecinos y conquistan la Tierra. La era del hombre ha acabado, empieza la era delfiniana.

Por el momento no hay por qué desconfiar de nuestros amigos marinos pero, si nos fijamos en las películas de extraterrestres, todas tienen un denominador común: los invasores siempre son seres tecnológicamente más avanzados que nosotros. La tecnología es poder, está claro, pero también progreso. Hay muchos países que ya se han dado cuenta y están haciendo lo posible por avanzar en esta línea.

China quiere liderar el cambio

China, por ejemplo, está absolutamente a favor del desarrollo tecnológico. Tan a favor que incluso acaba de introducir la inteligencia artificial en los institutos, aunque sea para ver si así se les pega algo a los más rebeldes. Hasta ahora solo se trata una asignatura teórica basada en el libro de texto Fundamentos de la inteligencia artificial, de Xiaoou Tang, pero la idea es que para 2030 se logre crear una industria nacional de inteligencia artificial por valor de 150.000 millones de dólares. Y, todo esto, para sacarse la espinita clavada de que a Mazinger Z lo creó un japonés.

Los chinos quieren ser los reyes mundiales de la tecnología y van por buen camino. Ahora, la república asiática ya es el país con el “Gran Hermano” más grande del mundo, y eso sin tener a Mercedes Milá. 20 millones de cámaras equipadas con inteligencia artificial que reconocen rostros de sus ciudadanos forman parte del llamado “Sky Net”, un programa lanzado hace 3 años que el Gobierno ha defendido como un sistema ideal para localizar delincuentes.

Ya sabemos que este tipo de sistemas de “sobrevigilancia” también tienen un gran número de detractores por su capacidad para controlar a la población. Así que cuidado si viajas a Pekín porque, si te dejas la bragueta abierta, puedes estar seguro de que alguien te habrá visto.

Cuidado con este tipo de prácticas, porque EEUU, Rusia, o Nigeria están tomando buena nota de lo que hace de su vecino oriental, aprovisionándose de tecnología de reconocimiento facial y de huellas digitales.

No podemos olvidarnos de aquel capítulo de Los Simpsons del futuro. Un futuro en el que Lisa es presidenta de los EEUU. De repente, Bart aparece en una reunión entre países y le dice al jefe de estado chino que su país “antes molaba”, a lo que este responde: “China sigue molando.” A nivel tecnológico no podemos estar más de acuerdo, y lo que llegará a molar en el futuro.

¿Se revelarán los robots contra sus creadores?

Pero, claro, hacer que las máquinas sean cada vez más inteligentes también tiene sus riesgos. Desde la llegada de los robots, la preocupación de que cada vez ganen más terreno a los humanos se está haciendo real. Los robots han salido de las cadenas de montaje de coches y empaquetado de chocolate para trasladarse a todos los ámbitos de la vida humana.

Ya hay robots que nos limpian la casa, robots que empiezan a conducir y repartir paquetes, pero también están desarrollándose soldados de inteligencia artificial por muchos departamentos de defensa para poder nutrir ejércitos de todo el mundo.

La cosa está yendo tan lejos que en 2015 ya se publicó una carta firmada por más de 1.000 científicos y filósofos en la que se alertaba de la amenaza de la “tercera revolución bélica”, la de los robots asesinos. De nuevo tiramos de hemeroteca con Los Simpsons, para recordar aquel capítulo en el que la familia visita Rascapiquilandia, un parque temático repleto de robots que acaban rebelándose contra sus creadores.

Entre los firmantes de la apocalíptica carta aparecen nombres como Stephen Hawking, Noam Chomsky o, sorpresa, el propio Elon Musk. En estos momentos hay también en marcha una campaña titulada Stop Killer Robots, para poner poner restricciones a la creación de estos nuevos ejércitos equipados con súper armas. 23 países les apoyan. Ninguno de los 23 tienen programas tan avanzados de robótica.

Y, llegados a este punto, nosotros nos preguntamos:

¿Quíen dominará el mundo? Los chinos, los robots o los defines?

Tendremos que esperar a que lo expliquen en otro capítulo de Los Simpsons para sacar conclusiones.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!