Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > ¡A lo Yoigo!

Como instalar fibra en casa según Yoigo

1 min

Casi más esperado que Papá Noel, el instalador de fibra de Yoigo viene a tu casa para instalar fibra óptica de Internet. Descubre los detalles de esta visita para qué sepas qué esperar en una portabilidad


Una de las mejores noticias que te pueden dar en el siglo XXI es que tu cuñado se ha autoexpulsado de todos los grupos de Whatsappa. Otra súper noticia es que en tu portal aparezca este cartel: “La fibra de Yoigo está aquí”.

Adiós, viejo ADSL; adiós, velocidades del siglo pasado, pero, sobre todo, adiós a pedir a tus compañeros de piso que no se conecten a YouTube desde mil dispositivos a la vez. La fibra de Yoigo ya llega a más de 14,5 millones de hogares españoles y sigue creciendo, pero ¿qué tengo que saber si me van a instalar fibra en casa por primera vez? Atento, que aquí te lo contamos.

Primero, que lo de esperar días y días para que te pongan la fibra en casa no va con Yoigo. Si no cierras la cita en la misma tienda, no tardarás en recibir una llamada para concertar la visita del técnico en el día y hora que mejor te venga. Así, enseguida te podrás olvidar de nosotros y disfrutar de Sky a tope. Ojalá tuping para jugar al Fortnite sea tan bueno que te puedas creer el mismo Lolito o Ninja.

Consulta si la fibra de Yoigo llega a tu casa

“Hola, soy el instalador de la fibra, conóceme antes de llamar a tu puerta”

El 95% de los usuarios de Yoigo salen de la tienda sabiendo qué día y a qué hora va a pasar por su casa el instalador de la tan querida fibra. Es más, para que nadie tenga miedo a abrirle la puerta a un desconocido, los clientes de Yoigo reciben en un mensaje el nombre y una foto del propio instalador, la hora prevista de llegada y su ruta.

Eso sí, te pedimos que, desde que salgas de la tienda o hayas contratado nuestra fibra por otras vías, atención al móvil. En el número de contacto que nos hayas dado puedes recibir llamadas de números que no tengas u ocultos y, además de ser Pablo Motos para regalarte la tarjeta de El Hormiguero, también podemos ser nosotros para confirmar la cita o adelantarla.

Tu nuevo router, donde tú quieras

Vamos al meollo, a lo que tienes que tener en cuenta antes de oír el timbre para que, cuando llegue el día de la instalación, todo ocurra con fluidez para no quitarte más tiempo del necesario y que el proceso sea exitoso.

Cuarto de telecomunicaciones

Lo primero de todo es asegurarte de si en tu edificio existe un “cuarto de telecomunicaciones”. Este lugar, que puede estar en la planta baja o sótanos, bajo una escalera o en otros sitios medio escondidos, es el que alberga las cajas que usamos los operadores para subir la fibra hasta tu casa, por lo que si en tu edificio existe te tienes que asegurar de que nuestro técnico pueda acceder a él (suelen estar cerrados con llave) para instalarte la fibra.

Acuerdo con los vecinos

También tienes que tener en cuenta que, a pesar de que por la ley las comunidades de vecinos no se pueden oponer a la instalación de fibra, puede que esta tenga que pasar por lugares comunes (escaleras, descansillos…) o incluso propiedades de otros vecinos (terrazas por ejemplo), por lo que siempre es conveniente que avises de la instalación, aunque luego nuestro instalador haga todo lo posible para reducir el impacto visual.

Un adulto siempre en casa

Con el camino hasta tu casa trazado,la instalación lleva una media de dos horas. Recuerda que durante todo momento tiene que haber una persona mayor de edad en casa o nuestro técnico no podrá trabajar.

Taladro en mano

Otro punto muy importante es que la fibra, aunque no sea un cable gordo, no es el cable de toda la vida del teléfono, y nuestro instalador optará siempre primero por usar las canalizaciones de tu vivienda, aunque si no es posible usarlas (no llegan de la subida al punto donde quieres el router, los tubos están saturados…) puede que en algún momento le toque hacer algún que otro agujero.

Metros y metros de fibra

Cada hogar es un mundo, pero a la fibra no le gusta que la doblen por completo, se podría llegar a romper el hilo interior, así que el instalador estudiará las mejores alternativas para tu hogar, pidiéndote tu visto bueno antes de ponerse a la tarea.

Lo que nunca va a ser un problema con Yoigo son los metros de fibra necesarios para llegar hasta el punto donde quieres el router, porque usaremos los metros de fibra que hagan falta sin cobrarte nada por ello. Nuestro experto te asesorará sobre el lugar perfecto para que cojas WiFi en todos los rincones, pero la decisión final está en tus manos.

Una cosa llamada fusionadora

Con la fibra ya llegando a la meta final, el instalador obrará el milagro con su “fusionadora”, la máquina que usan para que ese cable acabe en un conector que se conectará a lo que por fin quieres ver, ¡tu nuevo router! Si estás en cobertura de la fibra de Yoigo, lo que pasa en un 75% de los casos, tendrás un router todo en uno, que integra el ONT (el aparatito que convierte la fibra en un cable de red de los de siempre).

Olvídate del mensajero, tus nuevas SIMs te las lleva el instalador

Una vez finalizada la instalación de fibra, nuestros compañeros instaladores te dejarán el router en su sitio y todo funcionando tras comprobar que tienes la velocidad que habías contratado.

Ya sea la línea fija nueva o una portabilidad, desde ese mismo momento podrás empezar a darle caña a la conexión e incluso llamar, porque para que los que se vienen de otra compañía puedan disfrutar de los servicios de Yoigo cuanto antes activamos un número temporal.

Las ventajas de contratar la fibra de Yoigo no acaban ahí: además de darte ese número mientras se porta tu línea fija, cambio que puede tardar entre dos o tres días, si no hiciste todo el proceso en una tienda el mismo instalador te entregará tus nuevas tarjetas SIM para los móviles (si también los has contratado) y así no tendrás que estar pendiente de ningún mensajero.

Si los números son de alta nueva podrás empezarlos a usar en unas horas y si los has portado en ese momento se tramitará el cambio de compañía, llegándote un SMS para avisarte del día en el que, por fin, serás de Yoigo.

Hasta a las mascotas les gusta nuestra fibra, ¡cuidado!

Lo que más queremos desde el momento en el que ya tienes la fibra funcionando es que no te tengas que acordar de nosotros, porque todo va como tiene que ir. No es que la fibra necesite de un mantenimiento o de cuidados especiales, aunque podemos darte un consejo sobre su cuidado: a tu perro, gato o roedores puede que les guste, igual no como para llegar a comérsela pero sí para darle unos mordisquitos cariñosos…

Pero eso no es todo: nuestra fibra también parece ligar muy fácilmente con los robots aspiradores que no dudan en marcarse algún paso a lo Dirty Dancing (nunca mejor dicho) pasando por encima del cable. Así que intenta que la fibra no esté demasiado cerca de tus mascotas o interfiera en la trayectoria de tu robot aspirador, porque un corte en ella supone tener que cambiar el cable entero.

Instalar fibra no es fácil, pero como diría ese famoso cocinero vasco, nuestros técnicos lo hacen... ¡fácil, sencillo y para toda la familia!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!