Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Tecnología

Del reino animal al Technium, el séptimo reino de la naturaleza

7 min

El reino animal, el vegetal, el de los hongos... ¡Y el de la tecnología! Los seis reinos de la naturaleza ahora son siete y a Technium, el séptimo, lo hemos creado nosotros


Technium es el séptimo reino de la naturaleza, o eso parece. La historia de la humanidad es la de una evolución de millones de años, en los cuales el ser humano ha sobrevivido gracias al progreso tecnológico, entendiendo que la palabra "tenología" no siempre estuvo representada por cables y ordenadores: las armas primitivas eran desarrollos tecnológicos, los acueductos, las pirámides, la escritura...

En una historia más reciente, la automatización de todas las tareas y la creación de máquinas específicas han convertido al hombre en dependiente de la tecnología. Hoy en día, en este mundo digital, la tecnología es nuestra forma de vida al formar un propio ecosistema, llamado Technium.

Technium, el séptimo reino de la naturaleza

Cuando estudias en el colegio el orden en que se divide la vida en la tierra, te aparecen los 6 reinos tradicionales de los seres vivos. Las bacterias y las arqueas son los dos primeros, el reino animal, el plantae, el fungi o reino de los hongos y finalmente el protista que recoge todos los seres que no se engloban en ninguno de los anteriores.

El séptimo reino de la naturaleza es un ecosistema artificial, el de todas las cosas que el ser humano ha sido capaz de inventar. Este Technium o séptimo reino está formado por millones de industrias, cientos de millones de casas, cientos de millones de coches, de hectáreas manipuladas artificialmente para dar de comer al ganado y plantar cosechas, de trillones de motores y miles de millones de elementos artificiales.

No es que estemos hablando de un futuro a lo Westworld, sino más bien de un presente donde la robótica, los eventos de tecnología y la inteligencia artificial ganan cada vez más relevancia. Pero, al mismo tiempo, estamos hablando de los inventos e incluso hallazgos de la tecnología de hace cientos de años: tecnología para hacer fuego con dos piedras, tecnología para obtener fibras textiles y protegernos del frío, tecnología para extraer el veneno de la yuca y hacerla comestible...

Todos estos inventos tecnológicos están conectados unos con otros y no son capaces de sobrevivir de manera independiente, al igual que ocurre con el ciclo de vida de la naturaleza. Los bits que son las células más básicas de este sistema de vida, necesitan que toda la tecnología a su alrededor crezca y evolucione para vivir. Y, de hecho, ahora mismo necesitan de la intervención humana: por ejemplo, la inteligencia artificial aprende de nosotros para mejorar continuamente.

Si observas todo el proceso que mantiene vivo a este sistema al que llamamos Technium, verás como la electricidad mantiene comunicados a todos los elementos de este reino. Esta electricidad necesita del uso del carbón, del uranio, del grafeno o de los metales preciosos para que la generes. Las fábricas necesitan para funcionar que comamos las cosechas plantadas y los animales cuidados en granjas. Todos estos bienes necesarios para que funcione el sistema necesitan que los transportes gracias a millones de vehículos.

Todo este tecnosistema formado por millones de cables, tuberías, subsistemas, archivos, vehículos, motores, generadores de electricidad... y millones de elementos más, forman un gran organismo primitivo de gran tamaño, una gran máquina con vida.

La dependencia del hombre de Technium, del séptimo reino

El hombre depende de la naturaleza y de los reinos de los seres vivos que lo componen. Si a cualquiera de estos reinos le pasase algo y desapareciese, el ser humano se iría con él. Con la tecnología cada vez más tendemos a pensar que pasa lo mismo: somos dependientes de cualquier objeto inventado por el hombre, por básico que sea, desde la rueda, la azada, vestirnos con pieles o los sistemas más primitivos de cultivo. Tú dependes de Glovo para comer y de Tinder para ligar, eso también cuenta.

La vida se encuentras en todos los sitios donde vas, desde los hongos que están en las plantas, las bacterias que pueblan todos los sitios, o en cualquier hábitat donde vayas encontrarás un ser vivo. Con Technium pasa lo mismo, allí donde vayas vas a encontrar un invento creado por el hombre para mejorar su vida y del cual no se puede ya separar.

El séptimo reino tiene una organización muy natural

Al igual que en cualquier ecosistema, las diferentes especies se organizan en escalas, con grupos dominantes y otros dependientes entre sí. Con los inventos tecnológicos pasa lo mismo, se pasa de elementos muy simples a estructuras muy complejas que se subordinan unas a otras y se necesitan.

Estas estructuras tan complejas no las puedes entender viendo cada una de sus partes de manera individual, pero todas juntas forman un sistema capaz de cambiar la historia, como por ejemplo un teléfono móvil, cuyas partes individuales no tienen utilidad, pero todas juntas han creado un invento que ha transformado el mundo.

El séptimo reino de la evolución no sólo trata del futuro

De igual manera que eres dependiente de la naturaleza en estos momentos, eres dependiente de la tecnología. Cada generación está supeditada a la época en la que vive y, aunque se puede hacer un esfuerzo consciente por utilizar tecnologías anteriores o desarrollar innovaciones, la realidad es que nuestros inventos a lo largo de los años han modificado al mundo y a nuestra propia información genética, a un nivel en el que no podríamos sobrevivir sin muchos de los avances con los que hemos nacido.

Todo este avance está culminado con la inteligencia artificial que, poco a poco, al igual que ocurrió con la naturaleza, según los defensores más vehementes de esta idea, tendrá su propia tendencia, su propia capacidad de pensar que no podrá ser parada ni prohibida por el ser humano aunque sí, se entiende, le respetará, siguiendo las leyes de la robótica para evitar que las máquinas dominen el mundo.

Technium: hacia un nuevo orden natural

Technium, ese sistema que estás viendo cómo se crea cada día con el progreso, se va a convertir en el séptimo reino de la evolución, que, si bien ahora mismo codepende del hombre, según algunas teorías acabará teniendo unos comportamientos propios y unas decisiones marcadas por el progreso tecnológico y no por la voluntad humana, creando un nuevo orden natural.

Según estas teorías, las personas podemos intentar influir en la dirección que toma la tecnología, la puedes intentar cambiar en el modo en que crece, pero no la puedes parar. Algo así como cuando intentas convencer a tu cuñado de que no se apunte a una competición profesional de Muay Thai, porque de las dos semanas que lleva apuntado al gimnasio solo ha ido el primer día, a matricularse. Llegará un momento en que la tecnología se resista a que la dirijas y tomará su propia dirección. Todo esto culminará en lo que la propia tecnología decida ser.

Este sistema tecnológico con vida propia va a querer ser más libre, tener más diversidad, poder elegir por él mismo, sin que le influyas, que le veas más hermoso, más complejo, entrar a formar parte de la naturaleza y avanzar más rápido hacia su futuro. Technium es un hijo del hombre que está creciendo, y como tal debemos educarlo. Tienes que enseñarle cómo comportarse, qué reglas debe seguir, porque tarde o temprano se hará mayor de edad y querrá decidir por sí solo.

Ahora bien, teorías aparte, a día de hoy todavía mandamos sobre la tecnología, así que -por lo menos ahora- lo de que tu ropa se encoge sola cada vez que el pizzero llama al telefonillo, no cuela.

¿A quién sirve Technium?

En última instancia Technium, es decir, todo lo que está inventado por los humanos, te sirve a ti en tu vida cotidiana, en tus tareas rutinarias, haciéndolas más sencillas y llevaderas.

Puedes encontrar numerosos estudios y teorías que hablan sobre la inteligencia artificial y cómo puede acabar controlando todo, gracias a la dependencia de la tecnología que tenemos. Lejos de una visión catastrofista de la tecnología, es importante pensar en qué tipo de relación queremos tener con ella. Por ejemplo, algunos científicos están intentando crear la estupidez artificial, para evitar que los avances tecnológicos se vayan de madre y acaben controlando el tinglado.

Technium es un nuevo reino que se ha ido incorporando a la vida del planeta durante miles de años y está preparándose para dar un vuelco en el orden natural de las cosas. Lejos de asustarnos, nos toca comprender que la tecnología ha estado entre nosotros desde la época de las cavernas y darle su lugar para sacarle partido sin que nos sobrepase.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!