Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Internet

Freeda, un revolucionario proyecto femenino que va más allá del feminismo

10 min

La participación social, como demuestra Pienso, luego Actúo, tiene múltiples caras. La última la da Freeda, un proyecto pensado para ellas.


Cuando en una coctelera echamos una base de conciencia social, mezclamos con un poco de innovación constante y mucha creatividad, y agitamos bien fuerte, el resultado se traduce en contenidos únicos. Ese es el secreto de Freeda, un medio de comunicación digital que se dirige a ELLAS, que promueve los logros de las mujeres, con un estilo personal y que fomenta la sororidad.

Una comunidad que supera los 2 millones de seguidores, más de 1,2 millones en Facebook y 780 mil en Instagram lo respalda. Por ello este proyecto encaja a la perfección con Pienso, luego Actúo -la plataforma de Yoigo que da voz a las historias de personas que están cambiando el mundo-, porque en Freeda pensaron “y si...”, y están seguras de que van a lograr lo que se propongan.

Freeda, a por la conquista de la mujer millennial

En Italia ya causaron un revuelo único, con contenido multimedia que se puede consumir exclusivamente en redes sociales. Freeda dio el salto y aterrizó en España para seguir ofreciendo aquello que mejor saben hacer: vídeos cortos, entrevistas rápidas e imágenes con mucho tirón mediático.

Es, por méritos propios, una de las redes sociales “feministas” más populares de los últimos tiempos, sin realmente ser una red social. Y que ha dado una vuelta de tuerca al marketing empresarial de Facebook e Instagram. Pero, ¿cómo lo hacen? ¿Qué proyectos tienen en mente? Gracias a Raquel García Trigueros, directora de marketing de la compañía, conoceremos la historia de Freeda y cómo hoy se da la mano con Pienso, luego Actúo.

Raquel García Trigueros, responsable de marketing de Freeda
Raquel García Trigueros, Directora de Marketing de Freeda España

Freeda se ha convertido en un referente de las mujeres millennials españolas. ¿Fue esa la idea desde el principio?

A nivel editorial la idea era la de ocupar un hueco de representación de la mujer en los medios porque hay una “nueva generación de mujeres”. Por primera vez en la historia la condición femenina ha cambiado tanto y en tan poco tiempo que, gracias a esta nueva libertad, las mujeres han conseguido finalmente adquirir una autonomía y una independencia que las ha convertido en protagonistas de la nueva escena social. Para nosotros era muy importante contar este cambio dando voz a las mujeres, no intentando imponernos diciendo a las mujeres qué tienen que hacer, cómo tienen que vestirse, cómo tienen que maquillarse, sino haciéndoles preguntas, escuchando lo que tienen que decir. De hecho, la gran parte de nuestros formatos editoriales se basan en las entrevistas o historias de mujeres.

Entonces, ¿cómo se definirían?

Con una frase: “Freeda es la voz de una nueva generación de mujeres”. Somos un medio de comunicación que tiene el objetivo de convertirse en la voz de una nueva generación de mujeres contando sus historias, porque es su voz la que importa, y Freeda es solo un megáfono. No hemos inventado nada, no hemos descubierto el empoderamiento, ni el estilo personal ni la sororidad, pero hemos hecho entender a las mujeres que creen en estos valores que no están solas, las hemos puesto en conexión entre ellas. Esta gran comunidad de mujeres que se reconocen entre ellas está cambiando la sociedad a un nivel más profundo y nosotros amplificamos al máximo posible este mensaje para intentar tener un impacto positivo en base a una voz.

¿Cómo nace una idea así? ¿Quiénes están detrás de Freeda?

Las personas que han fundado Freeda vienen de un pasado y experiencia en medios de comunicación y sentían la necesidad de cambiar las cosas porque había una audiencia en continua evolución y la oferta de contenido no evolucionaba al mismo ritmo que la exigencia de los nuevos consumidores. En particular al objetivo femenino (Millennial y Gen Z). Se comenzó a trabajar en el proyecto en 2016 en Italia donde empezaron a publicar el contenido al inicio del 2017. En España Freeda desembarcó hace un año y medio, en abril de 2018. Hoy contamos con más de 5 millones de miembros en Facebook, Instagram, YouTube y LinkedIn. La compañía continuará trabajando para ampliar la estrategia de distribución mediante el lanzamiento de nuevas plataformas y países.

Habéis llegado lejos, sin duda...

Si hemos conseguido llegar tan lejos en tan poco tiempo, se debe a una combinación de factores, entre los que se incluyen la innovación constante y la forma en que nos relacionamos con nuestras seguidoras, principalmente millennials, y con las marcas a las que les ofrecemos contenidos únicos totalmente adaptados a nuestra audiencia. Este proceso se lleva a cabo a través de la creación de contenido auténtico y relevante y un tono de voz muy preciso, mezclando temas importantes y actuales con contenidos más ligeros y más divertidos.

Suena bien, pero ¿cómo es posible a nivel de recursos llevar adelante vuestro proyecto?

La idea era aquella de disfrutar todo el conocimiento que tenemos sobre el mundo televisivo, del branded content televisivo, pero al servicio de una plataforma y una audiencia que la televisión no llega a controlar. No vendemos espacio publicitario, hacemos proyectos de contenido integrados con las marcas publicándoles directamente en las RRSS, en realidad no es solo un trabajo de publicidad tradicional, es un trabajo de branded content.

Colaboramos con aquellas marcas y organizaciones que desean casarse con nuestros valores y participar activamente en la conversación con nuestra comunidad, ayudándonos a difundir mensajes positivos y relevantes. Para nosotros la creatividad está siempre al servicio de una misión específica: nuestros valores. Y también de una audiencia específica a quien nosotros sabemos hablar, de quien tenemos toda la información que nos sirve para conseguir construir una estrategia eficaz para la marca.

Creemos que las marcas de hoy están alcanzando un nivel de conciencia sin precedentes con respecto a la figura femenina. Un mensaje, el difundido por las marcas, que a menudo tiene como objetivo promover la inclusión y la representación de las minorías, no solo para las mujeres. Solo se puede estar contento con este enfoque que están adoptando varias marcas, ya que permiten difundir a una audiencia más amplia modelos más positivos.

​​Freeda está repleta de historias de grandes mujeres que “lo han conseguido” y el mundo en general tiene muchas heroínas de las que hablar… Por ejemplo, si nosotros decimos: Sylvana Mestre, Mafalda Soto y Ariadna Sempere y Jessica Orera, vosotros decís...

Es verdad que Freeda consigue dar a conocer la historia de mujeres increíbles que 'lo han conseguido' y esto es algo único y fundamental, pero creo que es importante dejar claro que también contamos las historias de las mujeres que lo están intentando. En eso basamos nuestra filosofía, en esa inspiración y empoderamiento de todo tipo de mujeres, sin importar sus orígenes, sus circunstancias o sus triunfos. Nuestra misión es darles voz a todas ellas e inspirar a toda nuestra comunidad y a aquellas que nos descubren por primera vez.

Para Freeda es un icono Margarita Salas, una científica pionera en nuestro país y reconocida a nivel mundial pero también lo es Alba Parejo, una jovencísima estudiante que afronta cada día con una positividad desbordante, viviendo con una enfermedad congénita. O Aauri Bokesa, una deportista de élite afrodescendiente que se ha superado a sí misma en cada etapa de su vida. Esta es la esencia de las mujeres que nos inspiran a nosotras y es nuestra misión servir de catalizador para que sus historias lleguen a todo el mundo.

Si hablamos de valores, ¿cuáles son los principales para un proyecto así?

La calidad del contenido y la capacidad de optimizar formatos y modos de distribución en tiempo real son las claves del éxito de nuestro enfoque editorial. Nuestro proyecto busca representar a las nuevas generaciones femeninas y buscar valores como el logro de las mujeres, el estilo personal y la colaboración entre ellas. Buscamos hacerlo con un tono de voz con dos matices diferentes: inspirador (porque creemos mucho en estos tres valores) e irónico (porque queremos ser muy accesibles). Nuestro objetivo es llegar al mayor número de personas posible porque si nos quedamos en un fenómeno de nicho no conseguiremos darle a la sociedad ese cambio positivo que queremos. Por eso la ironía es un instrumento que nos sirve para llamar la atención al público.

Equipo Freeda
Equipo Freeda

Es cierto que Freeda, de momento, solo existe en las redes sociales. ¿Pensáis en más vías para llegar a vuestro público en el futuro?

Esto era un punto que al inicio se pensó bien, se tenía definido el modelo, el contenido y los valores que queríamos difundir y la audiencia objetivo a la que dirigirnos, y el porqué de cubrir un hueco en el mercado, pero ¿cómo distribuirlo para captar a esa audiencia? ¿Trayéndola a un sitio web a consumir nuestro contenido? ¿O yendo directamente donde ya se encontraban? Precisamente porque ha cambiado todo en el panorama de los medios en los últimos 10-15 años y viendo las características de la audiencia a quien hablamos que ve cada vez menos la televisión tradicional, que compran menos prensa y que pasa gran parte de su tiempo conectados a Internet a través de los smartphones. Y en el móvil, lleno de aplicaciones, el mayor tiempo de consumo se concentra en las Redes Sociales destacando el consumo en Facebook e Instagram, las que más veces se abren al día y en las que pasan más tiempo. Por ello, contrariamente a los editores tradicionales, en Freeda no tenemos ni publicaciones en papel, ni un sitio web, nosotros publicamos contenidos directamente sobre las plataformas sociales.

¿De qué manera os influencian las historias de mujeres que cambian el mundo de Pienso, luego Actúo? ¿Cuáles os han impactado más?

Las mujeres cuyos proyectos e historias están contadas en Pienso, luego Actúo generan de una forma u otra un cambio positivo a diferentes niveles en la sociedad, y todas ellas nos inspiran por igual sin dejar atrás también las historias de aquellos hombres que también han optado por un mundo mejor.

Poder colaborar con Yoigo para expandir estas historias ha sido una fusión perfecta por el objetivo común de querer inspirar para generar un cambio. Es impactante la historia de Aurora y el proyecto Santa Clara, la primera residencia de mayores en régimen de cooperativa donde las ganas incansables de sus precursores y la ayuda mutua entre el resto de la cooperativa, fueron el motor principal para poder hacer realidad el sueño del “cohousing senior”.

También es muy emocionante el proyecto de Diana Sierra, que ayuda a miles de mujeres en el mundo que no tienen acceso a productos básicos y son las más vulnerables ante la pobreza menstrual. Todas ellas, historias muy inspiradoras que buscan un objetivo: mejorar la vida de otras personas a través de un cambio.

Freeda refleja sobre todo contenido feminista. ¿Pensáis hacer ecos de otras reivindicaciones sociales en el futuro?

Freeda es un medio de comunicación y tenemos nuestros valores que reflejan una tendencia cultural fuerte y global que tiene que ver con el rol de la mujer. Tenemos un enfoque muy inclusivo y nos dirigimos a las mujeres que son las portavoces de este cambio, pero queremos aplicar un impacto positivo sobre toda la sociedad a 360 grados. Lo que nos interesa en Freeda son los valores más que las etiquetas y no es tanto la palabra feminista. Es un interés en divulgar el mensaje al mayor número de personas. Nunca abandonaremos los valores que están detrás de nuestra misión, pero sí las etiquetas si fuera necesario.

Freeda es freedom con algo de (Frida) Kahlo

En Freeda tienen cabida todas las facetas femeninas y sus temáticas, ahora y en un futuro. Les dan voz a temas importantes para esta generación como la ecología, la sostenibilidad, la maternidad, el respeto al cuerpo en todas sus facetas (salud, cuidado, aceptación, alimentación, belleza…) entre otros.

Pero, sobre todo, dan visibilidad a la mujer y a su mundo. Lo hacen desde su propio nombre, que viene de la palabra inglesa que indica la libertad (freedom) e imita fonéticamente el de la pintora Frida Kahlo, figura símbolo de la autonomía femenina. Porque, efectivamente, solo mirando hacia atrás, podemos cambiar el futuro.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!