Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Qué es un pulsioxímetro y cuándo se recomienda tener uno

9 min

El pulsioxímetro es un aparato destinado a medir la saturación de oxígeno en sangre. Con el coronavirus sus ventas se han disparado pero: ¿es útil y fiable?


Seguro que hasta hace no mucho la mayoría de nosotros no se había preguntado qué es un pulsioxímetro, cómo se usa, si es fiable o cuándo se recomienda tener uno en casa.

En plena pandemia de coronavirus, cada vez somos más las personas que hemos tenido que acostumbrarnos a términos médicos o a instrumentos que son usados normalmente solo por el personal sanitario o por personas que tengan alguna condición especial que justifique su uso: personas mayores o deportistas, por ejemplo.

Si quieres saber qué es un pulsioxímetro, continúa leyendo. Aprender cómo medir la saturación de oxígeno en casa puede ayudarte a vivir con más tranquilidad, sabiendo identificar saturaciones saludables o tendencias anormales.

El mejor medidor de oxígeno, si definitivamente quieres tener uno en casa

La pulsioximetría es una técnica médica no invasiva que permite conocer la saturación de oxígeno de una persona. Se realiza gracias al transporte de oxígeno que llega a través de la hemoglobina de la sangre hasta las zonas límites de tus extremidades.

De esta manera, puedes entender el motivo por el que se mide el oxígeno que se satura en la yema de los dedos: si el oxígeno llega en buena cantidad hasta ahí, el resto del cuerpo está saturando oxígeno a la perfección.

Las características de este aparato, así como su uso sencillo y su pequeño tamaño vuelven al pulsioxímetro o saturómetro la mejor opción. Además, este medidor de oxígeno también se puede utilizar sin conocimiento médico.

Con unas simples instrucciones, tú mismo podrás medir desde tu casa la cantidad de oxígeno que saturas, que es una de las maneras que puedes emplear para tranquilizarte si te preguntas: «¿cómo saber si tengo neumonía o asma?», pero que nunca debe alarmarte ni reemplazar al criterio médico.

¿Cualquier persona puede tener un pulsioxímetro en casa?

Estos dispositivos de medición de oxígeno llevan comercializándose muchos años. Si bien es cierto que sus ventas se han disparado desde la entrada en vigor del estado de alarma causada por el coronavirus, muchas personas ya contaban con saturómetros en sus hogares. Antes de interpretar un resultado, debes leer siempre muy bien las instrucciones de uso.

Ten en cuenta que los pulsoxímetros funcionan con indicadores que están pensados para ser interpretados por profesionales.

Importantísimo: no te alarmes ante un resultado de saturación baja. No todas las personas funcionan con la misma saturación. Una persona mayor no satura igual que un niño y, desde luego, no sufre las mismas variaciones.

Incluso tú saturas distinto cuando estás perfectamente y en reposo, que cuando estás haciendo una actividad de cardio intensa o cuando tienes una crisis de asma derivada de la alergia al polen o al polvo.

Si cuentas con un aparato de estas características en tu hogar, lo importante es que lo uses para tranquilizarte, pero no para alterarte más todavía. Los falsos diagnósticos son peligrosos y pueden ser muy contraproducentes para el colapso sanitario en el que ya nos encontramos. Conviene que utilices todos tus medios para no sobrecargar el sistema de salud, sino aliviarlo, permaneciendo relajado con tu bienestar.

Smartwatch: ¿Buen medidor de oxígeno?

Te estás preguntando: «¿es posible medir el oxígeno con mi smartwatch?». La respuesta depende del uso. Estas mediciones de oxígeno se han incorporado a los relojes inteligentes y pulseras de actividad para, en un primer momento, ser utilizados por deportistas.

Deporte y tecnología

Sobre todo para aquellas personas que realizan deporte a gran altura, contar con un medidor constante de oxígeno puede serles muy útil. Pueden alertar de cuando la saturación baje del 95%.

Sin embargo, con el auge de las neumonías provocadas por el Covid-19 estas mediciones de oxígeno -pese a que cada vez están más avanzadas en los relojes- no deben tenerse en cuenta a la hora de alarmarse ante posibles saturaciones bajas.

Incluso para aquellos deportistas o personas que controlan su salud y lo usan cada día como norma, el nivel de la saturación por razones médicas no debe ser medido nunca con este tipo de tecnología. Da igual los muchos avances que se realicen, su uso sigue sin ser profesional, así que, si quieres controlar tu saturación de oxígeno, necesitas un pulsioxímetro tradicional avalado por expertos en salud.

Saturación de oxígeno baja: síntomas muy obvios

El pulsioxímetro es un aparato inventado por humanos y fabricado en serie, así que tiene un margen de error: puede fallar. Resulta súper importante que comprendas esto para no alarmarte si te encuentras con una lectura baja. No significa que tengas problemas respiratorios sí o sí.

De hecho, los problemas derivados de la baja saturación de oxígeno en sangre, también conocida como hipoxemia suelen ser muy cantosos y te comentamos a modo informativo algunos síntomas. Sé consciente de que estos síntomas no siempre significan que tengas hipoxemia, tómalos a modo orientativo y siempre consulta con un médico.

  • Dificultad repentina y grave para respirar. Sentirás que no eres capaz de hacer cosas básicas como pensar con claridad.
  • Taquicardia y tos. Puedes sentir náuseas o mareos, similar al "mal de altura".
  • Insuficiencia respiratoria leve: por ejemplo, cansarte muy rápido al hacer algún esfuerzo leve como ir del sofá al baño en tu casa.
  • Crisis de tos muy fuertes desencadenadas por la actividad física.
  • Despertarte con agobio, como si te estuvieses ahogando mientras duermes.

¿Es necesario que tengas pulsioxímetros en casa durante la pandemia del Covid-19?

Debido a la crisis de salud que estás atravesando, es posible que te preguntes qué puedes tener en casa para ayudar a la sociedad a que la supere cuanto antes. En realidad, lo que la sociedad precisa de ti ahora mismo es que no salgas de tu casa y, si lo haces, que tomes las máximas precauciones que te sean posible. No es necesario que cuentes en casa con un pulsioxímetro ni con cualquier otro aparato médico.

Aquí lo importante es que te preguntes si tener o no un pulsioxímetro en casa en función de tu forma de ser: ¿Tiendes a la paranoia o a la hipocondria? ¿Crees que si una lectura te sale más baja de lo habitual te vas a desesperar? O, por lo contrario, ¿te sientes en condiciones de controlar tus niveles de oxígeno en sangre sabiendo que estos aparatos indican datos que no son sí o sí sinónimos de enfermedad?

Dependiendo de ti, por el bien de tu tranquilidad y por control propio, decide sí es conveniente adquirir uno y utilizarlo en ti o en las personas más vulnerables: enfermos o ancianos.

Higiene de manos, higiene de hogar, medición de temperatura y distancia social: medidas más recomendables que el pulsioxímetro

Yoigo ofrece TV de regalo por el coronavirus

Nuestras autoridades sanitarias, así como los organismos sanitarios a nivel internacional, han insistido desde los primeros casos de coronavirus en la necesidad de extremar la higiene de manos.

Lavarte bien las manos, cuidando de enjabonar entre los dedos, en las cutículas, dentro de las uñas y hasta las muñecas es mucho más efectivo para darle guerra al Covid-19 que comprar un pulsioxímetro.

Limpiar adecuadamente tu casa también es una buena práctica, eso sí, con mucho cuidado de no mezclar productos de limpieza que te puedan hacer daño. Los responsables sanitarios de la crisis del coronavirus en España, han dicho recientemente que existe un repunte de casos de intoxicación por juntar lejía con amoníaco y otras mezclas por el estilo.

Cuídate estableciendo un protocolo en el que, por ejemplo, limpias todo el cuarto de baño con un único producto y lo dejas ventilar y secar bien antes de limpiar en la cocina, y así con toda la casa. Ten en cuenta que el coronavirus se puede matar con agua y jabón, no hace falta un gran despliegue de agentes químicos.

Otra práctica recomendable es que vigiles la temperatura de manera diaria, tomando la fiebre una o dos veces al día como precaución. Igualmente, puedes estar pendiente de si toses, tienes mocos o produces flemas y estos síntomas son nuevos o tienen alguna diferencia: sonido diferente, color diferente...

Aun así, recuerda que a pesar de la pandemia por coronavirus, la gripe común, los resfriados y las alergias siguen existiendo. Ante cualquier síntoma, mantén la calma, aléjate 1 metro de las demás personas que estén contigo en casa y llama a los teléfonos oficiales habilitados para el posible diagnóstico.

Por otra parte, tienes que tener en cuenta que muchas personas que dan positivo en Covid-19 no han tenido estos síntomas. Una gran parte de la población ha padecido y superado el virus sin ser consciente, porque eran asintomáticos. Muchas de estas personas eran niños.

Tienes que pensar en que mientras eres positivo, aunque no lo sepas, sigues siendo un foco de contagio. Por eso, debes quedarte en casa aunque no notes síntomas y aunque las lecturas del termómetro y el pulsioxímetro sean correctas.

Pulsioxímetro y coronavirus: ¿Detector definitivo?

Aclaración importante: la baja saturación de oxígeno en sangre es uno de los síntomas más frecuentes del coronavirus Covid-19, pero ni es un síntoma único, ni se presenta en todos los casos.

Medir la saturación de oxígeno en casa con un pulsioxímetro, es útil como protocolo de salud genérico, tanto para personas que se interesen en esta medición, como para aquellas que realmente necesiten conocer el dato preciso por, como ya hemos comentado, su situación particular: asma, insuficiencia respiratoria asociada a la edad o control exahustivo de la salud al ser atletas.

Test de coronavirus: insustituible con el pulsioxímetro

En ningún caso un pulsioxímetro​​​​​​​ es capaz de sustituir a un test de coronavirus. Muchas personas pueden experimentar una baja saturación de forma puntual o incluso crónica por otras razones que nada tengan que ver con el Covid-19, así que es súper importante que este aparato se utilice con sensatez y que no se convierta ni en una excusa para automedicarse ni en un generador de alarma en el hogar.

Supongamos que tienes un pulsioxímetro en casa y que normalmente tu saturación de oxígeno en sangre es correcta, pero un día te despiertas con dificultad para respirar, te mides y descubres que tu saturación ha bajado... ¿Qué hacer? Sencillo: aléjate por lo menos 1 metro de las demás personas que estén en tu casa, mantén la calma y llama a los teléfonos habilitados para atender el coronavirus, allí se te informará sobre el protocolo a seguir para descartar la infección en tu caso.

Importante: nunca des por hecho que una lectura baja equivale sí o sí a coronavirus.

No vayas al hospital por tu cuenta si tu pulsioxímetro te da una lectura baja

Evita por todos los medios ir por tu cuenta al hospital, porque puede ser que tu lectura se deba a muchos factores (desde asma alérgica, ya que estamos en primavera, hasta un fallo del propio pulsioxímetro) y desplazarte por tu cuenta te pone en peligro al ir justamente al hospital, que es donde está la mayor concentración de personas enfermas con Covid-19.

Conclusión: Pulsioxímetro sí, pero depende para qué

En resumen, ¿qué es un pulsioxímetro y cómo saber si su medición indica un positivo en asma o en coronavirus?

Ahora que sabes qué es un pulsioxímetro, debes tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, que su uso está pensado para lecturas de resultados profesionales y que, aunque no es necesario que compres uno, es bueno que lo utilices si lo tienes en casa.

En segundo lugar, que es muy útil en personas enfermas o ancianas y en deportistas. Para acabar, que sus resultados no demuestran que sufras una neumonía, ni asma ni apnea del sueño, pero sí que -si aunado a la lectura baja te encuentras mal- posiblemente necesites avisar a los servicios médicos una atención médica por baja saturación de oxígeno.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!