Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Tecnología

Conoce la tecnología que revoluciona las sillas de ruedas del futuro, capaces de subir escaleras

6 min

Modelos que suben obstáculos, con aptitudes todoterreno, ruedas especiales para girar más, también cambian de altura para que nos podamos relacionar mejor


Imaginamos el futuro y lo representamos en obras de ciencia ficción, las primeras referencias que aparecen en ellas son vehículos y edificios espectaculares. Destacan los medios de transporte autónomos y voladores, algo que resulta muy atractivo por su cercanía con el mundo del cine futurista, pero nos olvidamos con facilidad de las personas con problemas de movilidad: no tenemos una idea clara de cómo es la silla de ruedas del futuro.

Nuestro cometido en este artículo no es divagar sobre algo que va a ocurrir dentro de unos años, resulta mucho más interesante conocer las innovaciones más importantes que ya existen. Conoceremos algunos productos que están en desarrollo, alguno de ellos se convertirán en una realidad necesaria.

De paso vamos a conocer un poco de historia, que nunca viene mal, y algunas acciones interesantes que fomentan la llegada de las sillas a todas las personas del planeta, independientemente de sus posibilidades económicas:

Las sillas de ruedas, un poco de historia

1 (1)


No hay un momento concreto o un inventor al que darle las gracias, pero la silla de ruedas es claramente un invento gigante que facilita la vida a miles de personas en todo el planeta. Y es que superar retos es algo innato en los seres humanos, así que no hemos parado de ver mejorar este tipo de vehículos.

Nos tenemos que remontar a finales del siglo XVI para reconocer lo que es una silla de ruedas, o al menos la primera que se puede considerar famosa. Nos referimos a un sillón con ruedas que le hicieron al rey español Felipe II, que se encontró inmovilizado más de una década por problemas de gota y artrosis.

Pasaron pocos años para conocer que el inventor belga John Joseph Merlin diseñó un modelo muy parecido a lo que tenemos hoy en día (podéis comprobarlo en la imagen anterior). Avanzamos hasta el siglo XVII para encontrarnos con Stephen Farffler y su modelo con chasis y ruedas que pueden ser impulsadas por el movimiento de los brazos.

photo-1512354398714-bec2e938dc05

La primera silla de ruedas patentada es de finales del siglo XVIII, se llama Silla de ruedas Bath, se caracterizaba por sus dos grandes ruedas traseras y una pequeña en el frontal. Ya contaba con ruedas de goma, reposapiés, dirección, y algunos modelos disponían de aros de propulsión.

Afortunadamente el siglo XX nos trajo muchos avances en tecnología y materiales, consiguiendo mejorar con modelos más livianos, plegables, incluso motorizados. El principal referente es la silla de Harry Jennings, base del modelo que todos podemos tener en mente.

Los tres modelos más innovadores

Pasamos a conocer el nivel más avanzado que actualmente tenemos en sillas de ruedas, con dispositivos capaces de subir y bajar escaleras, aptitudes todoterreno gracias a sistemas de tracción más complejos, diseños de ruedas especiales, o la capacidad de colocar en diferentes niveles de altura a los usuarios para que puedan relacionarse con mayor comodidad:

Scewo, las escaleras no son problema

Hace un lustro que se lleva desarrollando esta silla del futuro, un proyecto que surgió en la Universidad de Zurich por parte de diez estudiantes. Su principal característica es la de subir escaleras y bajarlas con toda seguridad.

Ha pasado mucho tiempo hasta llegar al punto de diseño que está ahora Scewo, incluso es posible hacer la reserva de un producto que tiene un precio algo superior a los 30.000 euros. Alto, pero creemos que es un punto de partida muy interesante para que en el futuro sea algo más cercano a todos los públicos.

Lo primero que llama la atención es la única presencia de dos ruedas, ya que Scewo es capaz de autoequilibrarse. En el caso de quedarse sin baterías se apoyaría en el otro tren de tracción que tiene la silla, que son unas ruedas de tipo oruga.

scewo-upd16

Lo mejor en estos casos es ver el vídeo de presentación, pero comentaremos que Scewo tiene tres modos de funcionamiento: aparcamiento, conducción y el modo para subir escaleras. En todo caso la forma de hacerla moverse es a través de un joystick.

En el modo de conducción la velocidad máxima es de 10km/h y cuenta con una autonomía de 25km. El más interesante es el de subir escaleras, apoyado en la tracción oruga, nos debemos colocar de espaldas al obstáculo y la silla hará el resto. En todo momento el asiento se autonivela para mantener una postura horizontal.

Otra funcionalidad a destacar es la capacidad de subir y bajar la altura del asiento, para poder entrar debajo de mesas con facilidad, pero también para alzarse hasta una altura de 90 cm si fuera necesario.

WHILL: compacta, ágil y futurista

Diseño espectacular para la silla de WHILL por moderna y por sus reducidas dimensiones, ha sido creada por ingenieros que trabajaron en empresas japonesas como Sony, Toyota, Olympus o Nissan. Se trata de un modelo que se puede desmontar sin herramientas, en tres partes, con la intención de poder ser transportada con facilidad.

Pesa únicamente 52Kg, su longitud es de 98,5 cm y su anchura de sólo 55 cm. Cuenta además con un ángulo de giro muy conseguido - 76cm - gracias a un sistema de ruedas especiales en el tren delantero, con estos datos se consigue que sea una silla especialmente cómoda de usar en interiores.

La tracción del motor eléctrico actúa en las cuatro ruedas, por lo que se atreve a pasar por terrenos complicados. Siguiendo la tendencia de los nuevos productos eléctricos, la batería se puede retirar y cargar sin tener que llevar la silla completa.

Ibot, sobre dos ruedas

Ibot es otra silla que es capaz de subir escalones, además de ser capaz de colocarse sobre dos ruedas a una altura considerable, para poder tener mayor visibilidad y facilidad para realizar diferentes tareas, como hablar con otras personas o coger cosas de una estantería.

Se trata de un modelo espectacular en ingeniería, con tracción a las cuatro ruedas, que tiene como aval haber sido desarrollado por Dean Kamen, el inventor del famoso Segway.

Su desarrollo y puesta en el mercado sin embargo lo están teniendo bastante complicado, con apariciones y desapariciones motivadas por su alto precio: superior a los 25.000 dólares. Es interesante conocer que en 2016 Toyota se alió con la compañía para volver a darle vida al proyecto, también para crear una próxima generación.

Misión “una silla para todos”

Volviendo a sillas de ruedas normales, sin tecnología espectacular, pero tan necesarias, nos encontramos que el precio de las mismas es muy alto. Afortunadamente hay iniciativas que buscan ser la silla de ruedas más barata del mundo.

Así podemos ver el trabajo del argentino Pablo Kaplan, que diseñó una silla de ruedas de plástico en la que se ha reducido al máximo el precio de coste: su modelo cuesta 100 dólares, están pensadas especialmente para niños en países en vías de desarrollo.

Sin límites: un entrenador de fútbol en silla de ruedas

Estamos aquí para hablar de sillas y tecnología, pero no podíamos seguir adelante sin compartir historias de superación como la de Carlos Rodrigo, un entrenador en silla de ruedas que consiguió cambiar la normativa, gracias a él las personas con diversidad funcional puedan aspirar a la formación en entrenador.

La Federación Española obligaba a poder chutar a un balón para poder acceder al curso de entrenador, Carlos consiguió 75.000 firmas para que se cambiara el reglamento. Os invitamos a conocer la historia de este madrileño:

Imágenes | Doug Maloney | Seth Kane

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!