Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Guías y tutoriales

Un salto hacia las renovables, apuesta por los paneles solares

11 min

En plena emergencia climática, apostar por las energías renovables a través de los paneles solares es casi un deber. Descubre todo sobre la energía sostenible.


Buscar energías renovables y sostenibles a través de, por ejemplo, paneles solares, es algo que preocupa en la actualidad: las personas queremos dar el salto y hacer nuestra apuesta por el planeta. Y con razón. Los avances en este campo se suceden y cada vez se busca más el consumo de energía verde. Dar con la eficiencia energética y regular el autoconsumo se ha convertido en una demanda creciente de la sociedad. Y en un deber para con el medioambiente.

Apostar por nuevos sistemas de producción más respetuosos con el entorno es cada vez más necesario. Uno de los métodos en auge son los paneles solares como fuente de producción alternativa. Cada año son más eficientes y cuentan con una demanda mayor. Si hasta hace poco el impuesto al sol disuadía de instalar paneles solares, ahora, en plena emergencia medioambiental, el escenario ha cambiado y lo que antes era un lujo casi absurdo a día de hoy es una necesidad que poco a poco asciende al rango de obligación moral.

Qué son los paneles solares y por qué sirven para ayudar al planeta

Describir un panel solar es muy sencillo: se trata de un dispositivo que capta y absorbe la energía solar para su aprovechamiento de diferentes maneras. Sustentados por la energía solar; conforman una energía limpia, sostenible y disponible en todo el mundo.

Placas solares

Existen dos tipos de paneles solares, cada uno de ellos diseñado para una actividad concreta y con un funcionamiento diferente. Conocerlos es fundamental para entender su funcionamiento.

Colectores solares o paneles solares térmicos

Los colectores solares, también conocidos como paneles solares térmicos, permiten transformar la energía del sol en energía térmica, en calor. Cuentan con una gran variedad de usos tanto a nivel doméstico como industrial. Dentro de ellos destaca la climatización de piscinas, creación de vapor o calefacción.

Este tipo de equipos están conformados por un líquido que es capaz de absorber el calor. Una vez que cuenta con la temperatura adecuada pasa a un compartimento donde se almacena. La composición de estos paneles solares es sencilla, cuentan con una placa receptora y unos conductos por los que se desplaza el líquido.

Última pieza clave: el intercambiador de calor donde el líquido cede su calor al agua para sus diferentes usos. Dentro de este tipo de paneles existen una serie de subgrupos en función de su capacidad para generar calor:

Paneles solares térmicos de baja temperatura o no protegidos

Pueden alcanzar los 50 grados, su uso es principalmente doméstico. Son el tipo más sencillo de todos ellos.

Colector solar de media temperatura

Su diseño es idéntico al anterior pero cuenta con una cubierta extra que ayuda a la retención del calor. Esto le permite alcanzar los 90 grados.

Industriales de alta temperatura

Pueden alcanzar los 150 grados y su uso es industrial, por norma general para generar vapor que mueva turbinas. Cuentan con una cubierta doble con vacío en el medio, lo cual les permite retener de una manera más eficiente el calor.

Placas fotovoltaicas

Este tipo de paneles solares fotovoltaicos pueden transformar la energía proveniente del sol en energía eléctrica. Conformados por una serie de celdas conocidas como células fotovoltaicas que son las verdaderas protagonistas. Su funcionamiento se basa en el conocido como efecto fotovoltaico.

Entonces esta energía solar genera cargas negativas y positivas en cada celda generando así un campo eléctrico. Para lograrlo es necesario el uso de materiales semiconductores. Los dos más comunes son el arseniuro de galio (GaAs) y el silicio (SI), ambos se usan en la industria de la microelectrónica.

Debido a su coste menor las más comunes y habituales son las de silicio. Para conseguir una mayor eficiencia entra en juego su composición tridimensional, las diferentes láminas del material conforman una estructura que las hace más eficientes. Podemos distinguir varias categorías en función de esta variable:

Monocristalino

Cortado en láminas finas, un único cristal de amplio tamaño es lo conocido como monocristalino. Son lo último en eficiencia y por lo tanto son las que tienen un coste mayor.

Plicristalino

Varios cristales agrupados que se distinguen por contar con un color azul que no es uniforme en el interior de la celda.

Amorfo

Opción ganadora para el bolsillo al ser la más económica, pero no ofrecen un gran rendimiento. Suelen emplearse para pequeños aparatos como calculadoras ya que son capaces de producir electricidad aunque no tengan una exposición directa.

Apostar por este tipo de paneles permite dotar a casas y edificios tanto públicos como privados de una energía limpia que les ayude a reducir su dependencia de la red. Pero es importante conocer lo que conlleva este tipo de instalaciones. Además se pueden crear paneles solares caseros aunque su efectividad es escasa.

Imprescindibles de las instalaciones de energía solar

Apostar por la instalación de paneles solares para casa requiere de una serie de elementos para asegurar el funcionamiento del conjunto del sistema. Junto a los propios paneles son necesarios otra serie de recursos para asegurar el funcionamiento de la instalación.

Inversor de energía

Centro de todo sistema, podría decirse que el inversor de energía es el corazón del mismo. Transforma la corriente continua en corriente alterna y es el responsable de solicitar la ayuda externa, gestionar las baterías y de proteger el acumulador.

Baterías solares

Tras generar energía por parte de los paneles esta se almacena en las baterías para su aprovechamiento en los momentos que sea necesaria. Son un elemento básico para poder cubrir las horas de ausencia de luz.

Regulador de carga

Es el encargado de proteger a las baterías de una sobrecarga o descarga profundas. Según va conociendo la carga de las mismas abre o cierra el circuito para evitar este tipo de problemas. Para ello se encarga de monitorizar de manera constante la tensión que se da en el conjunto de las mismas. Gracias a ello alarga su vida útil.

Cuánto cuesta instalar paneles solares

Conocer el coste de esta forma de energía es fundamental para decidirse apostar por ella. Contar con los datos necesarios sobre cuánto cuesta instalar paneles solares permite afrontar de una manera idónea la inversión que requiere este tipo de instalación. Para ello es necesario responder a una serie de preguntas habituales.

Apps para ahorrar

Cuántos paneles solares necesitas

A la hora de diseñar una instalación fotovoltaica es fundamental realizarse dos preguntas clave; ¿cuánta cantidad produce el panel? ¿Cuánta energía consumo en mi hogar? Conociendo la respuesta a estas preguntas podrás poner en marcha tu diseño de instalación.

Respondiendo a la primera de las preguntas es fundamental saber que cuanto más sol reciban las placas más energía producen. Para ello es necesario realizar un cálculo en el que entran diversos parámetros:

  • Horas de sol: la influencia del sol durante el día y a lo largo del año.
  • Orientación: hacia donde se van a enfocar las placas, la orientación sur es la mejor
  • Sombras: las sombras que reciben de construcciones cercanas.

No existen dos instalaciones idénticas por ese motivo cada una requiere de un análisis y estudio previo. Si contamos con una instalación de 3 kW producirá unos 200 kWh en condiciones óptimas pero reduciendo las horas de luz o la orientación bajará hasta los 150 kWh.

Segunda pregunta: un hogar en España consume de media alrededor de 400 kWh al mes. Esta estimación puede variar a lo largo del año en función de factores como la calefacción, aire acondicionado u otras variables. En la factura de la luz puedes encontrar tu consumo mensual y el histórico anual.

Pero no son los dos únicos factores que influyen a la hora de decidirse por la instalación de placas solares. Gracias a ellas te centrarás en el autoconsumo evitando así la montaña rusa del precio de la luz. También realizas un apoyo al medio ambiente al sustentarte con energía verde.

Costes de instalación de paneles solares

Calcular el coste de una instalación solar es relativamente complicado. Este varía en función de las placas que coloques, su ubicación (suelo o techo) y otros elementos que incluyas como baterías u osciladores. Esto significa que las instalaciones varían de precio.

Es importante saber que cuando llegaron este tipo de sistemas al mercado su precio era excesivo pero en la actualidad se ha reducido resultando mucho más asequibles y rentables. Gracias a ello se reduce el coste de amortización de los mismos.

Pongamos un ejemplo práctico para una vivienda unifamiliar. Para una casa de este tipo se suele utilizar una instalación de unos 3kW, esto implica la necesidad de colocar alrededor de 11 placas con un coste aproximado de 9000 euros.

Si se le añade el resto del sistema y elementos como baterías u osciladores el precio total de la instalación se puede ir a los 10000 o 11000 euros. Cabe destacar que existen una serie de ayudas que abaratan este tipo de costes. Además con cuantos más instaladores hables más económico puede resultarte.

Gastos de mantenimiento de paneles solares

Realizar un mantenimiento adecuado de los paneles solares permite garantizar su vida útil, unos 30 años. Para realizar el mantenimiento correcto es necesario conocer los factores que rodean el entorno de la instalación como la climatología.

Lo más importante es que deben estar siempre limpios para poder absorber el máximo de energía. Si los paneles solares se encuentran sucios o rayados su eficiencia se reduce entre un 15 y un 30%. Para lograrlo es tan sencillo como usar agua y jabón.

También es necesario prestar atención al resto de la instalación. Para ello es imprescindible realizar revisiones periódicas que aseguren el correcto funcionamiento de todas las partes implicadas en la producción de energía.

Acudir a profesionales te permitirá mantener tu instalación en perfecto estado. Por norma general los instaladores ofrecen un servicio de mantenimiento anual para los primeros años de vida de la instalación.

Y sí: compensa apostar por este tipo de energía

Duda servida y pregunta definitiva, ya que cuando observas los costes de instalación o las necesidades de mantenimiento se genera cierta reticencia a apostar por esta clase de energía. Pero la realidad es diferente: se calcula que amortizar este tipo de instalaciones requiere de entre 8 y 15 años pero aun te quedarían entre 22 y 15 años de ganancias. Además del favor que le haces al planeta.

Cumbre del Clima

No obstante, cada caso es diferente y se debe hacer una valoración única de la idoneidad de apostar por este tipo de energía. Además la legislación también está presente y es necesario saber más acerca de ella.

Legislación sobre los paneles solares

2019: última normativa aprobada que legisla este tipo de instalaciones y que supuso un soplo de aire fresco para generalizar su instalación. Desde el año pasado, todo se vuelve mucho más simple a nivel burocrático y mucho menos costoso para el bolsillo gracias a la merma del llamado impuesto al sol.

Ahora, prácticamente, lo más "difícil" de conseguir para instalar paneles solares -aparte del dinero- es el beneplácito de tu comunidad de vecinos. De ahí que en muchas comunidades de vecinos la instalación de paneles solares se esté convirtiendo en el tema protagonista de sus reuniones, ya que si se costea entre todos y se utiliza la energía para iluminar y climatizar zonas comunes, el beneficio es rápido tanto a nivel económico, como ecológico.

Dónde se pueden instalar las placas solares

Gracias a la nueva normativa la instalación de este tipo de sistemas se puede realizar a título individual o colectivo. Esto abre la posibilidad de su instalación en edificios y comunidades de vecinos siempre y cuando su objetivo sea el autoconsumo.

Es cierto que existen una serie de limitaciones pero en este caso son de tipo constructivo, es decir la zona donde se va a instalar debe contar con esa posibilidad que incide directamente en las licencias municipales.

El famoso impuesto al sol

Hasta este último cambio de la ley existía el conocido como impuesto al sol. Debido a él se gravaban las instalaciones de placas solares que también estuviesen conectadas a la red tradicional. Esto impedía la instalación ya que requería de una inversión mayor en baterías y la posibilidad de quedarse sin electricidad.

Además cuando se generaba energía extra se debía pagar por entregarla a la compañía eléctrica. Todos estos factores incidían directamente en la falta de interés por contar con estas instalaciones. Paradójicamente, siendo uno de los países con más sol, éramos uno de os últimos en este tipo de instalaciones.

Con el nuevo decreto todas estas trabas se eliminan. Contar con una instalación para el autoconsumo no supone ningún tipo de impuesto y además cuenta con una serie de ayudas. En lo referente a los excesos de producción se pueden entregar a la red siendo compensados por ello.

Esto quiere decir que se podría alcanzar el coste cero en el pago de la energía consumida. Seguir conectados a la red requiere el pago de los impuestos y otros extras que aparecen en la factura. Gracias a ello no sería necesaria la instalación de baterías y al mismo tiempo no dependeríamos únicamente de nuestra propia producción.

Hacia la energía renovable

Como puedes comprobar apostar por los paneles solares es una actividad en auge. Gracias a ellos se puede reducir el consumo de la luz y apostar por una energía limpia. El precio de las instalaciones se ha ido reduciendo con el paso de los años y la tendencia continuará. Además contar con una regulación que fomente las placas solares para casa ayudara a aumentar el número de instalaciones.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!