Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Entretenimiento

Exploramos el primer Jardín Cyborg creado para salvar nuestro planeta

11 min

Adéntrate en Eco-visionarios y alucina con un nuevo universo que conecta la biosfera con la tecnoesfera para hacer frente a la crisis ambiental que vive la Tierra.


Arde la calle: rozando los 40ºC en plena jungla de asfalto. Vastos espacios sin vegetación ni sombra. A lo lejos, vislumbramos un Jardín Cyborg: ¿realidad o espejismo?

Jardín Cyborg

Nos adentramos en un ecosistema alternativo. ¿Pero qué es lo que nos vamos a encontrar entre su maleza?

Los equipos de elii [oficina de arquitectura] y Matadero Madrid, responsables de este estimulante y exótico paraje biotecnológico abierto a recibir visitas de todas las especies hasta el mes de octubre, nos explican la génesis y primera semilla del Jardín Cyborg: “Por un lado, un jardín es siempre un espacio de encuentro entre especies de diferente naturaleza y un lugar de disfrute, deseo y cuidado. Por otro, la dimensión cyborg permite imaginar la relación entre la naturaleza y la tecnología como esferas que, necesariamente, han de ser pensadas en continuidad, como una especie híbrida”.

Jardín Cyborg 1

En poca palabras, este innovador y sorprendente edén tech se ha creado para ensayar formas de coexistencia entre humanos y no humanos. Biología y tecnología, naturaleza y máquina, plantas y estructuras de metal… conforman un territorio de prueba y experimentación ubicado en el caluroso Matadero Madrid donde artistas de distintas disciplinas y científicos juegan con la naturaleza y las plantas en prototipos híbridos y de realidad virtual.

Jardín Cyborg 2

Matadero se encuentra en el foco de una isla de calor urbana: un espacio que durante muchos meses sufre las temperaturas extremas, consecuencia de la disposición de su emplazamiento y de su configuración material. Esta es la razón por la que un grupo de artistas ha desarrollado, de la mano de un equipo de técnicos y expertos en distintas disciplinas, diferentes procesos de creación para imaginar un Jardín Cyborg en el antiguo matadero de Madrid, convertido ahora en un centro de creación contemporánea y espacio cultural promovido por el Área de Gobierno de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid.

Jardín Cyborg 3

Geólogos, botánicos, ingenieros, sociólogos, antropólogos, diseñadores y un largo etcétera han unido sus conocimientos para plantar este Jardín Cyborg como el primer paso para reintroducir la naturaleza en las ciudades.

El proyecto tiene como objetivo desarrollar estrategias de adaptación al cambio climático que aumenten la resiliencia del espacio público y que hagan de Matadero Madrid un lugar más confortable. ¿Pero por qué un Jardín Cyborg? “Si lo piensas, todos los jardines están organizados a partir de diferentes tecnologías: una acequia, un riego, un proceso de poda, conllevan distintas formas de tecnología que ayudan a su mantenimiento y lo hacen viable”, aseguran sus creadores.

Jardín Cyborg 4

“La naturaleza y la tecnología se afectan mutuamente hasta tal punto que ya no es posible pensar una sin la otra. La tecnología jugará un papel crucial, tanto para el mantenimiento de las Soluciones Basadas en la Naturaleza (Nature Based Solutions) que se implementen en el espacio, como para conseguir disminuir la temperatura en los espacios abiertos”, concluyen los visionarios jardineros de este escenario único que suena a ciencia-ficción pero que, sin embargo, se fija y se planta sobre nuestra realidad más ordinaria y urgente.

Jardín Cyborg 5


Eco-visionarios

Una vez hayamos cruzado la vegetación tecnológica del Jardín Cyborg, alcanzaremos la exposición Eco-visionarios: un lugar donde seguir imaginando un futuro mejor para nuestro hogar y una reflexión sobre la salud del planeta que recurre al arte como mecanismo de lucha contra el cambio climático. Este plan de acción artístico está dividido en 4 fases/escenarios:

Eco-visionarios 1

Desastre

Siente la alarma pero no entres en pánico antes de tiempo. Aunque suene a final fatal, esta es nuestra primera parada: ese desastre en el que nos encontramos.

A finales de la década de los 60, el arquitecto americano R. Buckminster Fuller describió nuestro planeta como una nave espacial impulsada por el sol que requiere de un mantenimiento constante para evitar su potencial destrucción.

Eco-visionarios 2

Como presentía Fuller, los ecosistemas del planeta, desde el Ártico a las selvas del Amazonas, están experimentando en la actualidad una serie de transformaciones extremas.

Los proyectos que encontrarás en esta sección se centran en la interacción humana con la naturaleza, en sus diferentes escalas y aspectos para ofrecer una imagen de lo que está en juego.

Prise en Charge from HeHe on Vimeo.

Por ejemplo, en la serie Catastrophes Domestiques (Catástrofes domésticas, 2012), el dúo de artistas HeHe utiliza la imagen del humo como manifestación del consumo inconsciente, y dirige la atención hacia la energía que gastan los aparatos que utilizamos todos los días. Prise en Charge (Enchufe) es un enchufe que despide humo y devuelve así a los usuarios la contaminación que ellos mismos han generado al consumir energía.

¿Estamos a tiempo de arreglar este gran desastre mundial?

Extinción

¡Yo os maldigo a todos!, que diría un Charlton Heston desquiciado y derrotista en el mítico desenlace apocalíptico de El planeta de los simios.

Motivos no le faltaban… Y es que tanto en este clásico de la ciencia-ficción como en nuestra realidad, la actividad humana ha condenado a la propia raza: la tasa media de extinción ha aumentado de 100 a 10000 veces.

El calentamiento global previsto para las próximas décadas acelerará este proceso considerablemente. Es más, los biólogos ya están sugiriendo la posibilidad de una nueva “extinción masiva", la sexta desde la aparición de vida en la Tierra.

Las alteraciones climáticas ya están afectando al frágil equilibrio de los ecosistemas del planeta, y a las perspectivas de extinción se suman los imprevisibles retos a los que se enfrentan todas las especies, incluida una especie tan tecnológica como la nuestra.

¿Qué aspecto tendrán las nuevas especies? ¿Serían seres “vivos”? ¿Puede beneficiarse la sociedad de una sociedad industrializada? La artista Alexandra Daisy Ginsberg dibuja y genera imágenes de estas hipotéticas nuevas especies basándose en hongos, bacterias, invertebrados y mamíferos, a los que define “máquinas ecológicas”. Estas ocuparían el vacío dejado por las especias extinguidas o bien nos protegerían de otras amenazantes, así como de enfermedades y de los efectos contaminantes dañinos e invasores.

Eco-visionarios 3

La fase Extinción plantea una nueva imaginación de lo humano que nos permita concebir un mundo en el que reconectemos con nuestro entorno de una forma nueva, conscientes de que convivimos con otras especies. Como, por ejemplo, las medusas: que son mucho más viejas que nosotros y resisten con solvencia el cambio climático. De hecho, tienen recursos de sobra para acabar dominando este planeta que creemos que nos pertenece.

Eco-visionarios 4

Coexistencia

Como dice la famosa metáfora, el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un tornado al otro lado del mundo. ¿Por qué? Porque los sistemas ecológicos tienen una dimensión global.

Las piezas incluidas en esta sección de Eco-visionarios revelan que la ecología debe redefinirse como una red relacional de solidaridad entre los diferentes lugares y especies del planeta. Los proyectos de los artistas y los arquitectos contemporáneos que se muestran aquí representan una crítica de las nociones de propiedad, territorio y de vida estrictamente determinadas por la violencia de la exploración humana.

La coexistencia se basa en encuentros entre formas de vida humanas y no humanas para acabar abrazando espacios de cohabitación híbridos, fluidos.

Eco-visionarios 5

Anima, obra de 2009 de la artista Paula Gaetano Adi, traslada el problema de la empatía hacia los sujetos no humanos al contexto tecnológico del aprendizaje automatizado y la inteligencia artificial: un robot autónomo cuyo comportamiento corporal se basa en su interacción con los espectadores. Cuando un humano se acerca a Anima, el cuerpo del robot se hincha y empieza a respirar. El orificio que posee en un costado se dilata gradualmente, abriéndose y cerrándose al ritmo de su respiración.

Anima from pga on Vimeo.

La empatía que se desprende de este encuentro “interespecífico”, entre un ser humano y un agente no humano, es fruto de la comunicación no lingüística que establece la máquina. Un lenguaje opuesto a las modalidades científicas o funcionales de interacción en las que los humanos dictan a la máquina lo que tiene que hacer. Gaetano plantea las posibilidad de un futuro dominado por la tecnología en el que nuestro conocimiento de lo no humano se amplía para dar cabida a una extensa variedad de formas de vida.

“Las sociedades no tienen más remedio que pensar, no sólo estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático sino, también, modos de pensar nuestro hábitat; los modos de vida, las tradiciones, etc, que permitan desplegar formas de coexistencia entre humanos y no-humanos. Entre ellas, varios artistas manejan la idea de mutualismo, entendido como una estrategia de cohabitación que persigue el beneficio de las partes que comparten hábitat”, plantean y proponen desde Eco-visionarios.

Adaptación

Nuevas propuestas innovadoras para adaptarnos a una condición cambiante, desde las investigaciones sobre el control del clima y las formas orgánicas de producción de energía, a las ficciones especulativas que abordan la manera de reinventar nuestra biología y nuestras estructuras sociales. Adaptarse o...

Porque si hemos sido capaces de diseñar la próxima extinción masiva, ¿no podríamos diseñar la forma de evitarla?

Eco-visionarios 6

Biogas Power Plant (Central eléctrica biogás, 2017) podría ser uno de esos primeros pasos para empezar a corregir nuestros errores: un proyecto inacabado del estudio de investigación artística, arquitectura y construcción SKREI que estudia la creación de unidades domésticas de transformación de residuos capaces de dotar de autosuficiencia energética a los hogares. La máquina que han concebido produce energía gracias al agua y a los excrementos humanos, generando la cantidad de biogás suficiente para cubrir todas las necesidades de una casa.

Parece que aún tenemos la oportunidad de revertir el curso de las transformaciones ecológicas si a partir de ahora protegemos de la acción humana la biodiversidad que todavía existe. Están los que imaginan que sería posible volver a crear esa biodiversidad desde cero, gracias a avances tecnológicos como la geoingeniería, el reciclaje y nuevas formas de explotación de recursos como el agua o la energía.

“Cuando nos regimos por soluciones basadas exclusivamente en la tecnología perpetuamos una concepción de la humanidad definida por oposición a la naturaleza. Pero estamos empezando a recuperar la conciencia del grado de interdependencia que existe entre los humanos, los no humanos y el propio planeta en el que habitamos”, concluyen con optimismo desde Eco-visionarios.

VR para escapar y sobrevivir

Por el momento, la única vía de escape nos la ofrece la realidad virtual. ¿Qué es lo que nos vamos a encontrar al otro lado de las gafas de VR? Eco-visionarios plantea dos escenarios híbridos, dos alternativas virtuales.

Next nature habitat VR, 2017, de Koert van Mensvoort

“Invita a los visitantes a cuestionarse cuál es el medio en el que vivimos en nuestros días. Si el hábitat natural del oso polar es el Ártico y el del escorpión, el desierto, ¿qué sucede con los humanos? ¿Cuál es nuestro hábitat natural? ¿Cómo está evolucionando? ¿Qué significa vivir en la próxima naturaleza?”, nos avanzan los encargados de este set de realidad virtual.

Con el objetivo de acercarnos a comprender nuestro mundo y sus hábitats naturales, el científico, filósofo y artista neerlandés Koert van Mensvoort y el equipo Next Nature Network plantean una experiencia de inmersión virtual que nos permitirá viajar a través de los diferentes entornos en los que podríamos acabar viviendo algún día.

RV 1

Descubriremos cuatro situaciones hipotéticas, cuatro entornos futuros: el Jardín del Edén, el Sueño de la modernidad, la Tecno-favela y el Centro de vacaciones hipernatural, que representan distintas visiones alternativas de los mundos del mañana. ¿Cuál será nuestro hábitat en el futuro? ¿Será la tecnología nuestra próxima naturaleza?”.

Re-animated, 2018, de Jakob Kudsk Steensen

El pájaro oo de Kauai u ʻōʻōʻāʻā en hawaiano (Moho braccatus), una vez fue abundante en la isla de Kauai, Hawái. Así fue hasta que su población fue diezmada por una especie invasora.

En este set de realidad virtual, el danés Jakob Kudsk Steensen le devuelve la vida al último espécimen de los pájaros Kauai, desaparecido en 1987. En 2009, una grabación de su canto de apareamiento se subió a YouTube y recibió medio millón de visitas. El artista respondió a esta llamada concibiendo esta instalación, en la que un ave resucitada de escala monstruosa habita en la reconstrucción distorsionada de su hábitat original, la isla hawaiana de Kauai.

RV 2

Por otra parte, el jardinero digital Steensen ha colonizado la isla con una gran variedad de fauna y flora originaria de la zona: “Este paisaje virtual es un ecosistema exuberante y, a la vez, un laboratorio biotecnológico, un sueño y una pesadilla. La isla virtual se hace eco de los modelos de simulación por computadora que los científicos del clima usan con el objetivo de predecir escenarios de futuro ecológico para la vida en la Tierra y analizar las derivas posibles de un planeta en el que el hombre modifica a su gusto los ecosistemas”, nos informan desde la exposición.

Instituto Mutante de Narrativas Ambientales

Eco-visionarios es la actividad inaugural del Instituto Mutante de Narrativas Ambientales (IMNA), una nueva línea de trabajo de Matadero Madrid que impulsa proyectos que contribuyen a crear narrativas ambientales capaces de superar los discursos ecológicos tradicionales.

El IMNA defiende que los actuales retos planetarios son tanto retos culturales y políticos como científicos y tecnológicos, y, por tanto, requieren de saberes que desborden las disciplinas, basados en la inteligencia colectiva y en la innovación social, posibilitando así transformaciones estructurales radicales.

Sus principales líneas de actuación se presentan a través de una serie de actividades: desde un programa de radio, a performances, acciones de ciencia ciudadana o talleres de ficciones climáticas. Estas se organizan en torno a tres ejes: Resiliencia cooperativa, Naturaleza urbana y Entidades no humanas.

Eco-visionarios EXPO

Sin duda, unos especímenes con tanta imaginación como conciencia que te recibirán con los brazos abiertos en este cosmos tan especial. Tú también puedes formar parte de esta nueva y avanzada raza humana que continuará evolucionando hasta tratar como se merece a ese planeta que la cobija: Animamos a los lectores de Bloygo a que se apunten a alguna de las visitas guiadas que se están organizando para ver la exposición, durante los meses de la muestra. Allí descubrirán unos primeros proyectos para pensar un Jardín Cyborg, el Instituto Mutante de Narrativas Ambientales y la exposición Eco-visionarios”.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!