Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

BLOYGO > Entretenimiento

Conoce "El pupitre de al lado", el manga que causa sensación

5 min

Las historias minimalistas en el manga acumulan millones de adeptos en todo el mundo. El pupitre de al lado es una de esas aventuras sencillas, pero con mucha imaginación


El manga acumula legiones de seguidores en todo el mundo y no es casualidad. Es el resultado de universos muy bien construidos en los que es frecuente encontrar historias de amor, de fantasía, de personas aparentemente normales pero con poderes extraordinarios. Pero no siempre es así, en El pupitre de al lado destaca una historia sencilla, pero con imaginación, ¡sin despegarnos del pupitre!

Una trama basada en pequeñas historias

Esta historia de humor creada por Takuma Morishige está pensada para adultos. Su objetivo es hacerte retroceder a tu época en el colegio. Una en la que, seamos sinceros, ¿a quién no le apetecía estar haciendo cualquier otra cosa que atender? Y, seamos sinceros otra vez: ¿A quién no le apetecería volver a esos años de vez en cuando?

El pupitre de al lado es una historia con un éxito cuanto menos curioso en su Japón natal y no deja de ser igual de sorprendente su rápida implantación en otras partes del mundo. La clave se compone de tres sencillas razones para triunfar: frescura, originalidad y sencillez, las herramientas que lo han convertido en todo un fenómeno que incluso trasciende la esfera de seguidores del manga y sirve como relato para involucrar a un público menos acostumbrado a este estilo narrativo tan icónico de la cultura japonesa.

La historia se basa en dos personajes, por un lado, está Yokoi una alegre y estudiosa joven que centra sus esfuerzos en prestar la atención necesaria para absorber nuevos conocimientos desde la última fila del aula. Toda su energía y predisposición se ve perturbada por su compañero de pupitre de al lado, Seki.

Este chico inquieto, holgazán y con pocas ganas de prestar atención se centra en realizar tareas alternativas durante las clases. Ajedrez, gatos, dominó, ganchillo o bricolaje son algunas de las aficiones que desesperan con creces a su compañera y enganchan su curiosidad al mismo tiempo.

En las historias se impone un humor ágil, absurdo y blanco donde las travesuras de Seki repercuten en la buena de Yokoi, ya sea tratando de frenarlo o viéndose afectada por ellas. La sucesión de gags te transporta a otra época y te provocará una carcajada fácil gracias a los absurdos de las situaciones.

Pese a desarrollarse en un instituto no existe una trama continuada, son más bien una sucesión de historietas que tienen la capacidad de enganchar al espectador. Es algo tan sencillo como Yokoi tratando con las ideas locas de Seki. Pese a parecer repetitiva, cada historia cuenta con un desenlace diferente lo que le aporta una dosis de incertidumbre.

Cada lector puede apostar por el éxito o el fracaso de la broma, es decir, por uno de los personajes. Eso sí, unas veces vas a ganar y otras a perder. Esta es la magia que esconde El pupitre de al lado y que engancha a millones de lectores.

Los personajes de El pupitre de al lado

Las parejas que enamoran son parte de las buenas historias. En este caso estamos hablando de una pareja única que te provocará una sensación a partes iguales. Se trata del blanco y el negro en lo que a personalidad de un alumno se refiere pero que al mismo tiempo conectan entre ellos. Esto hace que Yokoi y Seki te hagan conectar y apasionarte con ellos.

Una chica alegre pero nerviosa que solamente busca aprender el máximo y ser una estudiante aplicada. Además, tiene una característica única que provoca que se vea envuelta en las absurdas ideas de Seki, su inocencia.

Justo al lado se siente un chico vago y reservado, las clases no van con él y su único objetivo es prestar la mínima atención posible. Su rebosante imaginación provoca el desarrollo de las historias que buscarán sorprenderte.

Pero juntos cuentan con una particularidad que los conecta y los convierte en el perro y el gato. Un cierto aire pícaro que les aporta un carisma diferente y provoca una relación única. Son una pareja que engancha por sí sola.

El resto de personajes que aparecen en la historia desarrollan su rol sin demasiada profundidad o importancia. Simplemente forman parte de la acción y se moldean o adaptan a la situación. El profesor y las amigas de Yokoi son los que tienen más visibilidad.

Acerca de El pupitre de al lado

Saliéndonos de la historia y centrándonos en su parte más técnica se puede decir que cuenta con un dibujo que prima los detalles y la expresividad. Al mismo tiempo lo mezcla con elementos planos que hacen resaltar todavía más esas expresiones.

Además, los diferentes objetos utilizados por sus protagonistas se identifican perfectamente gracias a un detalle y diseño que resultan muy atractivos para el lector. Juntando los dibujos a la variedad de las tramas permite que resulte atractivo y rápido de leer.

Su puesta en marcha

Hasta la fecha cuenta con 10 volúmenes recopilados de sus publicaciones en la revista Comic Flapper de Media Factory desde el año 2010. Cuenta con más de tres millones de ejemplares vendidos y fue nominado a los Manga Taishoen en el año 2012.

Además, cuenta también con un anime creado por Shin-Ei Animation de 21 episodios. Esto le aportó todavía más popularidad. El interés generado le ha permitido seguir creciendo y atraer a más público de diferentes edades.

La editorial Tomodomo es la encargada de traer este manga en español. En el año 2014 anuncio su adquisición y en el Salón del Manga de Barcelona presentó el título y anunció la salida del primer tomo para mayo de 2015.

El autor y sus influencias

Takuma Morishige cuenta con éxito gracias a su humor costumbrista y surrealista. Cuenta con una obra previa basada en un instituto, Aihosi Modoki, que lanzó en 2006 compuesta por cuatro volúmenes. Además, tiene otras obras como Inari Gohan o Zombie Mate.

Una de sus grandes influencias ha sido su hermana Akiko Higashimura autora de obras como Kisekae Yuka-chan o Himawari: La leyenda de Kenichi. Al mismo tiempo su participación en el manga colectivo Mangaka-san Irasshai! R’s Bar – Mangaka no Atsumaru Mise le permitió conocer a otros autores de su generación.

Una nueva historia para divertirnos

Sin ninguna duda El pupitre de al lado se convierte en un manga único que busca divertir alejándonos de las aventuras y las historias tanto sobrenaturales como amorosas. La falta de trama es uno de los elementos diferenciadores que permite compartir cada uno de los capítulos como algo único.

Gracias a su sencillez, elegancia y expresividad, pero sobre todo a su pareja de personajes se ha convertido en todo un fenómeno en su país de origen. Su éxito ha cruzado fronteras convirtiéndose en una referencia en otros países. ¡A qué esperas para disfrutar de unas travesuras junto a tus nuevos compañeros de pupitre!

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!